Politica - Patria Moreira

Año 7. 2019.  San Juan,  Argentina. Email: patriamoreira@gmail.com      www.facebook.com/carlosbecerraart
contador de visitas gratis para blog
Nuestras Visitas
Defendé tu derecho a estar informado
Vaya al Contenido

Menu Principal:

12 de diciembre de 2019
Cristina Kirchner habló en la asunción de Mayra Mendoza en Quilmes

“La sociedad tuvo más convicciones que muchos dirigentes”

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner habló esta tarde en Quilmes, adonde concurrió para la jura como intendenta de Mayra Mendoza. Reivindicó el trabajo territorial, fustigó a políticos y medios por las causas en su contra y expresó que “la sociedad tuvo más convicciones que muchos dirigentes".
La ex mandataria comenzó diciendo que tiene “mucha esperanza” en Mendoza y recordó un acto de la campaña de 2017, cuando visitó un comedor en Quilmes mientras soñaban que la dirigente de La Cámpora pudiera ser intendenta. Participaron del encuentro, entre otros, Máximo Kirchner, titular del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos, y el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi.
Cristina recordó que “desde el 9 de diciembre de 2015 fueron años difíciles" y que “ayer se vio cuánto han mentido dirigentes y medios" que monocordemente criticaron el frustrado traspaso del mando hace cuatro años. “Decían que yo no había querido entregar la banda y el bastón y nunca inventamos nada”. Denunció, además, que hubo "una persecución cruel contra mí y mi familia”. Más adelante se refirió a una de las causas que impulsó “una diputada, una denunciadora serial”, en alusión a Elisa Carrió. “Dijo que mi madre tuvo una causa por estafa, mi madre, que estuvo 30 años de dirigente sindical sin tomarse licencia gremial y vivió toda la vida en la misma casa, que sólo cobraba su jubilación y la pensión de mi padre”. Recordó que la denuncia se archivó hace pocas horas “por inexistencia de delito”. Aquella causa había generado una carta de CFK en sus redes en 2016. “Mi madre se murió sin saber todo esto, acusada de un delito que no había cometido”.
Para la flamante vicepresidenta, “hoy es un día de alegría” y agradeció a quienes “siempre creyeron”. Volvió a referirse a la plaza del 9 de diciembre de 2015, de donde surgió el canto “Vamos a volver”, que se convertiría, dijo, en “un código de identificación”, dado que “no era que volviera un partido o una facción, sino un país con derechos, donde comer no fuera un privilegio”.
En otro tramo de su intervención afirmó que había dirigentes que no estaban muy convencidos acerca de los alcances de la consigna pero que “no había lugar" en el cual se cantara sin que "muchos se prendían”. Por eso subrayó que “la sociedad tuvo más convicciones que muchos dirigentes, y yo lo agradezco”.
La actual vicepresidenta, por último, recordó que el 27 de diciembre de 2017, tras la sanción del presupuesto, al que Unidad Ciudadana se opuso, y que "los cuatro grandes del buen humor”, Marcos Peña, Nicolás Dujovne, Federico Sturzenegger y Luis Caputo, modificaron 24 horas después, le dijo a Ferraresi que trabajaría para que el 10 de diciembre de 2019 "hubiera otro argentino o argentina en la Casa Rosada”.
Finalmente, agradeció “el amor" recibido, al que definió como “una coraza, mi escudo durante estos años tan duros”. "El amor nos va a ayudar”, concluyó.
12 de diciembre de 2019
Se completa el equipo de Daniel Arroyo

Gabinete de Fernández: Desarrollo Social suma a movimientos sociales

El dirigente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, es el nuevo secretario de Economía Social, mientras que Daniel Menéndez, de Barrios de Pie, ocupará la subsecretaría de Promoción de la Economía Social y el Desarrollo Local.

Los movimientos sociales ya tienen lugar en el Ministerio de Desarrollo Social, que conduce Daniel Arroyo. El dirigente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, es el nuevo secretario de Economía Social, mientras que Daniel Menéndez, de Barrios de Pie, ocupará la subsecretaría de Promoción de la Economía Social y el Desarrollo Local. Con la llegada de estos dos dirigentes, el Gobierno marca su intención de sumarlos de lleno a la toma de decisiones y al trabajo para revertir las consecuencias económicas del ajuste.
Pérsico ya había tenido experiencia como funcionario con Felipe Solá en la provincia de Buenos Aires, cuando fue vicejefe de Gabinete. Con Menéndez, son integrantes de "los Cayetanos", los tres movimientos sociales que tuvieron mayor presencia en los años de Macri. Ahora trabajarán desde el ministerio para buscar paliar las consecuencias del modelo que combatieron desde las calles.
En tanto, Laura Valeria Alonso (conocida en el kirchnerismo como "la Laura Alonso buena") será la secretaria de Inclusión Social. Diputada por Unidad Ciudadana, había sido parte del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, primero como coordinadora del Programa Nacional de Voluntariado Universitario hasta 2011 y luego como subsecretaria de Políticas Universitarias hasta 2015. Como subsecretaria de Integración Social estará Lorena Ferraro Medina, quien fue secretaria de Política Sanitaria y Desarrollo Humano en Tigre con Sergio Massa.
En tanto, el ex secretario de Niñez y ex titular del Sedronar Gabriel Lerner estará nuevamente a cargo de la secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia. En la secretaría de Articulación de Política Social, estará Gonzalo Calvo. En la secretaría de Abordaje Integral, la ex diputada tucumana del PJ Alicia Soraire.
11 de diciembre de 2019
Asistirá a la asunción de Kicillof y mantendrá reuniones diplomáticas

La agenda de Alberto Fernández en su primer día como presidente

En su primer día de gestión tras la asunción , el presidente Alberto Fernández recibirá a su par de Cuba, Miguel Díaz Canel, y almorzará con uno de los enviados por el estadounidense Donald Trump. También tiene previsto asistir a las juras de Axel Kicillof y Omar Perotti como gobernadores de Buenos Aires y Santa Fe, respectivamente.
El flamante jefe de Estado, que llegó temprano a la Casa de Gobierno, mantiene un encuentro con el mandatario de la isla caribeña desde las 9 en el Despacho Presidencial de Balcarce 50.
Tras esa reunión, el líder del Frente de Todos se trasladará hasta la ciudad de La Plata junto a la vicepresidenta Cristina Kirchner para asistir a la jura del exministro de Economía al frente de la Gobernación bonaerense. El acto se llevará a cabo a las 10:15 en la Cámara de Diputados provincial, ubicada en la ciudad de las diagonales.
Al mediodía Fernández regresará a la Casa Rosada para almorzar con el secretario adjunto del Departamento de Estado para asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Michael Kozak.
El encuentro con el norteamericano se da luego del cortocircuito en la asunción, cuando el asesor especial del presidente Donald Trump para asuntos del Hemisferio Occidental, Mauricio Claver-Carone, decidió irse de la Casa Rosada antes de saludar a Alberto Fernández al ver que estaba en el Salón Blanco el vicepresidente sectorial de Comunicación, Turismo y Cultura de Venezuela, Jorge Rodríguez.
Finalmente, a las 18:15, Fernández estará presente en la Legislatura de Santa Fe para respaldar a Perotti, quien asumirá al frente de la Gobernación local y así marcará el regreso del PJ a ese distrito.
11 de diciembre de 2019
“El salario debe iniciar un proceso de recuperación”

Nicolás Trotta confirmó que vuelve la paritaria nacional docente

El nuevo ministro de Educación dijo que quiere iniciar “en el corto plazo” un diálogo con las organizaciones sindicales y con cada gobierno provincial. Aseguró que la discusión "no solo es salarial sino también de los aspectos pedagógicos en todo el país, como la formación docente”.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, anunció el retorno de la paritaria nacional docente, una instancia de negociación con fuerza de ley que fue clausurada por decreto durante la administración de Mauricio Macri. Para el flamante funcionario, el salario promedio de un docente “es un sueldo que ha perdido” valor producto de la inflación de los últimos años y, por ello, debe “iniciar un proceso de recuperación”.
“Vuelve la discusión paritaria que no solo es salarial sino también de los aspectos pedagógicos en todo el país, como la formación docente”, afirmó el ministro durante una entrevista por radio La Red, en la que remarcó su voluntad iniciar “en el corto plazo” un diálogo con las organizaciones sindicales y con cada gobierno provincial. Para darle el puntapié inicial a este tema, añadió, hay una reunión prevista para la semana próxima del Consejo Federal de Educación, que deberá “cumplir un rol muy activo” en ese sentido. “Nos parece fundamental establecer un buen diálogo, escuchar a todos los actores de la comunidad educativa, porque cualquier transformación ingresa al aula de la mano de los maestros y maestras”, remarcó.
Además, ratificó su compromiso de “hacer un mayor esfuerzo para que los maestros puedan tener un salario que fortalezca la carrera y el rol que tienen en la sociedad”. También reconoció que el salario docente "ha perdido” valor en los últimos años y afirmó que, por ello, debe “iniciar un proceso de recuperación”.

La Educación Sexual Integral
El anuncio del regreso de la discusión que establece un piso salarial en todo el país, y a partir del cual cada provincia puede negociar sobre la base de sus necesidades, no quedó restringido a los sueldos sino que también se refirió a otra cuestión clave: la implementación de la Educación Sexual Integral (ESI).
Afirmó que su cartera “está constituyendo una dirección nacional que va a asumir esa agenda” porque “tenemos que cumplir con la ley” que establece su puesta en marcha. “Hay que generar una educación sexual integral para nuestras escuelas” y “nosotros vamos a impulsar todas las políticas necesarias”.
“Es una herramienta vital y hay que dialogar con todas las provincias para que rápidamente se pueda trazar una agenda y objetivos para la implementación de la ESI”, remarcó.

El plan contra el hambre
Por otra parte, anticipó que en los próximos días se concretará la primera reunión de “la mesa de lucha contra el hambre” de la que participarán funcionarios y representantes de distintos sectores.
En este sentido sugirió que uno de los temas a conversar será la participación de las escuelas en actividades de verano “para acompañar la situación tan grave” que atraviesan los sectores más vulnerables.
10 de diciembre de 2019
Se terminan los cuatro años de macrismo

En vivo: la asunción de Alberto Fernández



El nuevo presidente y su vice, Cristina Kirchner, juran en el Congreso. Fernández dará luego su primer discurso en cadena nacional y luego irá a la Casa Rosada.
El cronograma de la asunción presidencial
- La Asamblea Legislativa se inicia a las 11.15, presidida por la vicepresidenta saliente Gabriela Michetti. Se realizará la designación de los legisladores que integrarán las comisiones de interior y exterior, respectivamente, que serán las encargadas de recibir en la explanada del Palacio sobre la avenida Entre Ríos al presidente electo.

- La ceremonia pasará luego a un cuarto intermedio para recibir a Alberto Fernández. De acuerdo a lo previsto, el primero en llegar al Congreso a las 11.30 será Macri, luego a las 11.40 hará lo propio Cristina Kirchner y a las 11.45 arribará el presidente electo.

- A su arribo, Fernández procederá a la firma de los Libros de Honor del Honorable Senado de la Nación y de la Cámara de Diputados de la Nación, en el "Salón Azul".

- Posteriormente, Cristina Fernández y Alberto Fernández prestarán juramento ante la Asamblea Legislativa como presidente y vicepresidente hasta el 10 de diciembre del 2023. El nuevo jefe del Ejecutivo recibirá entonces el bastón y la banda presidencial.

- Tras formular su primer discurso como presidente ante la Asamblea Legislativa, Alberto Fernández se trasladará a la Casa Rosada para recibir a las delegaciones extranjeras, tras lo cual tomará juramento en horas por la tarde a los ministros de su gabinete nacional en el Salón Blanco.

- Desde las 14 habrá un festival en la Plaza de Mayo donde habrá varios shows musicales. Cerca de las 19 Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner hablarán ante la multitud que se espera en la plaza.
10 de diciembre de 2019
La intervención de la AFI, el plan contra el hambre, las propuestas macroeconómicas y todas las medidas anunciadas

Punto por punto, el discurso de Alberto Fernández como presidente

En sus primeras palabras en la Cámara de Diputados, el mandatario no dejó ningún tema sin tocar y marcó las pautas de su propuesta programática para los cuatro años de gobierno. Con la mira en "empezar por los últimos para después llegar a todos", especificó el rumbo que tomarán sus políticas más importantes.

Las primeras palabras de Alberto Fernández fueron un llamado al fin de la grieta y las divisiones ideológicas de la sociedad. “Vengo a convocar a la unidad de toda la Argentina”, puntualizó y dejó clara cuál será el eje de sus políticas en un marco de “emergencia social”: “Es tiempo comenzar por los últimos para después llegar a todos. Este es el espíritu del tiempo que inauguramos”.
En este sentido, convocó a crear “una Argentina unida a una nueva mirada de humanidad que reconstruya vínculos sociales” y se refirió la existencia de “grandes muros que tenemos que superar para poner al país de pie”.
Entre ellos se refirió al “muro del rencor y del odio” y al “del hambre que deja a millones de argentinos afuera a del mesa”. También llamó a superar “el muro del despilfarro de nuestras energías productivas” y llamó a superar “los muros emocionales significa que todos seamos capaces de convivir en convivencia y comprender que nadie sobra”.
“Apostar a la fractura y a la grieta supondría que esas heridas sigan sangrando”, por eso “no cuenten conmigo para seguir transitando el camino de desencuentro”. “Quiero ser capaz de corregir errores” para hacer realidad “el sueño de una Argentina unida”

“Una macroeconomía no aislada de un proyecto nacional"
En materia económica y tal como lo hizo a lo largo de su campaña, volvió a condenar “la aventura de la fuga de capitales que destruyó” la industria y la producción nacional. “Pasamos del estancamiento a caída libre”, dijo y anunció que el Presupuesto que el macrismo envió en septiembre pasado “no tendrá tratamiento parlamentario. “Sus números no reflejan ni la realidad macroeconómica, ni las realidades sociales, ni los compromisos de deuda que realmente han sido asumidos”, resaltó.
Dijo que, por el contrario, enviará al Congreso su propio proyecto aunque no precisó la fecha. “Un presupuesto adecuado solo puede ser proyectado una vez que la instancia de negociación de nuestras deudas haya sido completada” y que “hayamos puesto en práctica un conjunto de medidas económicas, productivas y sociales para compensar el efecto de la crisis en la economía real”.
“Para poner a Argentina de pie el proyecto debe ser propio e implementado por nosotros, no dictado por nadie de afuera con remanidas recetas que siempre han fracasado”, definió. Y sentenció que hay que “salir de la lógica de más ajuste, más recesión y más deuda que se ha impuesto en los últimos cuatro años”. Y cuestionó: “El gobierno que acaba de terminar su mandato, ha dejado al país en una situación de virtual default”.
En el programa económico del nuevo gobierno, “los únicos privilegiados serán quienes han quedado atrapados en el pozo de la pobreza y la marginación”. A ellos, prosiguió, “necesitamos aliviarle la carga”. Además, apeló “al patriotismo” de todos los sectores de la producción y afirmó que “el plan macroeconómico que perseguimos es una pieza central pero no aislada de un proyecto nacional de desarrollo”.

La relación con el FMI
“Buscaremos una relación constructiva y cooperativa con el FMI y los acreedores”, porque “resolver una negociación de deuda no es cuestión de ganarle una disputa a nadie”, afirmó.
Además, remarcó que “el país tiene la voluntad de pagar, pero carece de capacidad para hacerlo” y responsabilizó de ello al gobierno saliente y a los acreedores que “invirtieron en un modelo que ha fracasado en todo el mundo una y otra vez”. “No vamos a repetir la triste historia de las misiones de técnicos imprudentes que prometen planes que no pueden cumplir”.

Su plan contra el hambre
El presidente ratificó, como había adelantado previamente, que el combate al hambre será el primer problema en en su lista de “ética de las prioridades y las emergencias". “Más de 15 millones de personas están sufriendo de inseguridad alimentaria en uno de los países productores del mundo”, subrayó el mandatario, al resaltar que “toda al argentina unida le tiene que poner un freno a esta catástrofe social”.
Para eso, anunció el primer encuentro de trabajo en el marco del Plan Integral contra el Hambre. “Junto a todo el gabinete y personalidades de la sociedad civil, comenzaremos la acción que ponga fin a este presente penoso”, aseguró, al insistir en que “sin pan no hay presente ni futuro, la vida sólo se padece, no hay democracia ni libertad”.
Sin embargo, aclaró que no se soluciona solamente con poner a todos los argentinos un plato de comida en la mesa porque los más excluidos “necesitan también ser parte y comensales de la misma mesa grande de una nación que tiene que ser nuestra casa común”, lo que requerirá “reorientar prioridades en la economía”.

La política de Derechos Humanos y Justicia
Alberto Fernández dijo tener la “obligación de asumir imperativos irrevocables” en la defensa del Estado de Derecho pero también para luchar por la Memoria, Verdad y Justicia. “Hoy otra vez la Argentina vuelve a comprometerse con los derechos del hombre y a levantar esa bandera inclaudicable en cualquier lugar del mundo”, aseguró.
El desafío que propuso el presidente tiene que ver con “ciudadanizar la democracia”, porque resaltó que en su opinión mejorar la calidad de los derechos humanos y cívicos implica “superar esta pobra calidad institucional en la que vivimos”. “Siento que expreso a una generación que llega en esta hora al poder para tomar la decisión de saldarlo”, destacó.
Puntualmente, cuestionó “el deterioro judicial de los últimos años”, sobre todo las “persecuciones indebidas, detenciones arbitrarias inducidas por los que gobiernan y silenciadas por cierta comparecencia mediática”. “Vengo a manifestar un contundente Nunca Más, nunca más a una Justicia contaminada por servicios de inteligencia, por operadores judiciales, por procedimientos oscuros y linchamientos mediáticos, nunca más a una Justicia que decide y persigue según los vientos políticos, que es utilizada para saldar discusiones políticas y una política que judicializa los disensos para eliminar al adversario de turno “, definió.

La nueva AFI
En ese marco, y para acabar con “la marcha ominosa” que provoca la falta de credibilidad en las instituciones anunció que decidió la intervención a la Agencia Federal de Inteligencia. Además, anunció que derogará el decreto 656 del 2016, que fue "una de las primeras y penosas medidas que la anterior administración promovió y que significó consagrar el secreto para el empleo de los fondos reservados por parte de los agentes de inteligencia del Estado". Esos fondos, aclaró serám reorientados en el plan contra el hambre.  

La política internacional, "por una América Latina unida"
En el plano internacional, recalcó que “la Argentina no debe aislarse” del mundo sino tener “una relación integral y plural” con “relaciones madura”. Puntualizó que el rol de la Cancilleríam a cargo de Felipe Solá “estará concentrada en conquistar nuevos mercados”.
En materia regional, afirmó que América latina “es nuestro lugar común” y sostuvo que con ese criterio “vamos a robustecer el Mercosur” que quedó marginado durante el gobierno de Mauricio Macri. “Seguimos apostando por una América Latina unida para insertarnos al mundo.”
También le dedicó un párrafo particular a Brasil, país con el que “tenemos una agenda ambiciosa” que durante su gobierno “será honrada”. Y sin mencionarlo a Jair Bolsonaro, recalcó que esa relación debe ser respetada “más allá de las diferencias de quienes gobiernan en la coyuntura”.
Tampoco hizo referencia a la situación que atraviesan Bolivia, Ecuador, Colombia y Chile. Pero en clara alusión a ellos se refirió a los países donde hay “movimientos autoritarios”, “golpes de Estado” y manifestaciones masivas “contra el neoliberalismo y la inequidad social”. Frente a este contexto, la Argentina “defenderá la autonomía de los pueblos” y “levantará alto sus principios de paz, de defensa de la democracia, de plena vigencia de los derechos humanos”.

El reclamo por Malvinas
Alberto Fernández ratificó “el imprescriptible reclamo por la soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares”. Dijo que se honrará “la memoria de quienes cayeron” la guerra de 1982 y remarcó que se buscará “la resolución pacífica del diferendo” sobra la base de las declaraciones de Naciones Unidas al respecto. “No hay más lugar para colonialismos en el Siglo XXI.”
Al respecto, anunció que convocará a la creación de un Consejo con participación todas las fuerzas políticas, Tierra del Fuego, representantes del mundo académico y de los excombatientes, que tendrá como objetivo “diseñar las estrategias que permitan conducir con éxito el reclamo, más allá de los calendarios electorales”.

Los derechos para las mujeres
El presidente afirmó que el contexto actual reclama “enfáticamente” esfuerzos para poner “en un primer plano los derechos de las mujeres”. “Quiero ponerme al frente de sus demandas”, definió. En ese sentido, también adelantó que a partir de distintos instrumentos intentará acabar con las desigualdades de género, políticas y culturales. “Pondremos el énfasis en todas las cuestiones vinculadas al cuidado ya que la mayor parte del trabajo doméstico recae en las mujeres”, prometió.
“Ni una menos debe ser una bandera de toda la sociedad y de todos los poderes de la república”, sintetizo. El presidente destacó que el estado tiene “el deber” de reducir drásticamente la violencia contra las mujeres hasta su total erradicación. También aclaró que “abrazará a quienes sean discriminados” y que cualquier tipo de discriminación “debe volverse imperdonable”.

“Equilibrio federal y territorial”
El presidente destacó que “no puede haber argentinos de primera y de segunda”, al ratificar su plan de federalizar el país porque “Argentina es una sola y mancomunadamente debe propender al desarrollo de todas y cada una de las regiones”.
“Vamos a poner en marcha estos acuerdos básicos de solidaridad en la emergencia contando con el apoyo de todos los gobernadores de la nación, con un criterio federal, innovador, en clave productiva y social más allá de lo meramente fiscal”, subrayó al destacar su propuesta de llevar “una parte sustancial de la actividad sustancial de la actividad política y administrativa del estado a las provincias”. Según explicó, su objetivo es alcanzar que “las realidades de esos lugares puedan hacerse carne en los decisores de la política, medios de comunicación y adquieran la visibilidad que no tuvieron durante décadas”

La política de seguridad
En materia de Seguridad, anticipó que enviará al Parlamento una propuesta de transformación de los criterios para el uso de la fuerza que tome distancia del “gatillo fácil” y de la “justificación de las muertes por la espalda”, fomentada por la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich a través de la denominada Doctrina Chocobar.

El medio ambiente y el papa
La mención a la política medioambiental fue para ratificar la adhesión de la Argentina al Acuerdo de París y la promoción del desarrollo sustentable. Reconoció que el país necesita promover “una transición hacia un modelo de desarrollo sostenible, de consumo responsable y de valoración de los bienes naturales”, y en ese sentido dijo que se basará en los lineamientos trazados por “nuestro querido papa Francisco” en su encíclica “Laudato Si”.

Medidas para las Pymes
Alberto Fernández aclaró que será indispensable “la solidaridad en la emergencia”, que tendrá muchas caras, teniendo en cuenta que hoy “nuestros compatriotas tomaron créditos para comprar alimentos o medicamentos o para pagar facturas”. El presidente prometió un “alivio fiscal” para las pequeñas empresas para dar fin a “la capacidad ociosa de las fábricas”, al que definió como “un despilfarro de economía productiva”.

La economía popular
El presidente destacó también que los miembros de la economía popular “serán actores centrales de estas políticas públicas”. “La cultura del trabajo se crea garantizando trabajado formales con todas las garantías”, subrayó al anunciar que su gobierno pondrá en marcha “acciones que faciliten que los titulares del salario social complementario puedan insertarse en el mundo salarial y cobrar por su trabajo”

Medidas contra el desempleo
Al cuestionar el país que dejó Macri, con un desempleo del 30 por ciento en los jóvenes y un millón que “no estudian ni trabajan”, adelantó que su propuesta será “garantizar el derecho al primer empleo a través de becas del Estado”.

Sobre el contrato social amplio
“La idea de un nuevo contrato de ciudadana social supone unir voluntades y articular al estado con las fuerzas políticas, los sectores productivos, loas confederaciones de trabajadores y los movimientos que incluyen al feminismo, a la juventud y al ambientalismo, sumando el entramado científico y académico”, sintetizó.
El presidente dijo que son esenciales “las medidas económicas y sociales que comiencen a revertir en rumbo estructural”. “Trabajadores, empresarios, representantes de campo para la puesta en marcha de acuerdos básicos de solidaridad en la emergencia para volver a encender los motores de nuestra economía”, subrayó.
En ese sentido, aclaró que lo primero deberá ser combatir los equilibrios macroeconómicos “para que la Argentina se encienda y pueda volver a caminar”. Sin embargo, aclaró el actual es “un sendero estrecho”, donde “no hay lugar para los dogmas mágicos ni pujas sectarias”.

Obra Pública y vivienda
Aseguró su total compromiso durante su gobierno de “garantizar la absoluta transparencia en la gestión de los recursos destinados a la obra pública”, al anunciar un sistema que transparentará todas las licitaciones públicas y permitirá a los ciudadanos “monitorear los avances y denunciar irregularidades”.
Al ponderar el nuevo Ministerio de Vivienda y Hábitat, destacó que “es inadmisible pensar que millones de argentinos no tengan un techo bajo el cual guarecerse”, por lo que creyó que era conveniente crear la nueva cartera “para dar solución a las carencias”.
10 de diciembre de 2019
Mauricio Macri se fue del Congreso sin saludar a Cristina Fernández de Kirchner

El expresidente de la Nación se marchó del recinto sin cruzar palabra con la vicepresidenta electa. Mirá el video.

El flamante expresidente de la Nación, Mauricio Macri, entregó sus atributos en el mediodía de este martes 10 de diciembre. Luego del acto protocolar, el ahora integrante de la oposición se marchó del recinto entre silbidos y abucheos por parte de los presentes. Sin embargo, hubo un detalle más: se fue sin saludar a la flamante vicepresidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner. Luego de darle la mano a Alberto Fernández y al presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa, Macri optó por dar la media vuelta y retirarse sin mediar palabra con quien fue su predecesora en el período 2007-2015. Así las cosas, el exmandatario dijo adiós con un 40% de pobreza y una falta de respeto hacia la vicepresidenta electa que se vio graficada en este hecho.
Más allá de todo, el Congreso se vistió de fiesta y alegría para lo que fue el emotivo regreso de peronismo al Poder Ejecutivo. Frente a la Casa Rosada se prepara una gran fiesta popular que comenzará a las 14 y terminará sobre la noche. Habrá artistas, bandas musicales y un cierre sorpresa.
El discurso de Alberto Fernández: la ética de las prioridades  

Alberto Fernández estructuró su discurso inaugural sobre la base cultural, filosófica, humanista que tiene en mente. Y tuvo hallazgos. Desplazó la palabra “grieta” para seguir hablando de “fracturas”. Y ya desde ahí posicionó su enunciación: no llega representando “a los del otro lado de la grieta” del oficialismo macrista. Se desmarcó. Estamos empezando otra cosa, una etapa en la que no se fomentarán los odios que tanto sirven para alimentar a las ultra derechas. En un tono no confrontativo pero perfectamente localizado en todos los avances de políticas que enunció, Alberto ya es un presidente con la marca de la etapa histórica que le toca. Evocando a Néstor Kirchner cuando propuso un contrato ciudadano social para encontrar grandes consensos en torno a las urgencias, y agregó que cada sector irá a discutir su “verdad relativa” en busca de alguna verdad superadora.
Otro hallazgo conceptual para describir qué camino conduce a ese nuevo contrato social, Alberto habló de “una ética de las prioridades”. Y siguió hablando del hambre. A quienes dijo que tiene en mente por la concepción que su gobierno tendrá de la justicia social, serán “los últimos”. Y es importante que ese concepto cale hondo, muy hondo, sobre todo si las cosas van bien. Porque en la experiencia del último gobierno de Cristina, amplios sectores que se habían beneficiado extensamente con las políticas inclusivas empezaron a querer “un cambio” antes de que un treinta por ciento de la población hubiera sacado la cabeza del barro.
Cada una de las cosas que de las que habló Alberto ayer están basadas en esta concepción de la “casa común”. Dijo muchos “nunca más”, y recibió aplausos fuertes. “Nunca más al secreto”, a los gastos reservados, al lawfare, a la política opaca que distribuye dádivas o amenazas, o al que compra la opinión de periodistas. También su visión geopolítica y su posición esbozada sobre cómo se llevará adelante la negociación por la deuda, confluyen en que los muertos no pagan, otro hito de Néstor. Pero esta vez, aplicada no sólo a los países, sino a la población argentina que no puede esperar más para recibir dedicación del Estado.
Alberto se convirtió ayer además en el primer presidente del mundo que, según dijo en uno de los tramos más aplaudidos, hará suya la consigna de NiUnaMenos. Su párrafo a favor de las mujeres y diversidad fue fascinante, por lo escaso de ese discurso en varones con poder.
Por su propuesta política y económica, por el contexto regional en el que llega, por la descomposición del modelo ortodoxo en todo el mundo, es posible que si Alberto cuenta con el apoyo activo del pueblo y de sectores comprometidos con este otro modelo, la Argentina pronto volverá a ser, como lo fue con los buitres en su momento, un caso testigo para el mundo, que hoy, en América, en Asia y en Europa, busca salir del laberinto neoliberal.
09 de diciembre de 2019
Definiciones del próximo jefe de gabinete a un día del cambio de gobierno

Santiago Cafiero: “Mañana cambia la visión del Estado”

El futuro jefe de Gabinete dijo que las medidas que pondrá en marcha Alberto Fernández no saldrán por decreto sino a partir de “la discusión plural y participativa del Parlamento”. Precisó que el primer paso será atender la emergencia alimentaria y adelantó reformas en materia impositiva, judicial y de inteligencia.

El futuro jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, anticipó que las reformas impositiva, judicial y del aparato de inteligencia que prevé el gobierno de Alberto Fernández no saldrán por decreto sino por “la discusión plural y participativa del Parlamento”. “A partir de mañana cambia la visión del Estado”, remarcó el futuro ministro coordinador y anticipó que uno de los primeros pasos de gestión será “poner en práctica de la Ley de Emergencia Alimentaria” que la administración de Mauricio Macri no aplicó.
La puesta en marcha de la emergencia será posible porque, al estar aprobada por el Congreso, ya se puede “hacer una rápida readecuación (de partidas presupuestarias) para el tema del hambre”, explicó. “Las reformas serán a través del Parlamento –recalcó durante una entrevista por Radio 10-. En su momento las iremos comunicando y las enviaremos a las Cámaras para que haya discusión plural y participativa.”
De la misma manera, adelantó que la reforma impositiva también anunciada por el próximo presidente “será parte de un paquete económico más integral que se va a anunciar más adelante, no mañana”. Y en este sentido dejó clara la lógica que tendrá esa herramienta de la economía: “Los equilibrios fiscales son necesarios, pero sin equilibrios sociales no sirven”.
Además, Cafiero puntualizó que desde el primer momento en que Alberto Fernández asuma en la primera magistratura, “todos los recursos se enfocarán hacia las prioridades” que él adelantó para su gobierno, y las enumeró: “La lucha contra el hambre, la pobreza, la reconstrucción del tejido pyme y los comercios, y la recuperación del salario, las jubilaciones y pensiones”.
En el mismo sentido se refirió al fomento de la producción y a la necesidad de que haya “una baja en las tasas de referencia” porque “si no va a ser imposible producir”. “Lo único que han hecho (las tasas altas) es que gane la especulación sobre el empleo y la producción” y “esto se va a revertir a partir de mañana”, sentenció.
“Esa es la manda que nos dio Alberto, que cada ministerio adecúe las políticas que ejecuta a partir de las prioridades que definió en la campaña”, puntualizó el dirigente peronista que a partir del 10 de diciembre será el coordinador de las carteras de la nueva coalición gobernante.
Asimismo, el dirigente procuró diferenciar la impronta de trabajo de los futuros ministros respecto del gabinete saliente. “No queremos ser el mejor equipo de los últimos 50 años, queremos ser un gabinete capaz” de “cambiarle todos los días la calidad de vida a los argentinos”.
Además, reconoció que el próximo gobierno concitó “muchas más expectativas que los votos que conseguimos” en los comicios de octubre y remarcó que, a pesar del diálogo con el gobierno saliente, “no perdemos de vista el diagnóstico” de lo que ocurrió en los últimos cuatro años. “Somos profundamente democráticos y sabemos que hay que tirar para adelante, pero no se nos escapa que hay 5 millones de pobres por este plan económico de este gobierno que no supo resolver ninguno de estos problemas”, indicó.
Un párrafo aparte le dedicó al triunfo de la oposición al macrismo en el club Boca Juniors. Según Cafiero, esa derrota no solo ocurrió por la baja cosecha en lo deportivo durante la gestión de Daniel Angelici, sino porque el modelo macrista “fue muy soberbio en todos los ámbitos: en la ciudad, en Boca y en Nación. Y la gente se cansa. El hincha de Boca se cansó de una gestión que no escucha a los socios. Es un modelo de gestión que está pagando” esa soberbia, concluyó.
09 de diciembre de 2019
Renunció Patricia Bullrich y todo el gabinete de Mauricio Macri

Las renuncias se harán efectivas desde mañana, cuando asuma el nuevo presidente de la Nación, Alberto Fernández.  

El gabinete completo de Mauricio Macri presentó su renuncia a sus cargos. En todos los casos, se harán efectivas el próximo 10 de diciembre, con la asunción del presidente electo Alberto Fernández, quien ya anunció los nombres de los ministros y ministras que lo acompañarán al inicio de su gestión.
Todas fueron publicadas en el Boletín Oficial. Allí figuran el fin de la gestión para los funcionarios de jefatura de Gabinete, el ministro de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, de Justicia, Germán Garavano, Defensa, Oscar Aguad, Educación, Alejandro Finocchiaro, Producción y Trabajo, Dante Sica, Cancillería, Joge Faurie, Transporte, Guillermo Dietrich, Interior, Rogelio Frigerio y Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley.
La renuncia masiva de funcionarios tiene un fin despejar el camino para la llegada de los nuevos ministros, que Alberto Fernández presentó en una conferencia de prensa el pasado viernes. Allí, anunció un gabinete de 21 ministros y ministras, que será comandado por el jefe de Gabinete Santiago Cafiero.
Entre los nombres más destacados están el de Economía, Martín Guzmán, Salud, Ginés González García, Seguridad, Sabina Fréderic, Interior, Wado De Pedro, Ciencia, Roberto Salvarezza y Claudio Moroni en Trabajo.
Para su asunción, Alberto Fernández se reunió con Horacio Rodríguez Larreta y acordó el retiro de las rejas que dividían la Plaza de Mayo. El peronismo prepara una masiva movilización popular al centro porteño para recibir al flamante gobierno.

Misa junto a Macri
Además, el presidente electo estuvo en una misa en Luján junto al mandatario saliente. Allí, afirmó que "el secreto es respetarnos, no pensar igual", al finalizar la misa por la "paz y la unidad" en la Basílica de Luján.
"Fue una misa muy emotiva y muy linda. Es una aprendizaje para todos los argentinos, llegó la hora de estar juntos para siempre. Debemos respetarnos, el secreto es respetarnos, no pensar igual", enfatizó Fernández al retirarse de la celebración religiosa junto a su pareja, Fabiola Yañez.
06 de diciembre de 2019
El presidente electo lo presentará en unas horas

El gabinete de Fernández: veinte ministros para una tarea complicada

Hará el anuncio en sus oficinas, con una explicación del porqué de cada designación y detallará cuáles son las secretarías que serán rejerarquizadas. La mayoría de los nombres ya fueron confirmados, pero el gran misterio sigue estando en Economía. A las 18 horas se conocerá la lista definitiva.  

En lo que podría considerarse el primero de los actos de la transición de gobierno que asumirá el martes, Alberto Fernández anunciará este viernes su gabinete, que será bastante más numeroso que el actual: habrá un jefe de Gabinete y 20 ministros entre las áreas que el macrismo redujo a secretarías y ahora serán rejerarquizadas y los ministerios nuevos. La expectativa está puesta en quiénes serán los encargados de manejar las carteras de Economía y de Producción -se llamaría Desarrollo Produtivo-, sobre las que hay algunas especulaciones, pero pocas certezas. La presentación se hará en las oficinas de Puerto Madero y el futuro presidente irá revelando de a uno los ministros y explicará los motivos de su elección.
En los últimos días, Fernández adelantó algunos de los nombres. El primero fue el de quien será el ministro de Salud, Ginés González García, quien ya ocupó ese cargo entre 2002 y 2007. El presidente electo había asegurado que su intención era no repetir ministros de anteriores gestiones, pero contó que en el caso de Salud no veía ningún reemplazo que le pudiera asegurar la misma capacidad de Ginés, dada la gravedad que adquirió la situación sanitaria, con la reaparición de enfermedades que se creían superadas.
Algo similar le ocurrió con Agustín Rossi en el ministerio de Defensa, a quien también confirmó durante su encuentro con los diputados del bloque del Frente de Todos. "Les tengo que robar al jefe de bloque", avisó. La conducción política para las fuerzas armadas adquirió nueva relevancia a partir de los hechos que vienen ocurriendo en la región. La tercera confirmación sucedió ayer cuando Felipe Solá fue presentado como futuro canciller en el encuentro que Alberto Fernández mantuvo con una delegación de diputados brasileños encabezada por el presidente de la Cámara, Rodrigo Maia. También fue ratificado Daniel Scioli como el próximo embajador en Brasil.
Casi todo el resto se daba como un hecho. Santiago Cafiero ocuparía la jefatura de Gabinete y como su vice iría la economista Cecilia Todesca, según lo que circuló ayer. Eduardo "Wado" de Pedro será el ministro "político" a cargo del ministerio del Interior. Daniel Arroyo encabezará el ministro de Desarrollo Social y Victoria Tolosa Paz cumplirá un rol destacado en la aplicación del Plan contra el Hambre. Claudio Moroni será el ministro de Trabajo y Marcela Losardo la de Justicia, ambos de estrecha confianza con Fernández con quien incluso compartieron la función pública en algún momento. El intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, se encargará de la cartera de Obra Pública en tanto que el ex intendente de Junín, Mario Meoni, representante del massismo, ocupará Transporte, que se mantendrá como ministerio.
También seguirá como ministerio Agricultura, a cargo del diputado formoseño Luis Basterra, en tanto que Seguridad lo ocupará la antropóloga Sabina Frederic. En ambos casos se trató de designaciones conocidas recién en los últimos días. En cuanto al área educativa, el rector de la UMET, Nicolás Trotta, se hará cargo de Educación y tendrá como vice a Adriana Puiggrós. Cultura la manejará el cineasta Tristán Bauer y Ciencia y Teconología, el ex titular del Conicet Roberto Salvarezza. En Turismo y Deportes trabajará el ex candidato a jefe de gobierno Matías Lammens y Medio Ambiente -que también volverá a ser ministerio- estará encabezado por el diputado Juan Cabandié.
Los dos ministerios totalmente nuevos quedarán en manos de mujeres. En Equidad y Género estará la abogada Elizabeth Gómez Alcorta y en Vivienda y Hábitat la rosarina María Eugenia Bielsa.
Hasta allí, más allá de los imprevistos de último momento que siempre pueden ocurrir, está todo confirmado. Las únicas dudas persisten por el lado de la economía. Todo indica que Matías Kulfas se hará cargo de Desarrollo Productivo, un súper ministerio con varias secretarías de peso como Minería, Energía, Comercio, Pymes e Industria. En tanto, Economía -que abarcaría las secretarías de Hacienda y de Finanzas- no tiene un dueño definido aunque las mayores posibilidades irían por el lado de Martín Guzmán, discípulo del Nobel Joseph Stiglitz, con varios papers académicos escritos sobre el tema de la deuda. Justamente, algunos le achacan su falta de experiencia en gestión como para asumir un ministerio tan caliente y por eso había quienes aún le ponían alguna ficha a que Roberto Lavagna tuviera algún lugar.
Por fortuna, luego de la larga espera de meses, con nombres supuestamente puestos que luego quedaron en el camino, sólo quedan unas horas para que Alberto Fernández difunda la lista definitiva. Y, a partir de ahí, lo más importante, conocer sus planes para sacar al país de la crítica situación en la que se encuentra.
05 de diciembre de 2019
Espía de la causa Nisman denuncia que Marcos Peña le dio un guión para encarcelar a Cristina Kirchner

Alan Bogado afirmó que sus abogados se reunieron en la Quinta de Olivos y le entregaron un guión para que declare ante Bonadio.

Alan Bogado, el espía denunciado por el fiscal Alberto Nisman por presuntamente encubrir el atentado a la AMIA, afirmó que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el secretario general de Presidencia, Fernando De Andreis, le entregaron en la Quinta de Olivos a sus abogados un guión con las declaraciones que tenía que dar ante el juez federal, Claudio Bonadio, por la causa del Memorándum con Irán. Bogado además afirmó que un alto dirigente de Cambiemos le dijo que el objetivo de reabrir la causa por la denuncia de Nisman eran encarcelar a Cristina Kirchner.
Bogado explicó que no fue detenido porque un dirigente de Cambiemos le facilitó la operación política: declarar en la causa del Memorándum para complicar a ex funcionarios del Kirchnerismo. "En su momento un alto dirigente de Cambiemos muy amigo mío me dice que se va a reabrir la causa y el objetivo era meter presa a Cristina Kirchner, Zannini, Parrilli, (el ex subdirector de Inteligencia, Martín) Mena. La primera etapa eran las detenciones de funcionarios de menor nivel como D´Elía, Esteche y Khalil. Me dice ´hay una forma, yo te puedo contactar con gente del Gobierno que te podrían facilitar tu situación judicial, dependiendo de las declaraciones que vayas a dar´", sostuvo.
El ex espía afirmó que sus abogados se reunieron con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el entonces secretario general de Presidencia, Fernando De Andreis. A los abogados del ex espía le dieron un guión que debería declarar ante el juez Claudio Bonadio. "Debíamos insertar el tema nuclear a nivel mundial", afirmó el espía quien contó que debió leer el guión ante Claudio Bonadio debido a que no sabía nada acerca de energía nuclear. "Me sorprendió que no dijeran nada de que leía. Bonadio estaba parado", recordó.
Quién es Allan Bogado, el espía que expuso a Marcos Peña
Bogado fue el único que no quedó preso con prisión preventiva de un grupo que fue acusado por Nisman de haber conspirado en contra de la Argentina y a favor de Irán. Los dirigentes Luis D´Elía y Fernando Esteche fueron detenidos al igual que el comerciante Yussuf Khalil. El ex espía sostuvo que no fue preso por haber cumplido con el guión que les dio Marcos Peña.


05 de diciembre de 2019
La estrategia para ocultar las maniobras con los "arrepentidos"

Mauricio Macri apura su Agencia de protección de testigos  

Luego de crear por DNU al organismo, el Gobierno armó una reunión del consejo consultivo que lo comandará. Lo hizo a pesar del rechazo de seis jueces de Casación, que giraron la polémica a la Corte Suprema. Cambiemos busca que los arrepentidos no queden bajo la órbita del nuevo gobierno porque podrían conocerse las maniobras en el armado de causas.

En un nuevo gesto de desesperación, el Gobierno armó una reunión del consejo consultivo que designó para comandar la Agencia de Protección de Testigos e Imputados , creada por DNU el viernes último para evitar que los arrepentidos que declararon contra funcionarios del kirchnerismo queden bajo control exclusivo de las autoridades que asumirán la semana próxima. Todo apunta a que el principal objetivo de este órgano es ocultar maniobras que se hicieron con “imputados colaboradores ” en el armado de causas. Lo llamativo del encuentro es que se hizo a pesar de la oposición a la creación de esta agencia que dejaron plasmada por escrito seis jueces de la Cámara de Casación Penal Federal (cuatro de ellos con advertencias expresas sobre su posible inconstitucionalidad), que a la vez giraron la polémica a la Corte Suprema. Tampoco había sido consultado el equipo de Alberto Fernández.
Según un acta a la que accedió Página/12, la reunión fue convocada por el ministro de Justicia, Germán Garavano, y asistieron los miembros del consejo consultivo que la Casa Rosada eligió. El DNU que creó la agencia decía que se “invita” a presidir el consejo al presidente de la Cámara de Casación. Luego definía que también lo integran el Procurador General, el Secretario de Seguridad y el funcionario que dirigía hasta ahora el programa de protección de testigos. El verbo “invitar” tiene una razón de ser en el decreto: preveía la posibilidad de que Carlos Mahiques –un juez afín al macrismo—tuviera que dejar la presidencia de Casación pero pudiera seguir en el consejo por delegación. En efecto, hace unas horas la nueva presidenta de la Cámara es Angela Ledesma. El acta del consejo consultivo dice que Mahiques en la reunión explicó que sus compañeros de tribunal le pidieron, precisamente, que propusiera la designación de un representante, que según quedó flotando sería él mismo. Sin embargo, esto fue desmentido ante este diario por otros/as jueces/as de Casación.
No se trata sólo de una disputa por figurar. El plan original del gobierno de Macri era crear la agencia para testigos protegidos pero que estuviera exclusivamente a cargo de la Cámara de Casación, o sea, totalmente fuera de la órbita del nuevo Poder Ejecutivo. El plan había sido conversado con Mahiques, ex ministro de Justicia de María Eugenia Vidal, que llegó el tribunal penal por un “traslado”, a dedo, sin concurso. Pero tanto Casación como la Corte Suprema anticiparon su oposición a este cambio. La salida que encontró Garavano fue una mixtura, donde –de todos modos-- el presidente de Casación tendría especial peso. Además, es clave, porque continuará cuando termine el gobierno. Igual que, al menos por un tiempo, el procurador interino Eduardo Casal, otro integrante del consejo que estuvo en la reunión. Los otros dos son el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, y el director del programa de protección de testigos, Francisco Lagos.
El acta dice que todos los presentes se llevaron documentación muy relevante con todas las acciones del programa de protección de testigos, resoluciones y convenios. En su origen, el sistema sólo era para dar cuidado a testigos, y pocos le daban relevancia; pero con la aprobación de la ley del arrepentido empezó a abarcar a los imputados que apelan a esa figura para conseguir ser excarcelados y aspirar a una pena baja. La realidad es que el gobierno de Macri tuvo un papel muy activo en la captación de arrepentidos y, en algunos casos, en su preparación con guiones de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), como fue denunciado –por ejemplo-- con respecto a Leonardo Fariña, para que apuntaran especialmente a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y determinaran que ex funcionarios fueran encarcelados. A cambio recibieron vivienda, dinero, servicios y todo lo necesario para vivir.
El temor oficial es que se conozcan detalles de cómo fueron construidas sus declaraciones, si hubo presiones, indicaciones, amenazas y cómo sucedieron. El programa de testigos protegidos tiene más de 200 personas a cargo, pero los que le importan al macrismo son un puñado: el chofer Oscar Centeno, el contador Víctor Manzanares, el ex secretario de Obras Públicas José López, Alejandro Vandenbroele en el caso Ciccone que llevó a prisión Amado Boudou. Fariña se anticipó y se salió de este sistema días atrás. Ahora se sumó a trabajar en el estudio que defiende a Manzanares.
El Gobierno apuró la puesta en funcionamiento de la nueva agencia autónoma sin importar que la Cámara de Casación advirtió que el DNU posiblemente sea inconstitucional. Por lo pronto, sostenía el tribunal, el Ejecutivo se arrogó facultades legislativas y para justificar la necesidad y urgencia invocó “circunstancias manifiestamente inexistentes”. Además, señalaba que un DNU no puede avanzar sobre materia penal.
Otra de las razones de la urgencia tiene que ver con las 50 designaciones que están previstas, que serían utilizadas por el Gobierno para ubicar gente propia para después del 10 de diciembre. Casación, por su parte, le giró el tema a la Corte Suprema, que no tiene previsto pronunciarse al respecto por ahora. Las futuras autoridades saben perfectamente bien que un decreto así se puede anular con otro nuevo, un factor que hace más insólito el apuro del oficialismo.
05 de diciembre de 2019
Macri de Fiesta mientras el país se hunde
<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/Cpv81ZL3ajw" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture" allowfullscreen></iframe>
05 de diciembre de 2019
Denuncian al pdte. argentino Mauricio Macri por préstamo del FMI


04 de diciembre de 2019
Rossi y Sergio Maldonado también cuestionaron el regalo de Gendarmería a Bullrich

Alberto Fernández: "Nadie quiere ser cómplice de un gendarme que actuó mal"

El presidente electo Alberto Fernández, Sergio Maldonado y el diputado Agustín Rossi, probable ministro de Defensa del próximo gobierno, destacaron el mensaje implícito de los gendarmes a la ministra saliente.  

Se va provocando, tal como llegó. La ministra de Seguridad Patricia Bullrich recibió ayer un reconocimiento explícito a su labor de parte de Gendarmería Nacional, fuerza a la que encubrió durante la investigación de la desaparición y posterior muerte de Santiago Maldonado.
El hermano del artesano y mochilero anarquista que había acudido a la comunidad de Cushamen a manifestar su solidaridad con el pueblo mapuche subrayó que, a través del mensaje "no voy a tirar un gendarme por la ventana", grabado en el sable que le entregó Gendarmería ayer a Bullrich, esa fuerza de seguridad le está enviando un mensaje cuasi mafioso a la funcionaria. "Gendarmería le recuerda que 'lo que dijiste seguí sosteniéndolo' (...) una cosa es que lo diga una ministra desquiciada como es Bullrich y otra cosa es que lo diga Gendarmería", afirmó
El 16 de agosto de 2017, dos semanas después de que Santiago Maldonado desapareciera, la ministra Bullrich, al responder en el Senado acerca de la actuación del comandante Fabián Méndez, jefe del Escuadrón 35 de El Bolsón, respondió "No voy a cometer la injusticia de tirar un gendarme por la ventana para sacarme responsabilidades, me la banco yo". Ayer, los verdeoliva le devolvieron la gentileza obsequiándole un sable con esas palabras grabadas, y la propia ministra difundió el video, con subtítulos incluidos.
"La Gendarmería oyó o le gustó lo que dijo Bullrich cuando les propuso mano dura o impunidad. Lo que no saben es que cuando tengan que pagar las consecuencias por la mano dura, Bullrich va a estar presidiendo el PRO, no va a hacerse cargo de esos hechos", enfatizó el presidente electo Alberto Fernández. El futuro mandatario cuestionó la inscripción del sable: "Nadie quiere tirar un gendarme por la ventana, ni nadie quiere ser cómplice de un gendarme que actuó mal", indicó. "Hubiera sido mejor que le regalen un sable, pero sin esa inscripción. Cuando le dicen ´dispará aunque estén de espaldas´, eso al oído del gendarme suena espléndido, pero después los que pagan no son los que dieron las órdenes", resaltó Fernández.
En esa misma línea se expresó el todavía diputado Agustín Rossi. "Vale la pena hacer una reflexión y quiero dirigirme a todos los miembros de las fuerzas de seguridad y a los familiares: Bullrich se lleva el sable, se va a presidir el PRO, pero las denuncias se las queda Gendarmería", sostuvo el dirigente peronista. Antes de ingresar al Congreso para la sesión de jura de los nuevos legisladores, el santafesino advirtió que "si mañana hay responsables, se comprueba que hay violaciones de los derechos humanos, actuaciones indebidas que incumplan las leyes y los reglamentos, los que van a pagar penalmente son los hombres y mujeres de la Gendarmería".
El mayor de los hermanos Maldonado confesó que le costó aceptar que el regalo fuera verdad. "No podía ser. La realidad supera a la ficción. En el momento me costó... el grado de impunidad y sarcasmo con que se manejan. Sobre todo desde un lugar institucional en que tienen que tener cierto cuidado. No pueden decir y hacer las cosas que hacen tan libremente", añadió. "Habrá que hacer un trabajo muy grande y de fondo para ver cómo se revierte", advirtió el hermano del joven artesano muerto, a la vez que le pidió al futuro mandatario Alberto Fernández que "los subordine (a los integrantes de las fuerzas de Seguridad) para que bajen un cambio".
El debut de la ministra Bullrich había sido en diciembre de 2015 cuando ordenó reprimir a los trabajadores despedidos de Cresta Roja que cortaban la Autopista Ricchieri. En aquella oportunidad justificó los balazos de goma contra los manifestantes con un comunicado oficial en el que expresó que buscaban frenar a "un infiltrado del PO que pretendía copar el Aeropuerto de Ezeiza". Todo un estilo.
Fernández, Rossi y Maldonado hicieron declaraciones a El Destape, Futuröck y C5N.
03 de diciembre de 2019
“Lo que vi ayer fue un acto de defensa maravilloso, impecable”

Alberto Fernández destacó el alegato de Cristina Kirchner   

El presidente electo se refirió a la declaración indagatoria que brindó su vice y aseguró: "Fue uno de los mejores alegatos defensistas que vi en mi vida, que dejó a los jueces mudos". Dijo que la causa Vialidad es "vergonzosa" y se basa en "no tener idea de cómo funciona el Estado".

El presidente electo Alberto Fernández opinó sobre la declaración que dio este lunes su vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner , en la causa por presuntas irregularidades en la obra pública destinada a la provincia de Santa Cruz cuando CFK era jefa de Estado.
"Lo que vi ayer fue un acto de defensa maravilloso, impecable. Uno de los mejores alegatos defensistas que vi en mi vida, que dejó a los jueces mudos. No era una mujer furibunda, era una mujer que se estaba defendiendo", sostuvo Fernández en diálogo con Radio Metro.
Sobre la causa Vialidad, consideró que involucrarla a Cristina Kirchner "es vergonzoso". "Es no tener idea de cómo funciona el Estado, es no tener idea de cómo se resuelven y ejecutan las obras públicas", planteó. "Técnicamente es un disparate todo lo que han hecho con Cristina", completó.
Fernández también se refirió al pasaje en el que CFK habló mencionó que los jueces tendrían que citarlo a él, que fue jefe de Gabinete entre 2003 y 2002. "Dijo una obviedad. El que administra el estado es el jefe de Gabinete", explicó el presidente electo y agregó: "Cristina demostró la incoherencia del tribunal, no me involucró a mí".
Ayer Fernández de Kirchner habló durante casi cuatro horas ante el Tribunal Oral Federal 2, que más temprano rechazó que su indagatoria fuera transmitida en vivo. La expresidenta aseguró: "Había que condenar a un gobierno, el de Néstor Kirchner. Por eso estoy sentada acá".
En su alegato, CFK acusó a un sector de la Justicia Federal de haber sido “el auxilio invaluable” del Gobierno de Mauricio Macri, para ejecutar el lawfare y la persecución política de dirigentes, ex funcionarios y empresarios.
03 de diciembre de 2019
La causa armada contra Cristina Kirchner, punto por punto

El expediente sobre las obras viales en Santa Cruz corrobora los argumentos de CFK, con acusaciones que llegan a lo insólito.

La lectura del expediente sobre las obras viales en Santa Cruz le da toda la razón a Cristina Fernández de Kirchner: una causa armada, un ejemplo de la lawfare, la utilización de la justicia contra los dirigentes populares.


1.- Mauricio Macri asumió el 10 de diciembre de 2015, pero no nombró director de Vialidad hasta el 15 de enero de 2016. El entonces ex candidato a intendente de General Sarmiento, Javier Iguacel, furioso anti-K, asumió ese día. El 16 de enero, o sea al día siguiente de asumir, ordenó una auditoría. ¿En los 24 distritos del país? No, en uno solo. Santa Cruz. El objetivo estaba claro: ir contra la ex presidenta.

2.- Una acusación inicial fue que a Santa Cruz se le adjudicaron 81 obras en rutas. Según los fiscales, demasiado, 14.000 millones de pesos, comparado con Córdoba que recibió obras viales por 10.000 millones. Pero eso fue votado en el Congreso Nacional, en la ley de presupuesto: fue una decisión política. Es que Santa Cruz tiene el 10 por ciento de la superficie argentina, con pocos habitantes y tenía un considerable atraso en rutas. Aún así, no recibió una parte desproporcionada: el 11 por ciento de la obra vial nacional.

3.- La Auditoría de Vialidad, realizada por el macrismo con dos ingenieros y un contador, designados los tres por el gobierno entrante, dejó algunas cosas clarísimas. Ni Lázaro Báez ni ningún empresario cobraron obras que no se hayan hecho; las obras estaban bien hechas, incluso mejor de lo que señalaba el pliego. La auditoría sostuvo que la diferencia entre lo pagado y lo hecho fue de 0,1 por ciento, lo habitual en todos los distritos. O sea, aquellas acusaciones que se difundieron por todos los medios de que se pagaron obras que no se hicieron o que hubo obras que no se terminaron, naufragaron en forma total y no son ni siquiera hoy materia de acusación.

4.- La auditoría estableció que las demoras registradas no se debieron a razones atribuibles a las constructoras sino que aparecían caños petroleros o de gas, o cables eléctricos o telefónicos que había que correr y eso llevaba un tiempo. O circunstancias climáticas que impidieron trabajar o terrenos que los municipios no habían expropiado. La auditoría también consignó que es lo que sucede en la mayoría de las obras del país.

5.- Otra imputación neurálgica fue que empresas en las que Lázaro Báez era accionista se adjudicaron 51 de las 81 obras. Esto es algo que se repite en numerosas provincias: empresas que tienen el personal (miles de trabajadores), la maquinaria adecuada y ganan la mayor parte de las licitaciones porque juegan de locales: no tienen que trasladar ni la gente ni las máquinas. Y menos todavía a 1.800 kilómetros, como sucede con Santa Cruz, con trabajos en condiciones climáticas muy difíciles.

6.- Las 51 obras fueron motivo de licitaciones en las que participaron otras empresas --algunas de las más grandes del país-- que no radicaron denuncias por irregularidades en esos concursos. No se puede argumentar cartelización porque, justamente, Lázaro Báez era un adversario de la Cámara de la Construcción. Además, el santacruceño casi no ganó ninguna licitación fuera de su provincia y, para colmo, perdió la licitación más importante de Santa Cruz: la de las dos represas Condor Cliff y Barrancosa (Cepernic y Kirchner), la obra más importante financiada por China fuera de China.

7.- A lo largo de tres años, los jueces y fiscales se negaron a hacer una peritaje para evaluar lo único que quedaba pendiente: la existencia o no de sobreprecios. Finalmente el tribunal ordenó un estudio, pero de sólo cinco obras, porque no había capacidad para analizar las 51 obras cuestionadas. Esto ya demuestra la desesperación por condenar, porque alguno de los imputados no tuvieron nada que ver con esas cinco obras y entonces van a resolver si son culpables o inocentes teniendo como parámetro obras en las que no participaron o que ni siquiera se construyeron cuando eran funcionarios.
Para redondear la jugada, los jueces nombraron como perito oficial al ingeniero Eloy Bona, quien registraba tweets groseros contra CFK. La defensa, a cargo de Alberto Beraldi, recusó al perito, pero el tribunal sostuvo que los tweets no eran suficientes para apartar al profesional.

8.- Aún así, una parte de la pericia se firmó de manera unánime: se dictaminó que no hubo sobreprecios en las redeterminaciones ni en los rediseños de las obras. Se habla de redeterminación cuando hay inflación y el valor de la obra debe actualizarse. Se realiza aplicando un decreto de la época de Eduardo Duhalde, o sea que se aplican índices que tienen que ver con los precios de la construcción.
Tampoco hubo sobreprecios cuando, por ejemplo, se encontró un obstáculo y hubo que rediseñar el trazado. Esta también era una gran bandera de los denunciadores que hablaban de que se pagaron valores siderales con los cambios. La realidad es que los rediseños y las redeterminaciones fueron mucho menores a las realizadas en las obras del macrismo en estos cuatro años.

9.- Lo que queda como disputa en el juicio es la existencia o no de sobreprecios iniciales de las obras. El argumento debería caerse en sí mismo porque hubo licitaciones y cada empresa podía ofertar. Sin embargo, cuando los tres peritos tenían un acuerdo para firmar de manera unánime, apareció Bona con su propio dictamen sosteniendo que hubo sobreprecios en los pliegos originales. El perito oficial puso sobre la mesa, de manera sorpresiva, la oferta que se hizo por tres tramos de la ruta 3, una vez que le quitaron la obra a las empresas de Lázaro Báez. Los tres tramos fueron adjudicados a CPC, la empresa de Cristóbal López y Fabián De Sousa, que ya hostigada por el nuevo gobierno, decidió hacer una oferta fuerte, por debajo del precio de la licitación, para quedarse con la obra.
Pero lo asombroso fue lo que ocurrió después: CPC tuvo la obra ocho meses y perdió 100 millones de pesos. La consecuencia fue que la abandonó, se la devolvió al Estado. Y está abandonada hasta ahora, deteriorándose. Pese a esos elementos, quieren tomar la oferta de CPC como parámetro. Es otro ingrediente del lawfare. Esta será la polémica central que aún queda.

10.- Desde el punto de vista estrictamente judicial, hay que tener en cuenta que las obras se votaron en el Congreso y luego se licitaron y adjudicaron en Santa Cruz. El control también fue provincial y los certificados de obra, con los cuales se fue cobrando, igualmente tenían firma de los funcionarios santacruceños. El Estado nacional financiaba, pero la ejecución era provincial. Había un control nacional, principalmente a raíz de denuncias o de controversias y en ocasiones por muestreo.
Todo esto demuestra que un presidente tiene una cantidad enorme de instancias y de firmas que se sitúan entre una obra y sus decisiones. Desde ya toda la estructura provincial, desde los inspectores, secretarios y ministros, hasta el gobernador. Y luego la estructura nacional, también de inspectores, secretarios, ministros y hasta el jefe de Gabinete que es quien ejecuta el presupuesto y redirecciona fondos cuando es necesario. O sea que ningún presidente está en contacto directo con una obra.
Lo que exhibe la lawfare en esta causa es que ningún gobernador de Santa Cruz ni ningún jefe de Gabinete fue imputado. El objetivo era la ex presidenta y adjudicarle a la mandataria ser la cabeza de una asociación ilícita. No pueden exhibir ni una firma ni una orden sobre las obras, porque nada de eso existe. Entonces emparentan la asociación ilícita con el gobierno, porque a falta de pruebas, lo único posible es condenar a la totalidad de un gobierno.
La ex presidenta declaró y acusó al que llamó "tribunal del lawfare"

Cristina Kirchner: "Preguntas van a tener que contestar ustedes"

En un alegato histórico, la vicepresidenta electa ejerció su defensa durante cuatro horas. "Había que condenar a un gobierno, el de Néstor Kirchner. Por eso estoy sentada acá", aseguró.

Cuando en los próximos años alguien recorra los tribunales de Comodoro Py, es probable que todavía escuche en los pasillos alguna conversación que rememore aquella vez en que Cristina Fernández de Kirchner declaró por primera vez como imputada en un juicio oral. Tal es el destino histórico del alegato de defensa de la vicepresidenta electa en el marco del juicio por presunto direccionamiento de la obra pública en la Provincia de Santa Cruz. Por su potencia política, argumental y de coyuntura -a sólo ocho días de asumir- las palabras de CFK atravesaron las paredes de la sala de audiencias, a pesar de la negativa para que sean transmitidas en vivo y en directo. En un tono vehemente, mirando a los ojos y por momentos señalando a jueces, fiscales y querellantes, la senadora acusó a un sector de la Justicia Federal de haber sido “el auxilio invaluable” del Gobierno de Mauricio Macri, para ejecutar el lawfare y la persecución política de dirigentes, ex funcionarios y empresarios.
“Había que condenar a un gobierno. El de Néstor Kirchner. Había que traer de vuelta al FMI. Y para eso había que convencer que el que nos desendeudó era un chorro. Por eso es que estoy sentada acá, disparó sobre el final . Durante su exposición, desarticuló y respondió los puntos principales de la acusación y denunció que nunca le permitieron presentar pruebas para rebatir “las mentiras” de lo que denunció como un “plan sistemático” en su contra. “Seguramente tienen la condena escrita. No me interesa. Yo he elegido la historia. A mí me va a absolver la historia”, les dijo a los jueces.
Llegó acompañada por dirigentes como Carlos Zannini, Oscar Parrilli, Jorge Taiana, Leopoldo Moreau y Mariano Recalde. Cuando subió al banquillo de los acusados, sacó una carpeta con numerosos papeles y expedientes. Apoyada por jurisprudencia, fallos anteriores y cifras exactas, ejerció su defensa por casi cuatro horas. Sin cuarto intermedio, ante la atención y mirada de una sala repleta y en absoluto silencio, la declaración fue oscilando entre dos andariveles centrales. Por un lado hizo un alegato netamente político, en el que argumentó por qué afirma que ella, sus hijos y el fallecido expresidente Néstor Kirchner fueron y son víctimas del lawfare. Por otra parte, recorrió los argumentos jurídicos con los que rebatió los puntos centrales de la acusación.

Lawfare puro
La ex presidenta recordó que fue por orden de un juez que su mandato tuvo que terminar un día antes de los establecido. “Me tuve que ir el 9 de diciembre a las 12 de la noche, como Cenicienta. Después la prensa decía, Cristina no quiso entregarle los atributos al nuevo Presidente”. Y elevando el tono de voz expresó: “¡No me dejaron! ¡Yo quería ir a la Asamblea Legislativa!”. Esa fue, denunció, la primera evidencia del inicio del lawfare.
Luego hizo referencia al accionar de los organismos que dependen del Poder Ejecutivo y son querellantes en las diferentes causas judiciales. Cuestionó a la Oficina Anticorrupción, en la cual se modificó una normativa para permitir que asumiera Laura Alonso como titular, y a la Unidad de Información Financiera, a cargo de Mariano Federici, “un ex funcionario del FMI” que además “viene del HSBC, una entidad financiera que ha sido investigada mundialmente por lavado de dinero", denunció. También mencionó a la AFI y al espionaje ilegal ventilado en el juzgado de Dolores, donde se demostró que Leonardo Fariña fue entrenado para que declarase en contra de ella y la involucrara en delitos de corrupción.
“Todo esto es una clase magistral del lawfare puro", sintentizó CFK. Al recordar el dictamen del relator para la independencia judicial de la ONU, Diego García Sayán, afirmó que se trató de “un plan sistemático” orquestado por “el actual Gobierno”, y enumeró lo que para ella constituyó parte de ese plan: sorteos dudosos de causas, – “debería jugar a la lotería. ¡Tengo una suerte cuando sortean jueces" Siempre me tocan Bonadío o Ercolini”, ironizó- designaciones a dedo –recordó sin nombrarlos a los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi-, maniobras en el Consejo de la Magistratura. “Asistimos en vivo y en directo de la demora de un miembro del Consejo de la Magistratura para destituir a un colega de ustedes”, les recordó a los miembros del tribunal. “Les faltó encerrarlo en el baño", disparó.
Mirando a los ojos a los jueces del TOF2, Cristina denunció que es víctima de “una feroz e inédita persecución”. Andrés Basso, Rodrigo Giménez Uriburu y Jorge Gorini fueron apuntados con el dedo de la ex Presidenta que -en tono muy elevado y ante una sala de audiencias perpleja- los responsabilizó de ser el brazo ejecutor de ese ensañamiento. “El gobierno que se va tenía una mesa judicial donde decidía quién iba preso, quién no iba preso y hasta qué empresario había que apretar para sacarle la empresa”, acusó. Luego recordó que por dos años ella no tuvo fueros por elección propia, “pero bastó que fuera electa senadora para que, tres días antes de asumir, me dictaran la prisión preventiva, que obviamente no podían ejecutar porque tenía fueros. ¿Qué decía entonces la construcción mediática? Cristina no va presa porque no tiene fueros", destacó.

Escuchas ilegales
En uno de los pasajes más vehementes, Cristina Kirchner recordó que las esuchas ilegales de las que fue víctima junto a su ex secretario Oscar Parrilli salieron de la Dajudeco, órgano creado durante el actual Gobierno para administrar las intervenciones telefónicas, bajo la responsabilidad de Martín Irurzun. "Irurzun te escucha e Irurzun te mete preso", sintetizó. Y señalando una vez más a los jueces, les dijo: “Y hay programas de televisión que anuncian, cual circo, la difusión de esas conversaciones, sin que a nadie de esta casa se le mueva un pelo, cuando son ustedes los responsables de las escuchas. "Si esto no es lawfare, ¿¡qué es?!", gritó.

Florencia y Máximo
La ex mandataria se quebró cuando recordó a su esposo y describió la situación de sus hijos. “Ni qué hablar de la persecución a mis hijos. Que cometieron un delito terrible. Ser los hijos de Néstor y Cristina kirchner. Mi hija, que le hicieron un fotomontaje con millones de dólares como si los hubiéramos robado. El dinero de la sucesión, de los plazos fijos, no estaba en ningún paraíso fiscal. Estaba en una cuenta de mi hija en el banco Galicia y pudo explicar que nunca se movió de ahí ese dinero”. Y con la voz quebrada, agregó: “mi hija tenía doce años cuando llegó a Olivos. Se fue de Olivos con 25 años, una hija –respiró profundo para poder seguir hablando- y un procesamiento como miembro de asociación ilícita”. Luego, reveló: “Siempre le digo a Florencia, tal vez para consolarla: imaginate lo que hubieran hecho con Perón y Evita si hubieran tenido hijos. Es el unico consuelo que puedo darle, después de todo lo que le han hecho”.

Derecho de defensa
La ex mandataria afirmó que fue violado el ejercicio de su defensa durante el proceso: “Nos encontramos con el rechazo de todos y cada uno de los recursos y planteos, tanto en la instrucción como en la oralidad”, dijo. Y denunció que ninguna de las medidas de prueba solicitadas por su abogado Carlos Beraldi para rebatir las acusaciones fueron aceptadas.

Imputada por "designar funcionarios"
“El hecho de que una persona tenga una empresa y sea amigo de otro, ¿es delito? ¿Cómo le llamarían, entonces, al empresario que se benefició con los tarifazos energéticos?”, preguntó. La vicepresidenta electa criticó que la imputación responda a "la designación de funcionarios" sobre lo que planteó que no es extraño que un presidente que antes fue gobernador traiga a funcionarios de su gestión anterior. Por ejemplo, el director de Vialidad Nacional. “¿Eso es un delito?”, preguntó irónica. “A los jueces y al fiscal les llama la atención que Nelson Periotti, extitular de Vialidad, haya sido designado en Nación. Pero a ningún juez se le ocurrió que fuera raro, por lo menos, que quien fue presidente de Shell pase a ser el nuevo titular de Energía, el que fija las tarifas de combustible”, comparó indignada. Elevando el tono de ironía, preguntó cuál habría sido su maniobra. “Confirmar a los funcionarios y no echarlos. Fallecido Néstor, 'la jefa' era yo”, dijo y reafirmó: “Para el fiscal la prueba de que yo continué la asociación ilícita es que mantuve a los funcionarios”.

Asociación Ilíctia
Con más ironía, Cristina se refirió en varias oportunidades a la acusación de ser “la jefa de la banda” y cuestionó la figura de asociación ilícita, que permite el dictado de la prisión preventiva: “cuando no se puede probar ninguno de los tipos penales de defraudación, incumplimientos, etc, te meten la asociación ilícita”. En este sentido, desarticuló uno de los principales absurdos de la investigación, que apunta a que la designación de partidas presupuestarias constituyó un delito cometido por “la banda”. En pleno momento de tensión en su declaración, dejó casi sin respirar al fiscal de juicio Diego Luciani, cuando lo miró y ren tono muy elevado le recordó la crisis institucional que provocó la resolución 125. “¿A donde estaban estos fiscales? ¿En un tupper? ¿En un frasco de mayonesa? ¿En dónde vivían?”, preguntó casi gritando. “Como si yo pudiera obligar a legisladores a votar tal o cual cosa”, agregó. Y señaló que con ese argumento, todos los diputados y senadores también deberían estar imputados.

Van a tener que llamar al Presidente
Al leer el inciso 8 del articulo 75 de la Constitución, recordó que las leyes de Presupuesto deben ser aprobadas por ambas Cámaras y que el máximo responsable de las partidas de dinero es el jefe de Gabinete. Y puso de manifiesto que ningún jefe de Gabinete de entonces fue llamado a declarar en la causa. “Van a tener un problema, porque si lo citan a quien fue el Jefe de Gabinete de 2003 a 2008, van a tener que citar al Presidente”, dijo, lo que generó un murmullo entre los presentes.

"El auxilio invaluable de Comodoro Py"
En el tramo más jurídico de su indagatoria, CFK recordó que “las obras no eran ejecutadas, ni licitadas a través de Vialidad Nacional. Eran con convenios con las administraciones provinciales y ejecutadas por los organismos provinciales de Vialidad”. Al dementir su amistad con Lázaro Báez, afirmó que la auditoría ordenada por el funcionario macrista Javier Iguacel determinó que no hubo sobreprecios en favor del empresario patagónico.
La futura vicepresidenta remarcó que cada vez que fue citada a declarar se presentó, incluso cuando fue citada para prestar ocho indagatorias en una misma mañana. Indignada, lo comparó con la postura tomada por el fiscal Carlos Stornelli que pasó nueve meses en rebeldía.“Hasta eso tuvimos que soportar. Utilizan la función como fiscales o jueces para cometer delitos”, afirmó. En este sentido CFK remarcó que Cambiemos llegó al gobierno “con el auxilio invaluable de Comodoro Py”.
Persecución contra los gobiernos populares
Hacia el final de su declaración, CFK se enfocó en el análisis político: “Esto pasa sólo con los gobierno peronistas”, evaluó. Visiblemente conmovida, agregó: “En el pasado, y en estos cuatro años”. En esta misma línea, planteó que a todo peronista con plata se lo considera corrupto. “Ahora, si no sos peronista pero sos multimillonario se te presume honesto”, cerró.
En el último tramo de su defensa, el clima intenso que dominó toda la delcaración llegó a su punto máximo: “La verdadera 'grieta' son “los intereses de millones de argentinos trabajadores, gente que duerme en la calle y las minorías que se empoderaron”, definió la ex presidenta. Y concluyó: “Había que condenar un Gobierno. El de Néstor Kirchner. Había que traer de vuelta al FMI. Y para eso había que convencer que el que les pagó, el que nos desendeudó, era un chorro. Por eso es que estoy sentada acá”.
Antes de finalizar, miró a los ojos a los jueces una vez más: “Este tribunal es el tribunal del lawfare y seguramente tiene la condena escrita. ¡No me interesa! Yo he elegido la Historia. A mí me absolvió la historia. Y a ustedes, seguramente los va a condenar la historia”. Una explosión inusual de apalusos rompió entonces el protocolo de la sala de audiencias. Cristina se levantó enérgica, juntó sus carpetas y caminó unos metros para irse. El presidente del Tribunal le dijo que tenía la opción de responder preguntas. Entonces, ella volvió sobre sus pasos y, sin sentarse nuevamente en el banquillo, tomó el micrófono y lanzó: “¿Preguntas? Preguntas van a tener que contestar ustedes”. Los aplausos volvieron y la acompañaron hasta salida.
02 de diciembre de 2019

La declaración de Cristina en Comodoro Py


02 de diciembre de 2019
Arrancó la audiencia y CFK empezó a declarar

La presentación de Cristina Kirchner en Comodoro Py, minuto a minuto

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner se presenta este lunes en los tribunales de Comodoro Py para prestar declaración indagatoria en la causa que investiga supuestas irregularidades en la obra pública en Santa Cruz.

10:25 -- Sobre el rol de Laura Alonso y “el plan del gobierno”
En otro tramo de su declaración, CFK denunció que la acusación de “asociación ilícita”, con la figura de la expresidenta como “jefa de una banda” responde a un “plan del actual Gobierno”. También dijo que Cambiemos modificó una ley para que un funcionario pudiera hacerse cargo de la oficina anticorrupción, en alusión al cargo que ocupa Laura Alonso.
“En este juicio se dijo que Néstor Kirchner trasladó toda su estructura delictiva a la Nación, porque trajo al presidente de Vialidad Provincial Nelson Periotti a cargo de Vialidad Nacional. Por eso dicen que se armó una estructura delictiva", comparó.

10:10 -- CFK volvió a denunciar lawfare
La expresidenta empezó su declaración insistiendo con que la denegatoria de la transmisión es "una clase práctica del lawfare en la argentina llevado a cabo por este tribunal". "Esta causa que se conoce mediáticamente con el nombre de la causa de la corrupción de la obra pública tuvo una difusión mediática en vivo y en directa inédita", agregó CFK.
"Tengo una suerte cuando sortean jueces... siempre me tocan Bonadío o Ercolini. La verdad es que deberíamos revisar un poquito cómo se desarrollan los sorteos en Comodoro Py", dijo después la vicepresidenta electa.

10:00 -- La audiencia no será televisada
El Tribunal rechazó el pedido presentado por la defensa de CFK. Los jueces Gorini y Basso reiteraron sus argumentos y rechazaron el nuevo pedido de transmisión. Por su parte, Giménez Uriburu, en minoría, insistió en que es de interés publico y debe ser transmitido.

9:50 -- Arrancó la audiencia con apoyo de los imputados al pedido de CFK
Uno de los abogados de Julio De Vido, Gabriel Palmeiro pidió la palabra al inicio de la audiencia. Planteó que la posición de la defensa "no es obstáculo alguno ni se vería vulnerado el principio de igualdad" si la declaración de CFK fuera transmitida.
Es porque el Tribunal argumentó que no se podía hacer diferencia con el resto de los imputados, cuyas indagatorias no fueron transmitidas. El abogado de Periotti, Federico Paruolo también manifestó esa postura, "entendiendo que no perjudica en nada" la publicidad del acto.

9:30 -- LLegada
Cristina Kirchner llegó pasadas las 9:30 a Comodoro Py, acompañada por sus abogados.

9:10 -- En camino
Cristina Fernández de Kirchner salió rumbo a los tribunales de Comodoro Py.

8:00 -- La defensa solicitó nuevamente la transmisión en vivo
El abogado Carlos Beraldi solicitó nuevamente que la audiencia sea transmitida en vivo. “Dadas las garantías constitucionales vulneradas y la gravedad institucional del caso, hago expresa reserva de acudir, de ser necesario, ante la Cámara Federal de Casación Penal y la Corte Suprema de Justicia de la Nación”, solicitó el abogado en un nuevo escrito.

7:30 -- La previa
En medio de un operativo especial de seguridad, por primera vez la vicepresidenta electa declara en el marco de un debate oral. De cara al Tribunal Oral Federal 2, CFK responde a las acusaciones y denuncia las “mentiras, difamaciones y descalificaciones” de las que fue víctima en el marco del proceso judicial que la tiene imputada por asociación ilícita. A pesar de la insistencia de su defensa, los jueces no autorizaron que la indagatoria sea transmitida por el Centro de Información Judicial.
02 de diciembre de 2019
Por las "garantías vulneradas" y la "gravedad institucional" del caso

Cristina Kirchner volvió a pedir que su declaracion sea televisada

La defensa de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner presentó este mismo lunes un nuevo escrito para que el Tribunal Oral Federal 2 permita televisar su declaración indagatoria. Es el segundo que pedido en este sentido del abogado Carlos Beraldi en la causa que investiga supuestas irregularidades en la concesión de obra pública en Santa Cruz.
“Dadas las garantías constitucionales vulneradas y la gravedad institucional del caso, hago expresa reserva de acudir, de ser necesario, ante la Cámara Federal de Casación Penal y la Corte Suprema de Justicia de la Nación”, pidió el abogado en esta nueva oportunidad.
Para la vicepresidenta electa, la causa que avanza en Comodoro Py es un caso "paradigmático de Lawfare en la Argentina". Antes de declarar, Fernández de Kirchner denunció que en la instrucción del proceso judicial se relataron todo tipo de "mentiras, difamaciones y descalificaciones" sobre su persona, que "fueron planificadamente publicadas y televisadas en vivo y en directo". El viernes pasado, los jueces Jorge Luciano Gorini y Andrés Fabián Basso rechazaron el pedido efectuado por la defensa para que se transmitiera en vivo la audiencia, aludiendo que ya había sido autorizada la transmisión de algunos actos, que no incluían la declaración de los imputados.
“La publicidad de determinadas etapas del debate no es equivalente a su transmisión en vivo”, remarcó el abogado en el nuevo pedido, presentado esta misma mañana. Para Beraldi, la transmisión en vivo de la audiencia es la única alternativa que garantiza que toda la comunidad “pueda conocer lo que va sucediendo en la audiencia de juicio, en forma directa y en tiempo real”.
El abogado recordó que la sala tiene capacidad limitada por lo que no hay lugar para que todos los medios interesados puedan hacer la cobertura. La defensa de CFK pidió que el tribunal haga lugar al recurso y, al mismo tiempo, que se revoque la resolución recurrida anteriormente.
02 de diciembre de 2019
Y se dicen republicanos…

Advertencia: esta nota no hablará de los seguros, probables u operados nombres del gabinete de Alberto Fernández.
Sí debe decirse que el lugar continuamente ocupado en los medios por las certezas o el humo, acerca de esos integrantes, no sólo responde a una expectativa lógica, ni a la buena información, ni a la necesidad de llenar espacio, ni a los intereses de quienes autopromueven sus candidatos o sus propios nombres (lo cual es asaz riesgoso por aquello de que el que suena, suena).
Hablar todos los días de lo mismo, casi con fruición, sirve a dos razones centrales que pueden ir en el siguiente orden o en el inverso.
A) Encontrarle el pelo al huevo para que cada figura circulante sea exprimida respecto de todas las contradicciones de su vida política y de todos los aspectos que reflejarían choques entre ambos Fernández.
B) Reemplazar con A) cualquier referencia principal al ominoso fin del gobierno de Macri, no ya por la crisis económica espantosa que deja en los flancos interno y externo sino, y sobre todo, en su reivindicación de haber protegido con decencia los valores republicanos.
Acerca de B), lo ocurrido la semana pasada cruzó límites de obscenidad pero sólo unos contados medios, entre los tradicionales con llegada nacional, dieron cuenta de este bochorno que debería avergonzar a -digámoslo así- algunas gentes de derechas susceptibles de mantener honestidad intelectual.
Los radicales orgánicos y quienes siguen reivindicándose como alfonsinistas sin que se les caiga la cara tras haber apoyado a pie juntillas este esperpento, ¿no tienen nada para decir sobre los enganchaditos de estos días?
Primero, Macri decretó un régimen especial para sus caciques de nivel secundario. Los cargos de director general pasan a ser estables por cinco años. Se dictamina que, si el Estado pretende removerlos, debe pagarles una indemnización equivalente a los sueldos que les restan para completar ese plazo.
Con la firma del Presidente, de Marcos Peña y de Dante Sica, el macrismo convoca a defender derechos de los trabajadores estatales al borde de partir.
Hasta el descolgado más patético advertiría que una medida de esa naturaleza tiene únicamente el sentido de agregarle conflicto al futuro gobierno, para custodiar a funcionarios con, en varios casos, serios problemas de reinserción en la actividad privada.
Pero esta barbaridad no era todo y sería probable que, hasta el martes de la semana próxima, haya otras que completen el súmmum de la impudicia institucional.
Apenas horas después de que Macri decretara esa conservación de jefaturas, también pretendió que se reuniera la comisión bicameral de comunicación para colocar arribistas de su confianza en los cuerpos estatales que regulan radio, televisión y espacio de licencias en la zona de telecomunicaciones.
La maniobra fue promovida por el senador santacruceño Eduardo Costa, de la UCR y presidente de la bicameral, quien pretendió avanzar además con la designación del Defensor del Público (cargo en el que, a contramano de la ley, permanece un okupa macrista, Emilio Alonso, de nulos antecedentes en el mundo de los medios e interventor de un organismo relevante para apuntalar el derecho de las audiencias. Ver nota de Washington Uranga , en este diario, el jueves pasado).
El macrismo estuvo a punto de lograr quórum para imponer esa asquerosidad tan republicana. Lo impidió, por un pelo, la respuesta denunciatoria y activa de los trabajadores de esos organismos públicos (Defensoría, Enacom, RTA). Más el aporte de referentes de la esfera comunicacional. Si no era por eso, hoy estaría asistiéndose a la colocación de alfiles de Macri en lugares considerables para librar la batalla cultural que se viene. O que debería venirse.
Y todavía falta, porque se lanzó un DNU a fin de que el nuevo gobierno no indague sobre los arrepentidos. A once días de expirar, el Presidente creó un ente autárquico para impedir que las próximas autoridades tengan datos, precisos, sobre cómo la Justicia macrista consiguió tanto remordimiento, que puso en la cárcel a decenas de funcionarios y empresarios del gobierno anterior. La jugada tuvo algo más de rebote mediático, no demasiado, porque generó reacción indignada hasta en Comodoro Py y en camaristas de Casación.
El paquete descripto podrá no portar interés masivo, es cierto. Convengamos que ni los vericuetos judiciales ni los chanchullos en órganos del Estado despiertan atracción popular. Pero, en lo argumentativo, sí tiene peso -grande- cuán republicanos son los macristas. Y sus correligionarios acompañantes.
Estaba claro que el gobierno saliente sólo puede refugiarse en inventar valores de probidad institucional, porque la economía no les deja otro sitio que huir despavorido. Sin embargo, nuevamente: ahí están quiénes son y cómo proceden los baluartes constitucionales, los cruzados de la libertad de expresión y los que se sienten amenazados porque retornan las hordas kirchneristas.
Qué derecha poco seria. En la estampida, no saben guardar ni el cinismo de los modos.
Se van con la pretensión de meter por la ventana tristes aspirantes a conservar cargos, en lo que era el mejor equipo de los últimos 50 años.
Se van renunciando, justamente, a toda formalidad de respeto a las instituciones. Decretan acomodados a punto de marcharse. Maquinan trucos parlamentarios para morder unas tortas de última.
Así es la política, dirán ante la evidencia. Correcto parcialmente. En todo caso, eso también es la política salvo que quiera atravesársela de manera testimonial.
La dificultad de los macristas, incuestionable, es haber asegurado lo impolutos que eran para cambiar la política. Toda, incluida la sección en que decían diferenciarse de los peronistas.
No. Dicho en forma chicanera, al solo efecto de que alguno de ellos se anime a refutarlo, son iguales al “populismo” que transan, trampea, opera, corrompe.
La diferencia es que con el peronismo, al menos, hay la expectativa de que caiga algo, poco o bastante, para los relegados de siempre. Con ellos no. Nunca.
No puede (no debiera haber) ilusión objetiva con los neoliberales. Y el fondo de la historia, en Argentina, sigue dando batalla.
Se verá cuánto de extensas son esas profundidades, que como ya se vio cuando ganó Macri, cuando volvió a ganar a los dos años de ejercer y cuando su buena elección el 27 de octubre, son un hueso durísimo de roer.
Por lo pronto, Alberto F., como lo designan los medios que se obsesionan con destruirlo desde antes de empezar, le avisó a Kristalina que la primera regla es dejar de pedir prestado; que a otro perro con el hueso del crédito que falta de lo acordado; que si hay que emitir se emite; que de hecho ya ocurrió en la crisis de comienzos de siglo; que le confía al pacto social para acomodar ciertos tantos de la inflación y que sin algo de plata en el bolsillo de la gente no hay salida de ningún tipo. Ni de consumo, ni de recaudación impositiva, ni de nada.
La receta puede merecer desconfianza de “los mercados”, pero es la única realmente existente como alternativa al desastre que, otra vez, deja la fórmula de quitar ingresos a quienes menos tienen para surtir al núcleo duro de los privilegiados.
La región podrá consolidarse hacia derecha electoral y/o efectiva, significa que esta nueva experiencia argentina de ánimo redistributivo está bastante huérfana de acompañamiento y la hegemonía mediática no dará descanso.
Precisamente por todo eso, nacería una gestión fuerte, estimulada por la adversidad, que no es en soledad la de “Alberto F”.
Por el principio de acción y reacción, debiera ser el gobierno de un conjunto intenso, muy intenso, capaz de afrontar también los desafíos de sectores de poder, como la banca y las grandes patronales agropecuarias, que más temprano que tarde gatillarán todo su arsenal.
Los gestos que se perciben, el papel de Cristina, la conformación de los equipos, las declaraciones en una misma dirección, la confianza en esa novedad histórica que representan Axel Kicillof y su gente al mando de La Provincia, son alentadores.
Alguien dirá que eso es más bien por default, siendo que nada podría ser peor que lo que se va.
Sí. Eso también.
29 de noviembre de 2019
Jueces de la Cámara de Casación se pronunciaron contra la medida

Rechazo de la Justicia al DNU de Macri sobre los testigos protegidos

Cuatro camaristas plantearon que el decreto que apunta a ocultar las maniobras con los arrepentidos no debe ser aceptado. Advirtieron que el Presidente se arrogó facultades del Poder Legislativo.

Cuatro integrantes de la Cámara de Casación y un secretario general le enviaron este mismo viernes una carta al presidente del tribunal, Carlos Mahiques, señalándole que debe rechazarse el Decreto de Necesidad y Urgencia que crea un ente autárquico para manejar el Programa de Protección de Testigos . Mauricio Macri dictó hoy ese decreto a las apuradas y a solo once días de dejar la Casa Rosada para sacar de la órbita del Poder Ejecutivo a los arrepentidos con los que se armaron las causas contra los exfuncionarios kirchneristas.
Los magistrados --Alejandro Slokar, Ana María Figueroa, Angela Ledesma, Guillermo Yacobucci y el secretario general, Javier Carbajo-- sostienen que el Poder Ejecutivo no puede arrogarse facultades del Poder Legislativo cuando no hay necesidad ni urgencia y consideran que el DNU "invoca circunstancias manifiestamente inexistentes".
También dicen los camaristas que la cuestión debe tratarse en los plazos que corresponden en el Congreso y agregan que la Constitución no permite DNU que aborden cuestiones que tienen que ver con lo penal.
Por lo que se sabe, también la Corte Suprema está en contra de la norma publicada este viernes en el Boletín Oficial. En ese marco parece poco probable que el DNU se llegue a aplicar, con gran parte de la conducción penal en contra.
En el decreto se le adjudica a la Cámara de Casación un papel de importancia en el manejo de los arrepentidos. Será difícil seguir adelante si los jueces de la Casación se oponen.
Lo más llamativo es que en la Casa Rosada y en el Ministerio de Justicia ya sabían que la estructura judicial no acompañaba el proceso. Aún así, desesperadamente, sacaron el DNU.
29 de noviembre de 2019
No habrá transmisión en vivo de la indagatoria

La Justicia rechazó el pedido de Cristina Kirchner de televisar su declaración

El expresidenta debe declarar el próximo lunes en el juicio oral por la obra pública en Santa Cruz y se espera que haga una fuerte defensa. La decisión impide escuchar en forma directa lo que dirá sobre la causa y el modo en que se manejó.

El Tribunal Oral Federal 2 rechazó esta tarde el pedido de Cristina Kirchner de que su declaración el próximo lunes en el juicio por la obra pública en Santa Cruz sea transmitido en forma abierta de modo que cualquier canal que quiera pueda mostrarla. La decisión del tribunal impide conocer de primera mano y sin intermediarios lo que la vicepresidente electa tenga para decir sobre la causa y el modo en que se manejó.
La decisión de TOF 2 no fue unánime. Según trascendió, fueron dos de los tres jueces que lo integran los que negaron la solicitud planteada por la actual senadora frente al llamado a indagatoria a ocho días de su asunción como vicepresidenta.
Cristina Kirchner había pedido el miércoles pasado que su declaración se transmitiera en vivo. Ante el rechazo del TOF 2 a su petición puede ahora recurrir a la Cámara para solicitar que revise la medida.
La expresidenta está acusada de ser la presunta jefa de una asociación ilícita que desde el Estado le habría asignado 52 obras públicas a las empresas de Lázaro Báez para la provincia de Santa Cruz. El juicio se desarrolla desde hace seis meses en Comodoro Py.
La expectativa con que se espera la declaración de CFK el próximo lunes es aún mayor que la generada por su presencia en los tribunales de Retiro el primer día de proceso, cuando concurrió a escuchar las acusaciones en su contra.
La senadora ya adelantó a través de sus abogados que va a declarar. Como ocurre siempre que va, la rutina de Comodoro Py se verá nuevamente alterada el próximo lunes. La audiencia se desarrollará en medio de un fuerte operativo de seguridad y se espera una fuerte defensa de la ex mandataria. Sin televisación abierta, lo que diga sólo podrán seguirlo algunos pocos desde la misma sala de audiencias.

La defensa de Cristina Kirchner
Los planteos que en varias oportunidades realizaron hasta aquí los defensores de la expresidenta permiten anticipar en cierta medida lo que dirá durante la indagatoria. Entre otras cosas, se presume que Cristina Kirchner afirmará que los estudios no demostraron sobreprecios ni direccionamiento en la obra pública de Santa Cruz. También se espera que haga hincapié en que no puede atribuirse una asociación ilícita a decisiones de gobierno, además de cuestionar el demorado peritaje oficial y las serias irregularidades cometidas durante la etapa de instrucción. Según se anticipa, denunciará además que hubo una persecución política y que nunca se peritó toda la obra pública como ella reclamaba, sino que se puso la lupa sólo sobre la provincia patagónica.
Carlos Beraldi, abogado de la exmandataria, había solicitado que el jucio se suspendiera, pero el reclamo fue rechazado y el proceso siguió adelante. “Aquí aplicamos la ley. No criterios políticos. Para cuestiones políticas está la ciudadanía, que por suerte dentro de poco va a votar”, señaló el letrado en el arranque del debate. En esa oportunidad se dirigió al tribunal en duros términos y remarcó que se imputa a Cristina Kirchner por designar funcionarios y partidas presupuestarias, lo que es “verdaderamente insólito”.
Tras la agresión en el aeropuerto a Grabois y el comité de solidaridad

El Gobierno de Bolivia amenazó a la delegación argentina: "Anden con cuidado"

El ministro Arturo Murillo lanzó unas fuertes declaraciones contra quienes anoche fueron demorados por la policía y agredidos en el aeropuerto. El funcionario sostuvo que son “extranjeros que están llegando para tratar de incendiar el país” y amenazó: "Los estamos mirando, los estamos siguiendo”.

El Ministro de Gobierno de facto boliviano, Arturo Murillo, amenazó públicamente a la Delegación Argentina en Solidaridad con el Pueblo de Bolivia, que llegó ayer a Bolivia y fue demorada por la policía. En una clara alusión a dicha delegación, el funcionario dijo que había “extranjeros que están llegando al país a tratar de incendiar el país”, a quienes les advirtió que “anden con cuidado” porque “los estamos mirando, los estamos siguiendo”.
En una breve declaración, Murillo amenazó con detener a quienes integran el colectivo del que forma parte Juan Grabois, Roberto Carlés y Pablo Pimentel, entre otros referentes de organizaciones y de derechos humanos, en caso de que intenten hacer sedición o terrorismo.
“En el primer paso en falso que den tratando de hacer terrorismo o sedición se van a ver con la policía. La policía está atenta y tiene orden para no permitir que se dañe nuestro país”, afirmó el funcionario.
Ayer, cuando llegaron al aeropuerto de Santa Cruz, los integrantes de la Delegación fueron perseguidos e insultados por militantes del Gobierno de facto de Bolivia. Algunos de los referentes fueron demorados e interrogados por la Policía. Tuvo que intervenir el cónsul argentino en Bolivia.
El objetivo de la delegación es trabajar con las familias víctimas e instituciones civiles y de la iglesia católica para elaborar un informe sobre la situación de los derechos humanos hoy en Bolivia, que luego presentarán ante organismos internacionales de derechos humanos.
“El Mercosur tiene una carta democrática frente a la cual vamos a exponer las violaciones a los derechos humanos en Bolivia que son sistemáticas: hay muertos, heridos y desaparecidos. Necesitamos que los órganos internacionales no respondan a intereses políticos sino a la defensa de la democracia”, dijo Juan Grabois, tras el episodio en el aeropuerto.
Según afirmó, el trabajo de la delegación no debería “ser objeto de molestia de nadie si realmente no tienen nada que ocultar como dicen”. El referente hizo responsable al Gobierno de Jeanine Ánez por la seguridad de los integrantes de la comitiva.
"Mientras el gobierno de facto nos acusa de terroristas, hemos comenzado lo que vinimos a hacer: tomar testimonio de las diferentes violaciones a los Derechos Humanos que está sufriendo el pueblo boliviano", escribió la Delegación Argentina de Solidaridad con el pueblo boliviano en su cuenta de Twitter, luego de las amenazas del gobierno boliviano.
Integran la delegación: Juan Grabois, abogado y referente social, Marisa Llanos Cruz y Marianela Navarro (FOL), Gabriela Carpinetti, también abogada y referenta del Frente Patria Grande, Pablo Graciarena (Xumek), Cristina Livitsanos (AAJ), Roberto Carlés (Secretario Asociación Latinoamericana de Derecho Penal), Pablo Pimentel (APDH La Matanza), Daniel Catalano (Secretario General ATE CAPITAL), Leo Perez Ezquivel (APDH), Ismael Jalil (CORREPI), Carlos Zaidman (Asociación Ex Detenidos y Desaparecidos), Mario Andres Lopez (APDH Nacional), Juan Monteverde (Consejal Rosario) Luis Arias, ex juez de La Plata, Natalia Zaracho, trabajadora de la economía popular, Federico Fagioli, referente territorial y Victoria Freire, directora del Observatorio de Género y Políticas Públicas.
Jueves, 28 Noviembre 2019
El presidente electo expone en Parque Norte

Alberto Fernández en la conferencia de la UIA: "Vamos a ayudar a los que producen"  

El presidente electo aseguró que "los últimos cuatro años fueron de especulación financiera" y planteó: "Necesitamos que los industriales argentinos vuelvan a tener crédito, vuelvan a producir y vuelvan a generar trabajo". Fernández volvió a hablar de la convocatoria a un Consejo económico y social para "discutir las políticas de Estado para el futuro".

“Después del 10 de diciembre vamos a hacer todo lo contrario a lo que está pasando. No vamos a premiar a los que especulan sino que vamos a ayudar a los que producen”, aseguró el presidente electo Alberto Fernández frente a los empresarios reunidos en la 25º Conferencia anual de la Unión Industrial Argentina (UIA), que tiene lugar en Parque Norte.
Durante su disertación, en la que estuvo acompañada por el presidente de esa asociación empresaria, Miguel Acevedo, Fernández prometió que “vamos a poner en marcha la economía una vez más” y convocó para ello a “firmar un nuevo contrato social” entre todos los sectores.
"Estoy renunciando a mi capacidad de decidir solo y les estoy proponiendo decidir entre todos, con el riesgo que eso supone”, remarcó Fernández al llamar a un Consejo económico y social, al tiempo que destacó la necesidad de generar “políticas de Estado” permanentes para hacer crecer la economía.
“Las mejores sociedades cuidan el trabajo industrial, porque es el más seguro”, señaló frente a los empresarios, gremialistas y referentes de la Iglesia católica. “En el mundo de los especuladores, ganan muy pocos y pierden los mejores, los que arriesgan y trabajan. Y esa es la peor sociedad porque premia a los que especulan”, dijo Fernández y condenó “la timba financiera”. También destacó que “los que hicieron grande el país” fueron “los empresarios que invierten en máquinas, que levantan fábricas y dan trabajo”.
También destacó la necesidad de incorporar “nuevas tecnologías para producir” sin que ello vaya en detrimento de la incorporación de la mano de obra. “La solución no es tirar argentinos por la ventana”, indicó y llamó a fomentar posibilidades para que “los argentinos que no acceden a esas lógicas industriales, encuentren otro lugar donde desarrollarse”.
Sobre la deuda, Fernández planteó: “Vamos a pagar el día que hayamos crecido, que hayamos producido más, que exportemos más y hayamos conseguido los dólares con que podamos pagar nuestras deudas". "Así va a ser esta vez”, aseguró.
Por otra parte, reconoció que a menos de dos semanas para su asunción en la primera magistratura se viven “días difíciles porque uno tiene mucho por hacer y las 24 horas no alcanzan”.
Además, calificó a los industriales como “víctimas de lo que nos pasa”, producto de los cuatro años de políticas neoliberales puestas en marcha por el gobierno de Mauricio Macri. “Hemos llegado a un punto de caída que debería asombrarnos. Es tan grande que asomaron enfermedades que creíamos erradicadas, como el sarampión, la varicela y la tuberculosis. Esto habla de lo que nos pasó como sociedad, ajustando”.
27 de noviembre de 2019

"¿Tengo un problemón con la deuda y voy a pedir 11 mil millones más?",
se preguntó el presidente electo
Alberto Fernández anticipó que no usará el crédito del FMI

Fernández remarcó su voluntad de pagar las deudas de la Argentina pero subrayó que necesitará tiempo para que el país reencuentre el camino del crecimiento y genere condiciones para poder pagar.


Argentina rechazará los desembolsos previstos en el programa pactado con el Fondo Monetario Internacional. La definición la ofreció el presidente electo Alberto Fernández el martes por la tarde durante una entrevista radial: “¿Si tenés un problema porque estás muy endeudado, creés que la solución es seguir endeudándose?”. No es la solución”, expresó el mandatario al precisar que “una de las primeras reglas que tenemos que tener es dejar de pedir dinero”.

El acuerdo alcanzado por el gobierno de Mauricio Macri con el FMI prevé un crédito por unos 56.700 millones de dólares de los cuales el organismo multilateral ya transfirió 44.149 millones de dólares. A dos semanas para asumir, Fernández reiteró la fórmula que utilizó durante la conversación que mantuvo con la titular del Fondo, Kristalina Georgieva, cuando le anticipó que presentará un plan para retomar el sendero del crecimiento económico sin profundizar en el ajuste.

El recorte del gasto es una exigencia que el FMI impone a todos los países con programas de financiamiento en marcha. Cortar ese canal de financiamiento mejora las perspectivas para la renegociación con el principal acreedor individual del país. "Necesitamos reactivar la economía para poder pagar y resolver el problema de la deuda con sensatez", destacó Fernández.

“No sé si va a venir el dinero (que resta) del acuerdo, un acuerdo que dice que le van a mandar a Argentina casi 57 mil millones de dólares y le han dado hasta acá 45 mil millones, quedan 11 mil millones. ¿Tengo un problemón y voy a pedir 11 mil millones más? Yo quiero dejar de pedir y que me dejen pagar”, expresó Fernández en conversación con Radio con vos.

Los recursos que restan ingresar son levemente superiores a los señalados por el mandatario electo durante la entrevista: alrededor de 12.400 millones de dólares. Resta un desembolso por 5400 millones de dólares que estaba congelado desde mediados de septiembre y los siete tramos de 1000 que, según el diseño acordado entre el FMI y el gobierno saliente, iban a transferirse durante el próximo gobierno.

“Intento ser una persona seria, una persona que dice que va a hacer algo y sabés que lo va a cumplir. No quiero firmar acuerdos que no voy a cumplir, esos acuerdos los firmó Macri y no cumplió ninguno. Yo voy a firmar uno y lo voy a cumplir. La primera regla para cumplir es decir ‘no me presten más plata y déjenme desarrollarme para poder pagarles’”, expresó Fernández que comenzó así a ofrecer detalles sobre el proceso de renegociación de los pasivos heredados del gobierno saliente. “Discutamos cuánto tiempo necesito, pero no me des más plata. Porque es querer calmar la borrachera tomando más vino. No quiero agrandar el problema, quiero resolverlo, pero con sensatez”, aseguró el presidente electo.

El FMI devino en el principal acreedor individual del país y, por eso, la renegociación de la abultada deuda con el organismo constituye un punto de partida para el próximo gobierno. Los lineamientos ofrecidos por Fernández sobre las conversaciones bilaterales que comenzaron la semana pasada durante una llamada telefónica con Georgieva apuntan a limitar la injerencia del Fondo sobre el diseño de la política económica. Argentina seguirá siendo el principal acreedor pero, al menos, no inflará la dimensión de sus obligaciones con ese prestamista. Las declaraciones de Fernández coincidieron con el encuentro que mantuvo con el embajador de Estados Unidos en Argentina, Edward Prado (se informa en nota aparte). El respaldo del gobierno norteamericano fue determinante para que el FMI habilite el préstamo más grande de su historia y flexibilice sus tradicionales exigencias.

Consejo de experto

Existen distintos equipos de economistas y abogados cercanos al Frente de Todos que trabajan en posibles lineamientos para una renegociación de la deuda con el FMI y los acreedores privados para resolver el principal condicionante macroeconómico que dejará el gobierno de Macri. Una de las posibilidades que comenzó a tomar fuerza es la impulsada por el economista Martín Guzmán. El investigador de la Universidad de Columbia, colaborador cercano del Premio Nobel Joseph Stiglitz que en los últimos meses devino en un experto de consulta para distintos miembros del próximo gobierno, plantea acordar con tenedores de bonos privados dejar de pagar los servicios de deuda durante los próximos dos años. Extender los plazos de vencimiento, reperfilar los intereses y, como expresó este martes Fernández, dejar de recibir los desembolsos que quedan del préstamo del FMI. Si se deja de recibir los desembolsos del FMI, explicó Guzmán a finales de octubre, Argentina se liberaría de las condicionalidades y exigencias del organismo.

Durante la conversación con Radio con vos, Fernández señaló que “nadie me pide un ajuste porque saben que no hay por dónde ajustar. Se ajustó tanto que se dejaron de dar vacunas”, apuntó para recordar que “se lo dije a la directora del Fondo, en Argentina reaparecieron enfermedades porque se dejaron de dar vacunas: sarampión, varicela, tuberculosis. Para que se haya dejado de darles vacunas a los chicos, es que ajustaron en lo que no debían”. El presidente electo enfatizó la importancia de reactivar la actividad a partir de la demanda interna: “La economía está hace más de dos años paralizada con caída del consumo. Tenemos que volver a fabricar, dar créditos para que se reactive la producción, darles dinero a los jubilados para que consuman. Tenemos que hacer lo que acá se llama peronismo”, consideró el ex jefe de Gabinete.
Acusaron de "oportunismo político" al autor del informe

El Gobierno ataca al relator de la ONU que denunció la intromisión en la Justicia

El Poder Ejecutivo envió una queja a las Naciones Unidas como respuesta a los cuestionamientos del relator especial sobre la Independencia de los Magistrados y Abogados. El funcionario de la ONU había hablado de un posible "plan sistemático y estructural de amedrentamiento del Poder Judicial".

El Gobierno presentó una queja ante la ONU por el informe de “inusual dureza” del relator especial que condenó la intromisión en el poder judicial durante la gestión de Mauricio Macri . El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, confirmó el envío de la respuesta al pedido de informe del relator especial sobre la Independencia de los Magistrados y Abogados, Diego García-Sayán, quien había reclamado a principios de mes explicaciones al Estado argentino sobre posibles hechos de violaciones a la independencia del Poder Judicial. La nota del Estado argentino, sin embargo, apuntó directamente contra el Relator. Según el mismo Avruj contó en Twitter, se remarcó "la preocupación (del Gobierno) por el accionar del relator especial sobre la Independencia de los Magistrados y Abogados”.
En la presentación se advirtió además sobre "lo inusual de la dureza en el contenido de su pedido de informes” e inclusive habló de la “escasa amplitud en recabar información” de Sayán, la supuesta “extemporalidad de la presentación” y “el incumplimiento al principio de confidencialidad”.
Hace unas semanas, el relator de la ONU había considerado "fiables" las denuncias sobre un presunto "plan sistemático y estructural de amedrentamiento del Poder Judicial" de parte del Gobierno de  Macri, a partir de la denuncia presentada por la Liga Argentina por los Derechos Humanos, AJUS (Abogados por la Justicia Social) e Iniciativa Justicia. Para Avruj, su informe “configura un claro cuadro de excesos en las atribuciones asumidas por parte del relator”, de acuerdo a la nota presentada ante las oficinas del Presidente del Consejo de DDHH y de la Alta Comisionada para los DDHH, con sede en Ginebra.

El supuesto "oportunismo político" de Sayán
En esa respuesta escrita, el Gobierno consideró que las afirmaciones del relator "resultan preocupantes, y ajeno a cualquier verificación empírica, referirse en esos términos, de inusual dureza, a los actos de un gobierno democrático, que ha sido en su accionar, plenamente respetuoso de los principios republicanos y de la separación de los poderes estatales".
"La descripción de la situación que motiva su intervención, el Sr. Representante Especial ha violado diversas reglas del Código de Conducta y del Manual de Operaciones que regulan su mandato", agrega la nota difundida por el secretario de Derechos Humanos.
Además la presentación se refiere al "oportunismo político" de las críticas del relator, quien hizo su planteo sobre la situación de la Justicia en Argentina en junio pasado "y recién ahora" los hace públicos.
"Esta gravedad aparece patente recién en medio del proceso de transición política en nuestro país, cuyo gobierno pasará, en pocos días, a manos de un sector político contrario a la actual administración", remarca la respuesta del Gobierno.
"No existen razones que lleven a que lo que no era urgente en el pasado mes de junio pase sorprendentemente a serlo en noviembre. El oportunismo político de la solicitud que se formula no puede ser descartado", puntualiza.
27 de noviembre de 2019

A 14 días de irse, el Gobierno del peor presidente argentino de la historia y el más corrupto; busca perpetuar a funcionarios propios en la futura gestión
Un decreto de Macri extiende por cinco
años los cargos jerárquicos en el Estado


Dante Sica, Mauricio Macri y Marcos Peña firmaron el decreto.

El presidente Mauricio Macri creó por decreto un régimen para funcionarios jerárquicos que le confiere estabilidad a los directores generales por cinco años. Además establece que para removerlos, el Estado debe pagar una indemnización equivalente a los sueldos del tiempo que resta para completar ese plazo de cinco años. Desde ATE Capital y los abogados del Estado cuestionaron la decisión, que se toma a catorce días de dejar el Gobierno, y que -según advirtieron- busca perpetuar a funcionarios propios en la gestión de Alberto Fernández o, en caso contrario, proveerles indemnizaciones pagadas por el Estado de decenas de millones de pesos.

El decreto 788/19 , firmado por Macri, por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y por el ministro de Trabajo y Producción, Dante Sica, hace una reconversión tardía sobre la línea que venía sosteniendo el actual gobierno. Tardíamente, ahora llama a defender los derechos de los trabajadores estatales. Aunque en este caso se preocupa por el escalafón de gerencias. De promover los despidos masivos al comienzo de su Gobierno y cuestionar a quienes se resistían a quedar sin trabajo como "ñoquis" o "grasa militante", Macri pasa al final de su mandato a crear un sistema para que los cargos jerárquicos del Estado tengan estabilidad.

Concretamente, lo que establece el decreto en sus anexos es que se crea el "Régimen de Alta Dirección Pública", que incluye a directores generales, nacionales o equivalentes, directores y coordinadores. Todos pasan a tener estabilidad por cinco años. Y, en caso de que se los remueva, el Estado deberá pagar el equivalente a los sueldos por lo que resta de esos cinco años. Exactamente lo opuesto a lo que exigía el macrismo al llegar al gobierno, cuando funcionarios como Hernán Lombardi reclamaban que nadie pidiera una indemnización y amenazaba con escraches públicos a los que lo hacían.

Para dar un ejemplo, en el caso de un director general que estuviera en el rango más bajo (inicial), la indemnización podría superar los 10 millones de pesos si ingresó este último año. Para esto, el decreto homologa un acta acuerdo que fue convalidada por UPCN y rechazada por ATE. Desde el Gobierno negaron que el decreto permita la permanencia de sus funcionarios y sostuvieron que "promueve un sistema de concursos más transparente". Desde UPCN también negaron ante este diario que el decreto implique un amparo a funcionarios macristas.

La iniciativa fue cuestionada desde ATE que, en todas las instancias de negociación colectiva, se opuso a la creación de este régimen de cargos jerárquicos. El secretario gremial de ATE Capital, Luciano Fernández, advirtió que "a catorce días de terminar su mandato, Mauricio Macri continúa su tarea de condicionar y dejar un campo minado a Alberto Fernández".  

"Desde el 1 de enero de 2020 se aplica un aumento salarial considerable a los más altos cargos de la Administración Pública Nacional, que incluso impactarán sobre los salarios de ministros y el presidente", indica también, sobre un cambio en los escalafones. Según cálculos de ATE, esta modificación podría implicar aumentos de entre 80 y 100 mil pesos a partir de enero del año próximo. Es decir, los incrementos serán enteramente pagados por el próximo gobierno.

"Lo que planteamos es que hay un intento claro de colonizar el Estado nacional con la fuerza política que se está yendo. Le quieren agregar una dificultad más al presidente que está llegando", cuestionó Fernández. El dirigente sindical advirtió que el decreto 788 "establece una prioridad que no es la nuestra: planteamos que hay un problemas con los ingresos de las categorías más bajas y la estabilidad de los trabajadores y trabajadoras que sobrevivieron a la ola de despidos del macrismo. Ahora quieren aplicarle a los cargos jerárquicos que ocuparon ellos todos los derechos que le negaron a los estatales durante estos años".  

"Lo que venimos planteando es que el salario, depredado por las políticas de Macri, tiene que ser recompuesto, pero comenzando por los estratos más bajos", advirtió. El dirigente seguró que, apenas asuma Fernández, desde ATE van a ofrecer que se postergue la entrada en vigencia del decreto 788.

Por su parte, la  Asociación Gremial de Abogados del Estado (AGAE) cuestionó que el régimen de ingreso dispuesto por el decreto de Macri para cargos jerárquicos tiene "exigencias mucho más laxas de idoneidad técnica y profesional que el vigente, un sistema de remuneraciones desproporcionadamente alto con respecto al resto, y otro indemnizatorio inédito para el caso de pérdida de la función -con retención de categoría-, pergeñado con la obvia intención de facilitar la permanencia de los funcionarios designados discrecionalmente por el Gobierno saliente”.

El secretario general de AGAE, Rubén Ramos, afirmó que el decreto 788 “es un artero ataque a la carrera administrativa, no sólo la de nuestros colegas, sino la del resto de los agentes públicos, urdido en connivencia con una organización gremial cuyo desempeño viene dando muestras de desvergüenza". "Para entender mejor de qué se trata, resulta útil contextualizar lo descripto: el acuerdo fue firmado poco antes de las elecciones del 27 de octubre, mientras que su homologación se produce a dos semanas de la asunción de las nuevas autoridades de Gobierno”, remarcó Ramos.

El gobierno de Macri ya había abierto una polémica por lanzar en los últimos meses un llamado a pases a planta de 2352 cargos, de los cuales unos pocos eran jerárquicos. En aquel momento, ATE Capital presentó un informe en el que advirtió que el macrismo dio de baja más concursos de los que lanzó en sus cuatro años de Gobierno.  

El trabajo indica que, pese al discurso de la meritocracia y el eficientismo, la gestión PRO dejó sin efecto 1910 concursos y cajoneó otros 3964 para los que no pudo encontrar defectos formales. En lo que va de su gestión, según el informe, el actual gobierno sólo designó 1519 cargos por concursos internos, de los que solo un porcentaje ínfimo fue cubierto por profesionales.

En la misma línea, Macri, que comenzó con miles de despidos, termina intentando asegurar que los cargos jerárquicos no puedan ser tocados por el próximo gobierno. O que cobren millones del Estado para irse.



Deuda

A Larreta no le alcanza

El Gobierno porteño remitió este martes a la Legislatura de la Ciudad una ley que promueve la emisión en el mercado local de un título de deuda, por $9.000 millones, destinado a la cancelación de obligaciones con proveedores y de certificados de obra contraídos hasta el 31 de diciembre de este año. El expediente fue ingresado al Parlamento porteño y lleva las firmas de Horacio Rodríguez Larreta; el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, y el ministro de Economía, Martín Mura. El ejecutivo de la Ciudad justificó la nueva emisión de deuda “en virtud de las variaciones experimentadas en los precios de bienes y de servicios adquiridos", lo cual lo colocaría en la necesidad de buscar financiamiento extra para "cancelar obligaciones contraídas con proveedores como así también certificados de obra”. Precisa, además, que el título de deuda será emitido "con un plazo mínimo de amortización de un año”.
La tensión en el PRO tras la derrota electoral

Macri le marcó la cancha a Rodríguez Larreta y habló de sus planes como opositor

El presidente Mauricio Macri aprovechó la inauguración del viaducto de la estación Saenz del Belgrano Sur, en Pompeya, para marcar la cancha en la interna abierta con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. "Seguiré ahí, donde me toca ahora, tratando de aportar desde una oposición constructitva", marcó Macri parado al lado de Rodríguez Larreta, quien lo escuchó con gesto adusto, en un acto cerrado para las cámaras.
"Todos creemos que se puede, porque todos hemos entendido que jamás nos tenemos que volver a resignar", completó Macri su mensaje como futuro referente opositor. Además de Larreta también estuvo presente el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, uno de los ministros salientes, que desde la derrota del 27 de octubre buscan refugio en el Gabinete de la Ciudad .
Macri se encargó de destacar que en la Ciudad continuará el modelo PRO tras "12 de años de proceso de transformación", tomó como cita de autoridad de los cambios que se ven en la Ciudad a su "amigo Ramón Díaz, que viaja mucho por el mundo", pidió un aplauso para Larreta por ser el primer jefe de gobierno electo en primera vuelta y subrayó que en los últimos 4 años nación y ciudad fueron "un solo equipo". El jefe de gobierno le respondió con una incómoda palmada en el hombro.
El acto —nutrido por funcionarios, algunos vecinos invitados y seguridad privada— fue para inaugurar el viaducto de la estación Saenz y el ex jefe de gobierno durante dos mandatos señaló que se trataba del tercero inaugurado en cuatro años —todos durante la gestión Larreta— después "de medio siglo sin viaductos nuevos en la Ciudad", destacó y fue corregido por Dietrich, quien le indicó que eran 100 años y no 50.
El presidente saliente intentó trazar un paralelismo entre las barreras de tren removidas en la ciudad y sus cuatro años de gestión de "remover barreras", y no solo con las que tienen que ver con infraestructura, para hablar de cómo la Argentina estaba "aislada del mundo" y cómo "consolideron bases para la transformación".
Entres las bases de su legado, Macri se apoyó en Dietrich para destacar la "infraestructura de conectividad", en rutas y caminos, que "le va a permitir al gobierno que viene seguir transformando", a pesar del reciente lapidario informe Unidad de Auditoría Interna de Vialidad Nacional de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV).
LA RETIRADA

Los millonarios “acomodos M” en la retirada
del Gobierno macrista
A contramano de lo denunciado cuando iniciaron el Gobierno, Cambiemos comenzó
a hacer importantes desginaciones en lugares clave del Estado.

Apenas Mauricio Macri asumió la presidencia de la Nación, sus funcionarios salieron públicamente a decir que terminarían con la “grasa militante” y que su objetivo era “eliminar ñoquis”, tal como lo dijo Alfonso Prat Gay en enero de 2016, por entonces Ministro de Hacienda. Lejos de esa premisa y en retirada, el Gobierno de Cambiemos comenzó a acomodar a sus hombres y mujeres más cercanos en lugares centrales del Estado y con altos sueldos.

El Destape reconstruyó las maniobras macristas en cuatro organismos, pero se replica en muchos más. Pases a planta permanente, altos sueldos, vínculos llamativos y acomodos para garantizarle un lugar a los propios es la máxima perseguida por el Gobierno de Mauricio Macri en sus últimos días, aunque comenzó hace varios meses. Sobre todo, después de la brutal derrota en las PASO.

Acomodos en el Senado de la Nación, a cargo de Gabriela Michetti; en la Administración General de Puertos, de la mano de Gonzalo Mórtola y dependiente del ministerio de Transporte de Guillermo Dietrich; en la ANSES, dirigida por Emilio Basavilbaso y en el PAMI, de Sergio Cassinotti son los casos que recopiló El Destape para dejar al descubierto la maniobra antes denostada.

Los acomodos M en el Senado

En base a documentos oficiales, El Destape pudo reconstruir una serie de pases a planta permanente que resultaron muy llamativos. Michetti, como presidenta de la Cámara Alta, fue la encargada de oficializar estos ascensos de personas muy cercanas a su figura.

El 19 de julio se pasó a planta permanente a la novia del exvicepresidente de la Nación, Julio Cobos. Se trata de Natalia Obon, a quien habían querido nombrar como secretaria de cámara y fue ubicada en la categoría A3 con un sueldo mínimo de $77.280,58. Mínimo porque, dependiendo de diferentes factores, hay adicionales a sumar.

El 6 de agosto Michetti pasó a planta permanente a María Susana Allo, la exesposa del periodista de La Nación, Carlos Pagni, quienes se separaron el año pasado. Ella fue designada en la categoría A1 con un sueldo mínimo de $107.759,22

Ya con las PASO perdidas, el 20 de agosto pasaron a planta transitoria a dos candidatos a diputados nacionales. Estas designaciones son aún más irregulares porque los nombraron temporarios y automáticamente los formalizaron con categoría A1. Se trata de Javier Sánchez Wrba, que es además Coordinador Nacional de Comunicación de Cambiemos y de Agustín Giustinián, a quien nombraron prosecretario parlamentario del PRO el 1 de noviembre.

En esa misma fecha, Michetti creó la Dirección General de Iniciativas a Futuro en la órbita de la Presidencia del Senado. Un espacio que, según denunciaron los trabajadores parlamentarios, funciona como “aguantadero” para la gente del círculo íntimo de la vicepresidenta. El área está "destinada a promover espacios de diálogo con diversos sectores de la sociedad orientados a identificar tendencias de mediano y largo plazo". Para ello, creó el programa Comisión Desafíos del Futuro para analizar la proyección y tendencias respecto a un tema de interés estratégico para el desarrollo del país”.

Un día después de la creación de esta área, se designó a Santiago Eduardo Riobó como Director General de la Dirección de Iniciativas Futuro con un sueldo de unos $130 mil. El hombre en cuestión había sido denunciado por haber juntado las donaciones de dinero a la fundación SUMA. Según denunció el diputado Rodolfo Tailhade, “Santiago Riobó se ocupó personalmente de la tarea de reunir el dinero, pero luego no lo llevó a la fundación SUMA, sino que se lo dio al Sr. Juan Tonelli para que éste lo depositara en la casa de Michetti”.

Finalmente, el 11 de octubre, poco antes de los comicios generales que declararían a Alberto Fernández como futuro presidente, Michetti designó a Rafael Hugo Staffolani como Asistente Administrativo de la Dirección Comunicacional Institucional, bajo la categoría 5, con un sueldo de $ 58.789,35. Su figura es polémica porque, cuando fue secretario de Cultura de Jorge Macri, quiso homenajear a Eva Braun, la amante de Hitler.

El total de estas contrataciones suman $697.106,81.

Los acomodos M en el Puerto

Como mostró El Destape, el negociado del Puerto de Buenos Aires es uno de los más codiciados por Mauricio Macri y su Gobierno: la entrega de la operación a una sola empresa y la apertura de un inmenso mercado inmobiliario. En ese contexto, Gonzalo Mórtola, quien es interventor de la Administración General de Puertos, encabezó un festival de contrataciones que fue mostrado por este medio.

Según pudo reconstruir este medio, las figuras legales de contratación de personal utilizadas fueron diversas: contratos a plazo fijo; monotributistas; comisiones a otros Organismo (por ejemplo Subsecretaria de Puertos y Vias Navegables o la escandalosa contratación de Alejo Corral, Secretario Privado del electo Intendente de la Ciudad de Mar del Plata, Guillermo Montenegro, mientras fue embajador en Uruguay), entre otras, sumando un total de casi 90 personas contratadas bajo estas modalidades.

Desde las terminales denunciaron que estas personas fueron ubicadas dentro de la estructura de la empresa, pasando por arriba la carrera administrativa, y no en cargo extra escalafonarios como debería realizarse.  Al tiempo que aseguraron que no tienen ningún antecedente en materia portuaria y en muchos casos ni siquiera son profesionales para ocupar los cargos en el que fueron designados.

En dinero, se pudo reconstruir que el monto total anual de los sueldos de los asesores políticos de Mórtola asciende a $52.620.000. El de los contratados bajo otras modalidades, como monotributos, llega a un total de $46.812.000 y el del personal enviado en comisión a la Subsecretaría y Vías Navegables, $19.149.600.

Entre las tres modalidades, el total de contrataciones sería de $118.581.600 anual y muchos de los contratados están en lista para hacer su pase a la planta permanente del organismo estatal.

Los acomodos M en la ANSES

Como reveló El Destape hace unas semanas, mediante la resolución 266/2019, el organismo dio marcha atrás a otra igual, la 2/2016, que había propuesto crear una planta política. Así, retrotrajo la situación a la de 2015. “Déjanse sin efecto las cláusulas estipuladas en las resoluciones específicas del personal de carrera, designado, reubicado, en cargos de conducción y puestos de conducción convencionados, durante la vigencia de la Resolución 2 de fecha 7 de enero de 2016, correspondientes a la transitoriedad y cese en el cargo de pleno derecho”, rezó el documento.

La decisión del director ejecutivo, Emilio Basavilbaso, sin embargo, sí les dio estabilidad a los funcionarios del organismo previsional nombrados en su gestión para que no estén obligados a renunciar cuando el titular de la entidad deje su cargo el 9 de diciembre. El escrito, al que accedió El Destape, fue firmado el viernes anterior a las elecciones a las 20.14.

Quedaron excluidos del beneficio el secretario de Legal y Técnica, Martín Valiente, el secretario general y el subdirector ejecutivo del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, ambos cargos desempeñados por Alejo Maxit, y el subdirector ejecutivo de Administración, Federico Braun.

Según pudo saber este medio, se trata de más de mil ingresos entre directores y jefes regionales, además de coordinadores. Fuentes conocedoras del área, que se desempeñaron en ella, revelaron a este medio que un sueldo promedio de los funcionarios de la ANSES ronda los $180.000. Por lo que la cuenta matemática total sería muy elevada.

Los acomodos M en el PAMI

En plena crisis y en retirada, el 4 de noviembre el Gobierno oficializó una ola de designaciones en la obra social de los jubilados, que incluye a militantes, candidatos y concejales macristas beneficiados por la gestión de Sergio Cassinotti, titular del PAMI, un ente público no estatal.

La mayoría de las designaciones, que son públicas en el Boletín Oficial del PAMI, fueron para el cargo de jefes de agencia en diferentes provincias. Por ocupar ese lugar, quienes ingresaron al PAMI ganan sueldos que de mínima trepan a los entre 80 y 90 mil pesos (dependiente si es profesional), según confirmaron fuentes de esa entidad en estricto off a El Destape.

Uno de los casos es el de Franco Nozar, quien fue designado hace días: el 4 de noviembre, después de la derrota en las elecciones del 27 de octubre. Nozar no violaría el decreto 632 porque ya estaba contratado. No ingresó desde afuera para su pase a planta. Entró a la Gerencia Operativa y Coordinación de la UGL (Unidades de Gestión Local) del PAMI en ese distrito.

Nozar fue presidente de la juventud PRO en San Martín, Mendoza, hasta que logró ser candidato senador en la última elección en esa provincia. Allí fue parte del macrista Frente Cambia Mendoza.

Otro de los ingresos cuestionados es el de Emiliano San Martín, el 2 de octubre, en plena campaña electoral. Entró para la titularidad de la Jefatura del Centro de Atención Personalizada General Madariaga.  Es Concejal de Cambiemos ese partido en su distrito.

Omar Sempértegui fue candidato a Concejal en Avellaneda por Cambiemos y se puso la campaña al hombro, según contó en sus redes sociales. En septiembre, en plena campaña, fue designado para la Gerencia Operativa de la UGL del PAMI en Lanús.

Finalmente, César José Scrimini Rosenthal, se transformó en octubre en Jefe de la Agencia La Banda, en Santiago del Estero. Antes fue candidato a Concejal por el ”Frente Cambio Viable”.


21 de noviembre de 2019

Apuntó contra el gobierno de Mauricio Macri y contra la AFI
Lázaro Báez denunció que fue apretado para
inculpar a Cristina Kirchner

El empresario santacruceño, preso desde abril de 2016, declaró ante el Tribunal Oral Federal 4. Afirmó que el origen de su dinero es lícito y denunció que los servicios lo apretaron diciendo que "si yo colaboraba recuperaría mis empresas y bienes y mi libertad. A cambio, tenía que decir que yo era el testaferro de la familia Kirchner".


"Sufrí una persecución bochornosa. El único objetivo era apuntar contra Cristina Kirchner y contra el peronismo. Fui, soy y seré siempre amigo de Néstor Kirchner". Con una explosiva declaración, Lázaro Báez rompió el silencio por primera vez en sus tres años y medio de detención. Este miércoles lo hizo ante el Tribunal que lo juzga por presunto lavado de dinero. En un descargo plagado de denuncias gravísimas, el empresario patagónico dijo que lo presionaron y amenazaron para involucrar a Cristina Fernández en delitos de corrupción, a cambio de recuperar la libertad. “Por todos los medios me pusieron en una encerrona para que culpe a Cristina Kirchner y a su gobierno. Pero no pudieron doblegarme”, dijo. Con nombres y apellidos afirmó que fue amenazado por agentes de los servicios de inteligencia y que él y su familia fueron víctimas de una “persecución bochornosa”. Mientras reivindicó a Néstor Kirchner y al proyecto político que encabezó su amigo y ex presidente fallecido, reveló que se mantuvo sin hablar en los últimos cuatro años para aportar “su granito de arena” a la unidad del peronismo. Además, calificó de “mentiroso” al arrepentido estrella de la causa, Leonardo Fariña.

Finalmente, tras varias postergaciones, el empresario santacruceño preso desde abril de 2016, declaró ante el Tribunal Oral Federal 4. Durante su exposición afirmó que el origen de su dinero es lícito y desmintió maniobras de lavado de activos. Los dichos de Báez estuvieron a la altura de la expectativa que habían generado y provocaron un verdadero revuelo en Comodoro Py. Sin responder preguntas, describió cómo el Gobierno de Mauricio Macri buscó a través de la Agencia Federal de Inteligencia, que se convirtiera en imputado colaborador. Según dijo, si él involucraba a la vice presidenta electa en delitos de corrupción, recuperaría la libertad y sus empresas dejarían de ser hostigadas.

El arrepentido que no fue

De remera deportiva color rojo y pantalón oscuro, ante la atenta mirada de todos los que estaban en la sala de audiencias, el dueño de Austral Construcciones denunció que fueron a verlo a los pocos días de su detención para presionarlo y que se convirtiera en arrepentido. Según su relato, en uno de los traslados a un control oftalmológico “que no estaba previsto” se le acercó una mujer “muy bien vestida, de unos 60 años”, acompañada por dos hombres de traje. “La señora de apellido Balbín se presentó como integrante de la AFI” y habló en representación de Mauricio Macri. "Ante mi estupor, dijo que si yo colaboraba recuperaría mis empresas y bienes y que recuperaría mi libertad. A cambio, tenía que decir que yo era el testaferro de la familia Kirchner, que todo le pertenecía a la expresidenta", relató. Y agregó que Balbín le advirtió que de negarse a colaborar no solo irían contra él, sino también contra sus hijos. También que sus empresas terminarían arruinadas, “lo que a la postre sucedió. Ustedes me ven en este lugar señores jueces porque ya saben cuál fue mi respuesta", dijo.

Claudia Balbín, su hijo Santiago Viola y el ex fiscal Eduardo Miragaya son figuritas repetidas a las que se acusó de distintas operaciones de la AFI. El titular de la Inteligencia, Gustavo Arribas, admitió en el Congreso que Miragaya revistó en la AFI, pero que lo apartaron porque, supuestamente, su trabajo "no gustó". En concreto, sus nombres aparecieron en el armado de una gravísima operación que consistió en atribuirle al juez Sebastián Casanello una reunión en Olivos con CFK para pactar el curso de una causa judicial. Se demostró que todo fue falso e incluso que se habían presentado dos testigos truchos --choferes de la Casa Rosada-- que hoy están procesados por falso testimonio agravado. El juez Casanello no quiere que la investigación quede en los testigos, sino que apunta a Viola, que fue el que presentó a los dos testigos. El hijo de Balbín fue procesado pero luego la Cámara de Casación le dictó la falta de mérito. Recientemente, Roberto Baratta analizó las comunicaciones del perito David Cohen, que presentó un estudio falso sobre el GNL,  y demostró que Cohen hablaba con el estudio Balbín--Viola.

Cuando habían pasado pocos minutos del inicio de su declaración, Báez se quebró. Entre lágrimas, contó que la abogada luego logró convencer y engañar a sus hijos: "La doctora Balbín tomó la defensa de mis hijos, les hizo creer que recusando al juez de la causa iban a protegerme". De hecho, Martín Báez efectivamente terminó despegándose de su padre cuando declaró en este mismo juicio y dijo estar distanciado del empresario. Además de Balbín, Lázaro señaló a Viola y a Miragaya como los que instrumentaron las constantes amenazas y aprietes. En paralelo, mientras se incrementaban las presiones, los medios de comunicación anunciaban una y otra vez que Báez iba a arrepentirse, algo que nunca sucedió.

Persecución con fines políticos

“Fui utilizado como la ejemplificación del castigo”, disparó Báez, quien apuntó a “todos los sectores de poder” y se refirió al tratamiento mediático del caso, sobre todo por parte del periodista Jorge Lanata. Fue en su programa televisivo en donde se mostraron las imágenes de su hijo Leandro Báez contando dinero en la financiera SGI. “Convirtieron mi nombre en un sinónimo coloquial de la palabra testaferro, sin pruebas. Fui detenido injustamente hace tres años y siete meses. Destruyeron a mi familia, encarcelaron a uno de mis hijos. Persiguieron a todos mis socios y familiares”, agregó. Y afirmó que las “múltiples amenazas y aprietes de la AFI para que involucrara a la ex presidenta”, incluyeron el ahogo financiero por parte del Estado y sus diversos organismos, como la UIF y la AFIP, y la “quita de obras en ejecución y por ejecutar”. Además, habló de una campaña que “incluyó el encarcelamiento de políticos y empresarios de los medios para quedarse con todo, para quedarse con más y más, inventaron causas sobre causas, todos los días una nueva, todos los días en la tapa de medios gráficos, en la tele. Todos los poderes colaboraron, muchos de sus integrantes seguramente amedrentados en la supuesta lucha contra la corrupción, con total desprecio del Estado de derecho".

Respecto de su decisión de hablar recién ahora, Báez explicó: “Elegí el camino del silencio porque sentía que cualquier cosa que intentara decir podía transformarse en un arma, no sólo para perjudicarme a mí, sino al peronismo entero”. Reivindicando su pertenencia al proyecto político inaugurado en 2003, dijo que así aportó con su “granito de arena para que podamos volver al ideario de una nación justa y soberana”, en referencia al regreso del peronismo al poder a partir del próximo 10 de diciembre. Según argumentó, su figura se convirtió “en el principal eje de ataque mediático-judicial para erosionar las posibilidades del peronismo en las elecciones legislativas de 2013 y luego en las presidenciales de 2015”. Pero advirtió que él "jamás diría algo para perjudicar a la expresidenta, menos para perjudicar a los intereses de peronismo"

Además de Báez, están acusados en este proceso otras veinte personas, incluyendo sus cuatro hijos. El punto central de la causa es si hubo manejos de lavado de dinero a partir de la plata descubierta en cuentas de Suiza y Panamá, con movimientos por un total de 60 millones de dólares. Otro de los ejes son los cinco millones de dólares que figuraron en las imágenes de las cámaras de la financiera SGI, en las que Leandro Báez aparece contando los billetes. También, la adquisición de dos campos y la compra de facturas truchas para ocultar dinero y enviarlo al exterior. Al negar haber operado como testaferro, Báez expresó: “Fui, soy y seré amigo de Néstor Kirchner, esto no quiere decir de ninguna manera que fuera testaferro de él o de su familia. Lo niego categóricamente”. Y agregó que no fue "dueño ni de Helvetic ni de SGI”.

Un pacto con Garavano

Otro de los puntos fuertes de la declaración del empresario santacruceño fue la mención al periodista Luís Gasulla. Según Báez, Gasulla fue a visitarlo a la cárcel de Ezeiza y le ofreció reunirse con el ministro de Justicia Germán Garavano. Además, dijo que le dio un papel en donde estaba escrito lo que debía declarar si quería recuperar la libertad.

El periodista negó las acusaciones y respondió vía Twitter: “A Lazaro Báez el único que lo persigue es la ley. Jamás vi ni entrevisté a @german_garavano ” y advirtió: “Las mentiras que dijo sobre mí tendrán consecuencias”. Báez dice que tiene en su poder el papel manuscrito por Gasulla.

Lavado de dinero

Luego de las denuncias y definiciones políticas, Báez se refirió a la imputación en su contra. Según recordó, ya había sido absuelto por el mismo delito por parte de la Justicia de Santa Cruz, que lo sobreseyó en un expediente iniciado por la legisladora Mariana Zuvic. “¿Cuál sería el supuesto delito precedente del lavado de activos?”, se preguntó Báez al señalar que en esa causa se constató que el único ingreso de Austral Construcciones era el dinero recibido por las 52 obras adjudicadas en esa provincia. Esas obras están siendo evaluadas en el juicio conocido como “Vialidad” en el que sí está acusada CFK y donde las pericias sobre supuestos sobreprecios están duramente cuestionadas. “Si el único dinero que recibía era de la obra pública, ¿cómo es que era dinero negro? Como se dieron cuenta que no cerraba inventaron que convertía el dinero blanco en negro, para después volver a blanquearlo. Es absurdo”, dijo. “Lo que no nos perdonan es que alguien sin apellido ni estudios en universidades extranjeras haya podido montar una empresa contratista de envergadura”, agregó.

Fariña “mentiroso”

Las juezas María Gabriela López Iñiguez y Adriana Pallioti y el juez Néstor Costabel escucharon este miércoles la versión de Báez en una causa en la que sobresalió el rol del “arrepentido” Leonardo Fariña, quien --según declaró bajo juramento su ex abogada ante el juez Alejo Ramos Padilla-- fue coacheado a pedido de la AFI y del Ministerio de Justicia para que involucrara a Cristina Kirchner en maniobras de corrupción con la obra pública. Sin embargo, el direccionamiento de la declaración del financista mediático no tuvo éxito y la vicepresidenta electa finalmente quedó afuera de este juicio, a pesar de las fuertes presiones de la Cámara Federal al juez Casanello.

El magistrado dictó la falta de mérito de la ex mandataria por entender que no se encontraron pruebas de que el dinero del dueño de Austral Construcciones perteneciera a la familia Kirchner. “Fariña es un mentiroso desesperado”, disparó Baez. Y aseguró que su declaración fue parte de un “discurso armado”, que dejó al descubierto su “total desconocimiento” en materia de obra pública. Fariña “no vio en su vida un pliego de licitación”, remató.

En la danza de nombres mencionados por Báez en la icónica sala Amia de los tribunales de Retiro, también se refirió en duros términos al fiscal José María Campagnoli, a quien señaló como parte de un complot junto con la diputada Elisa Carrió.

Con tono tembloroso, que daba muestras del desahogo tras los años de silencio, dijo que se violaron todas sus garantías constitucionales y su derecho de defensa. Recordó las escuchas ilegales de las que fue víctima en la cárcel, filtradas y utilizadas por un sector de la Justicia Federal, del Gobierno y de los medios de comunicación. Inclusive, algunas de esas conversaciones fueron con sus abogados defensores, cuya utilización como prueba está totalmente prohibida por la ley. “Hicieron de mi detención y la de mi hijo un espectáculo. Me prejuzgaron e invirtieron la carga de la prueba y me incautaron los bienes sin sentencia”, dijo Báez, quien concluyó que el objetivo fue “destruir a la oposición política”. El empresario mencionó una frase que utilizaron en las tapas de los diarios: "todo lo que tuve es de una sola persona que está arriba". Fue una supuesta escucha ilegal de un diálogo --cuyo original nunca se conoció-- con su abogada y en la que los medios oficialistas sugirieron que se trataba de una admisión de que era testaferro de Néstor Kirchner. Báez fue categórico: "esa frase nunca existió".

El santacruceño prometió ampliar su declaración y contestará en esa ocasión todas las preguntas que se le formulen.
CAMPO

Exclusivo: El video de la Sociedad Rural que amenaza a Alberto Fernández con un levantamiento

Sectores rurales ligados a Cambiemos y al ministro Etchevehere aseguraron que la próxima gestión los encontrará organizados "para responder a cualquier medida autoritaria".


"Que nadie se equivoque: aceptar la decisión de la mayoría no significa permitir que nos pasen por encima". Esa es la amenaza contra el presidente electo Alberto Fernández que comenzaron a hacer circular en un video sectores agropecuarios ligados a Cambiemos. En un claro mensaje intimidatorio a pocas semanas de que asuma el Frente de Todos, agregaron: "estamos organizados y trabajando a lo largo y ancho del país y al costado de las rutas, en cada ciudad y en cada pueblo estamos conectados y alertas para responder a cualquier medida autoritaria y abusiva".

Según pudo saber El Destape, detrás de la "advertencia" de tono golpista está el todavía ministro de Agricultura, Luis Miguel Etchevehere, ex titular de la Sociedad Rural Argentina. En las imágenes se pueden ver varios carteles de Juntos por el Cambio y de marchas a favor de Mauricio Macri.

El video de 58 segundos enuncia: "marchamos con respeto y paz en más de 200 ciudades y puntos de encuentro" pero señala que "no alcanzó" porque "las urnas eligieron a Fernández". Si bien dicen que trabajarán "por el bien del país" y utilizan la frase de rigor sobre "respetar el resultado" de la elección, el mensaje tiene un claro tinte antidemocrático.

El mensaje firmado por una agrupación denominada "Campo más Ciudad", que creó sus cuentas en redes sociales en noviembre de este año y que utiliza el hashtag #GuardianesDeLaRepública. Distintas fuentes consultadas por El Destape coinciden en señalar a Etchevehere como el responsable de la jugada, junto con algunas sociedades rurales y en combinación con personas de cadenas como Maizar y Acsoja, entre otras. El circuito comienza por los que producen los insumos, semillas, productos químicos, maquinaria; sigue con el productor o el pool, y termina en la agroindustria y/o la exportación. El financiamiento para la realización del video y su difusión estaría vinculada también a estos sectores, los vendedores de biocidas y semilleros.

Entre los puntos que consideran medidas "autoritarias o abusivas", resaltaron lo que entienden como "delirios como una justicia militante, la reforma agraria, la persecución a la prensa" que los "encontrará juntos y más fuertes que nunca". Por eso, remataron: "Defenderemos la libertad. A los abusos, a los aprietes y el saqueo les decimos NUNCA MÁS".

Según publicó El Destape este fin de semana, en su discurso de asunción, Fernández anunciará un paquete de medidas que apuntan a mejorar la situación económica de los argentinos. En ese paquete se incluiría una reforma tributaria que contemple un aumento de retenciones al agro, mayores impuestos para las grandes fortunas y beneficios para las inversiones productivas, especialmente las PyMEs.

El video hace recordar a lo que ocurrió con la famosa resolución 125, que durante el primer mandato de Cristina Kirchner dispuso la aplicación de retenciones móviles, lo que disparó el levantamiento de las patronales agropecuarias y el alzamiento de un importante lockout contra el gobierno democrático.



*BOMBAZO* Abogada podría pedir que la deuda con el FMI la pague Macri y sus funcionarios

Abogada avanza fuerte investigando la deuda y ratifica que podrían denunciar a los funcionarios y al presidente y que la deuda la paguen ELLOS




13 de noviembre de 2019 · Actualizado hace 17 min

Pronunciamiento en Diputados contra el derrocamiento a Morales
Todos los bloques salvo Cambiemos
repudiaron el golpe en Bolivia

Después de cinco horas de debate, el texto del Frente de Todos que condena el golpe de Estado en el país vecino fue aprobado por un amplio arco de legisladores. Sólo los representantes del Gobierno se abstuvieron de acompañar el texto e impidieron la unanimidad.



La Cámara de Diputados aprobó con voto a mano alzada el proyecto de declaración que repudia el golpe de estado en Bolivia que presentó el Frente de Todos.  Lo  acompañó el resto de la oposición frente a la cerrada posición de Cambiemos, que se abstuvo. Las casi cinco horas de debate dejaron expuestas las dos posturas que impidieron que haya un pronunciamiento unánime de la Cámara baja para condenar la interrupción democrática en el país vecino cuando las Fuerzas Armadas forzaron la renuncia del presidente Evo morales. Desde todo el arco opositor se lo definió como golpe de estado. La bancada oficialista de Cambiemos, alineada con la postura negacionista del presidente Mauricio Macri y el Canciller Jorge Faurie, esquivó un pronunciamiento similar y calificó lo ocurrido como “ataque el sistema democrático”. Fundamentaron su postura en las denuncias de “fraude electoral” y “gula de poder” del presidente depuesto.



La Cámara de Diputados expresó así “su profundo repudio al golpe de estado perpetrado el 10 de noviembre al estado Plurinacional de Bolivia, que obligó a su presidente Juan Evo Morales Ayma y a otros/as funcionarios del gabinete a renunciar a su mandato”. El texto de la declaración apunta a “convocar a todo el arco político de la región a exigir el cese inmediato de la persecución y la y violación a los derechos humanos de funcionarios/as, dirigentes políticos /as, sociales, sindicales, feministas y de la población en general” y “exhortar al pronto restablecimiento de la democracia y el orden constitucional, sin proscripciones”. Lo presentó el diputado Felipe Solá y tuvo algunas modificaciónes que sumaron respaldos. Casi todo el arco opositor respaldó la iniciativa.

“No encontré ningún discurso que no haya condenado el golpe de estado en Bolivia. Lo que surge es que lo pasó en Bolivia es un golpe de estado”, arrancó el jefe de la bancada del FpV-PJ, Agustín Rossi y agregó: lo que sucedió en Bolivia es “un hecho trágico. Creíamos que en América Latina habíamos encontrado una forma de resolver las diferencias en la sociedad, la democracia era ese lugar. Pero cuando un uniformado le pidió la renuncia a Evo Morales se traspasó esa barrera infranqueable que era la democracia”. Rossi advirtió sobre el regreso de la injerencia de las Fuerzas Armadas en la región y le puso nombre lo que a su juicio son los responsables. “(Jair) Bolsanaro tiene que ver mucho con eso”, dijo antes de apuntar a la responsabilidad del presidente estadounidense Donald Trump.

Los diputados opositores se refirieron a las “vergonzosas” posturas del presidente Macri y su canciller Faurie, a las denuncias sobre las persecuciones racistas, la represión y las violaciones a los derechos humanos de los ciudadanos bolivianos y especialmente a los que respaldan al presidente depuesto, pasando por las difíciles tratativas diplomáticas para “salvar la vida de Morales” y su vice Alvaro García Linera. Se sumaron las críticas a la Cancillería por cerrar las puertas de la embajada y los seis consulados en territorio boliviano y la negativa de dar asilo a ex funcionarios del gobierno del Movimiento al Socialismo perseguidos.

Cambiemos, en tanto, sucumbió ante la necesidad de respaldar al presidente Macri. En un debate álgido, al interbloque Cambiemos le llevó tres horas en la noche del martes redactar un proyecto de resolución común para llevar al recinto. El proyecto de resolución utiliza eufemismos para evitar definir la situación en Bolivia como un golpe de Estado, en el que ratificaba su “compromiso con la Cláusula Democrática de la OEA y el Protocolo de Ushuaia del Mercosur, repudiar los ataques al sistema democrático, sufrido por el Estado Plurinacional de Bolivia, las condenables intervenciones policiales y militares en el proceso político”.

El radical Facundo Suárez Lastra defendió el texto oficialista: “Me resisto a la discusión semiótica. Si quieren llamarlo 'golpe', llamémoslo 'golpe'. Pero llamemos las cosas por su nombre: los errores prácticos en el comicio se llaman 'fraude' y es un robo a la soberanía del pueblo”, sostuvo equiparando y justificando el golpe con las “irregularidades” mencionadas en la auditoría de la OEA sobre las elecciones y a las que se acogió Evo Morales convocando a nuevas elecciones.

El puñado de radicales enrolados en el bloque Evolución Radical mantuvo su propio dictamen. “Este es un golpe de estado”, dijo Carla Carrizo  para diferenciarse del macrismo y rechazó “cualquier práctica inconstitucional cometida por los gobiernos electos para alterar las reglas democráticas y los resultados electorales”.

En medio del debate, la discusión interna atravesaba al interbloque de Cambiemos. El diputado PRO Daniel Lipovetzky advirtió sobre “el efecto contagio” que las consecuencias de la ruptura democrática en Bolivia y afirmó que votaría los proyectos que condenan el golpe de estado en el país vecino. La radical Brenda Austin lamentó no lograr un proyecto de repudio común de toda la Cámara. Su correligionaria Karina Banfi, calificó la situación en Bolivia como un golpe de estado.

Detrás de los cortinados, un grupo de diputados radicales insistía que el interbloque oficialista no se podía abstener en la votación. Desde el PRO, alineados con el presidente Macri, se negaban. Negri buscaba una salida que mantenga la unidad del interbloque sin deserciones y planteó sobre el final que se votaran todos los proyectos como si no se refirieran a cuestiones diferentes. Calificó la negativa opositora como “antidemocrática”.


El Presidente y Oscar Aguad quieren premiar a militares que se alzaron contra el primer Gobierno democrático después de la última dictadura.
Mauricio Macri quiere ascender a militares carapintadas

HACE 3 HORAS | 19.44



En una polémica maniobra en plena crisis regional por el golpe de Estado en Bolivia y el estallido social en Chile, el gobierno de Mauricio Macri envió un mensaje al Senado para ascender al cargo de Tentiente General de Infantería a cinco militares carapintadas.

El texto, que también lleva la firma del ministro de Defensa Oscar Aguad, ingresó la semana pasada por mesa de entradas y se girará a la Comisión de Acuerdos del Senado para su debate. Se trata de cinco militares que se levantaron contra el primer gobierno democrático después de la última dictadura cívico militar y que fueron indultados por Carlos Menem.

Este miércoles a las 22, en El Destape, Carla Pelliza mostrará de quiénes se trata y qué rol jugaron en los alzamientos contra Raúl Alfonsín. Después de no condenar el golpe de Estado al Gobierno de Evo Morales, Macri avanza con la premiación a militares que generaron un conflicto institucional en nuestro país.


13 de noviembre de 2019 · Actualizado hace 37 min

Los legisladores del FdT cantaron la Marcha Peronista
La Asamblea Legislativa consagró a los Fernández

El Congreso ploclamó formalmente la fórmula Alberto Fernández - Cristina Fernández de Kirchner para gobernar el país desde el 10 de diciembre. Caras largas del oficialismo, abrazos, despedidas y algunas ausencias: no estuvieron CFK, Miguel Angel Pichetto, Alfredo Olmedo ni Elisa Carrió.


La alegría de Axel Kicillof, Anabel Fernández Sagasti, Fernanda Vallejos y Gabriela Cerruti cuando José Luis Gioja leyó el porcentaje que consagró la fórmula ganadora.
Imagen: Joaquín Salguero


Fue un acto protocolar que no estuvo exento de momentos emotivos. La Asamblea Legislativa proclamó formalmente la fórmula ganadora en las elecciones presidenciales del 27 de octubre: Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner. Las consignas “Vamos a volver”, “Alberto Presidente” y la Marcha Peronista (con estrofas desordenadas) fueron coreadas desde las distintas bancadas que integraron la coalición electoral del Frente de Todos. Del otro lado, en un Congreso polarizado, los legisladores de Cambiemos mostraron con distintos gestos su estado de ánimo a días de abandonar el gobierno, en los que se mezclaban los rostros adustos con las sonrisas nerviosas y los diálogos vacuos para pasar el momento: hasta hubo quien acompañó con sus manos sobre la banca el ritmo de la marcha.

El diputado nacional, vicepresidente de la Cámara y presidente del PJ nacional, José Luis Gioja, fue el elegido por la comisión que integraron seis diputados y seis senadores como locutor de los resultados de la elección presidencial que entregaron las autoridades de la Cámara Nacional Electoral, presentes en el recinto. El sanjuanino leyó la cantidad de votos y el porcentaje respectivo de las seis fórmulas que compitieron en octubre y la proclamación de la triunfadora. Todas fueron aplaudidas respetuosamente. Pero tras la votación que proclamó a los ganadores, los legisladores del Frente de Todos desataron su júbilo.

Los senadores de todas las bancadas fueron los primeros en llegar a un recinto de la Cámara de Diputados todavía semivacía. De a poco se fueron ocupando las bancas. La Asamblea fue dirigida por la vicepresidenta saliente, Gabriela Michetti, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, y el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó. El diputado macrista fue el encargado de izar la bandera, en una de sus últimas tareas al frente de Diputados, antes de que se entonara el Himno Nacional.

Hubo saludos entre legisladores de distintos bloques. Algunos con tono de despedida para aquellos que no renovaron sus bancas y ya no estarán tras el recambio legislativo del diez de diciembre. Por caso, el peronista salteño Pablo Kosiner, Diego Bossio y el macrista Eduardo Amadeo.

Otros fueron de felicitaciones y deseos de buenos augurios para quienes fueron electos para otra función en octubre. El diputado Guillermo Montenegro, futuro intendente de Mar del Plata, fue el que más abrazos cosechó entre sus pares de Cambiemos. Del otro lado pasaba lo mismo, pero la lista era más larga: Fernando Espinoza (que volverá a la intendencia de La Matanza), Mayra Mendoza (futura intendenta de Quilmes), María Emilia Soria (que será intendenta de General Roca en Río Negro), Alejandra Rodenas (próxima vicegobernadora de Santa Fe), entre otros.

También hubo quienes faltaron a la cita. No estuvo la senadora y vicepresidenta electa Cristina Fernández de Kirchner, que prolongó su estadía en Cuba, a donde fue para visitar a su hija Florencia. Otra de las ausencias notorias fue la del ex compañero de fórmula de Mauricio Macri, el senador rionegrino que culmina su mandato Miguel Angel Pichetto. También pegó el faltazo la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, que presentó la renuncia a su banca a partir del primero de marzo del año entrante. Tampoco se mostró en el recinto el aliado macrista Alfredo Olmedo, el productor sojero al que habitualmente se lo ubica por sus furiosos atuendos amarillos.  Se había jactado a lo largo de su mandato de no faltar a ninguna sesión, pero esta vez no estuvo en su banca luego del infructuoso intento de convertirse en gobernador de Salta.
13 de noviembre de 2019 · Actualizado hace 12 min

Del encuentro participó también el titular de la Pastoral Social
Alberto Fernández con los movimientos sociales: "Viene el gobierno de todos ustedes"

El presidente electo compartió detalles del programa Argentina contra el Hambre.  "Vamos a resolver las cosas juntos", les dijo a los dirigentes sociales y aseguró que "la economía popular llegó para quedarse".



Alberto Fernández se reunió con dirigentes de los movimientos sociales en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina. El presidente electo habló con ellos sobre cómo será el programa Argentina contra el Hambre. “Lo que viene es el gobierno de todos ustedes, no de Alberto y de Cristina, vamos a resolver las cosas juntos”, manifestó el presidente electo, que pidió “no tener miedo del debate que hay que dar” y aseguró que “la economía popular llegó para quedarse” .

En el encuentro participaron Emilio Pérsico (Movimiento Evita), Esteban Castro y Gildo Onorato (CTEP), Juan Carlos Alderete, Fredy Mariño y Luciano Álvarez (Corriente Clasista y Combativa), Daniel Menéndez, Néstor Moccia y José Oscari (Barrios de Pie), Dina Sánchez (Frente Darío Santillán), Juan Grabois (Movimiento Trabajadores Excluidos), Rafael Klejzer (Movimiento Popular La Dignidad) y Natalia Zaracho (Movimiento de Trabajadores Excluidos). En representación de la iglesia actuó Monseñor Jorge Lugones, obispo de Lomas de Zamora y titular de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social. Fernández concurrió acompañado por Gustavo Beliz y el diputado Daniel Arroyo, autor del programa contra el Hambre.

Alberto Fernández se reunió con dirigentes de los movimientos sociales en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina. El presidente electo habló con ellos sobre cómo será el programa Argentina contra el Hambre. “Lo que viene es el gobierno de todos ustedes, no de Alberto y de Cristina, vamos a resolver las cosas juntos”, manifestó el presidente electo, que pidió “no tener miedo del debate que hay que dar” y aseguró que “la economía popular llegó para quedarse” .

En el encuentro participaron Emilio Pérsico (Movimiento Evita), Esteban Castro y Gildo Onorato (CTEP), Juan Carlos Alderete, Fredy Mariño y Luciano Álvarez (Corriente Clasista y Combativa), Daniel Menéndez, Néstor Moccia y José Oscari (Barrios de Pie), Dina Sánchez (Frente Darío Santillán), Juan Grabois (Movimiento Trabajadores Excluidos), Rafael Klejzer (Movimiento Popular La Dignidad) y Natalia Zaracho (Movimiento de Trabajadores Excluidos). En representación de la iglesia actuó Monseñor Jorge Lugones, obispo de Lomas de Zamora y titular de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social. Fernández concurrió acompañado por Gustavo Beliz y el diputado Daniel Arroyo, autor del programa contra el Hambre.

El proyecto, que está planteado como un conjunto de políticas para garantizar el acceso a los alimentos, tiene previsto sumar a los movimientos populares en su capacidad de producir y distribuir alimentos de la canasta alimentaria. Este trabajo con el Estado es un reclamo histórico de las organizaciones sociales, que vienen desarrollando emprendimientos productivos y canales de comercialización alternativos para mejorar las condiciones de vida y generar un nuevo tipo de trabajo para sus integrantes.  

El Gobierno sigue sin condenar la destitución de Evo Morales

El embajador de Macri en Bolivia "no hubo golpe de Estado en Bolivia"

Normando Álvarez García ratificó la postura de la Casa Rosada: dijo que ocurrió “una interrupción del orden institucional en base a una conmoción social”, que a contramano de todos los indicadores económicos bolivianos comparó con la crisis de la Argentina de 2001.

El embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez García, afirmó que en ese país “no hubo un golpe de Estado ” y aseguró que “el pensamiento de nuestro gobierno (a cargo de Mauricio Macri) es ese”. En el mismo tono, sostuvo que el proceso de presión política y de las fuerzas armadas y de seguridad que derivó en el derrocamiento del presidente constitucional Evo Morales fue “una interrupción del orden institucional” pero “en base a una conmoción social” como la que vivió la Argentina en 2001.
“Hay declaraciones del canciller (Jorge Faurie) diciendo que no hay golpe de Estado para nuestro gobierno. Yo personalmente pienso algo, pero el pensamiento de nuestro gobierno es ese”, afirmó el diplomático argentino en lo que pareciera ser un sinceramiento del gobierno de Juntos por el Cambio respecto de la asonada cívico-militar contra el orden democrático concretada ayer.
Durante, la entrevista por radio La Red, el embajador fue más que elocuente:
-¿Para usted sí hay un golpe de Estado? –preguntó el periodista.
-No, no, no... No es eso. Yo creo que nuestro gobierno hizo esa declaración porque no hubo un golpe como tenemos acostumbrados, que se levanta un regimiento o las Fuerzas Armadas. No hubo nada de eso.
Álvarez García puso en pocas palabras lo que el gobierno saliente dijo con sutilezas a través del canciller Jorge Faurie, para quien “lo que ocurrió en Bolivia” fue que "las Fuerzas Armadas se declararon prescindentes, pidieron una solución a la política”, y todo sobre “vías institucionales”.
A través de una esquiva jerga diplomática, Faurie llamó ayer "a todos los actores políticos y sociales” de ese país a “preservar la paz social y el diálogo, enfatizando importancia de encaminar este periodo de transición que se ha abierto por las vías institucionales".
Por su parte, luego de negar el golpe de Estado, el embajador argentino en Bolivia prácticamente se contradijo al reconocer que en Bolivia “hay una interrupción (del orden institucional) en base a una gran conmoción social”, pero confusamente comparó lo ocurrido “a cuando fue la renuncia de (Fernando) de la Rúa” en 2001.
Además, para minimizar lo ocurrido, sugirió la insólita hipótesis de que Evo Morales tenía tomada antemano la decisión de renunciar: “Ayer, a primera hora, cuando ya estaban todas las cartas echadas y se sabía, inclusive dos días antes de que el presidente iba a renunciar, salió una conferencia de prensa de las Fuerzas Armadas pidiéndole la renuncia a Evo Morales”.
Por otra parte, Álvarez García dijo que “uno de los problemas” es que en Bolivia no hay formalmente un gobierno en indicó que, por lo tanto, no está definido “cuál es el post ‘evismo’”. “La oposición son tres o cuatro figuras y no hay un partido que tenga un peso nacional”, agregó el diplomático en lo que es un virtual reconocimiento de la minoría que representa la oposición derrotada en los últimos comicios
“Está el candidato Mesa que salió segundo y que en realidad es parte de una alianza y que tiene un partido chiquito”, definió. También se refirió al golpista Fernando Camacho como “un líder cívico” de Santa Cruz “que tampoco tiene partido sino que es parte de esas cosas hay acá en Bolivia, que en todas las ciudades grandes tienen movimientos cívicos que organizan cabildos para tomar determinadas decisiones”.
“Camacho es el que de alguna manera dio vuelta todo esto”, remarcó e hizo una descripción que contradice la supuesta armonía institucional que, para él, atraviesa Bolivia. “Anoche hasta tarde se escuchaban no sé si eran bombas o disparos” y se “estaban utilizando lo que llaman ‘cachorros’, que son pequeñas dinamitas que no hacen mucho daño pero sí mucho ruido”.
Asimismo contó que “hubo saqueos a supermercados en la zona sur de La Paz, que es la zona más rica” de esa ciudad epicentro del golpe, y en este contexto “todavía hay un poco de anarquía”. Y con una serie de imprecisiones relató que “lo que tengo entendido” es que “anoche salió la policía” a las calles, y que “hay una disposición también de las Fuerzas Armadas, dicen, a salir para el caso de que haya grandes enfrentamientos”.
Solo dijo "todos estamos preocupados"

Mauricio Macri no condenó el golpe de Estado en Bolivia

Consultado al llegar a la Casa Rosada sobre la destitución de Evo Morales, el Presidente ni siquiera se detuvo ante los periodistas. Hizo una declaración al paso y siguió su camino sin repudiar la ruptura del orden constitucional boliviano.

Un día después de que Evo Morales fuera presionado por el Ejército y las fuerzas de seguridad a renunciar a la Presidencia de Bolivia, el presidente saliente Mauricio Macri se pronunció escueta y velozmente sobre lo que ocurrió en ese país: “Todos estamos preocupados.”
La declaración pública del mandatario fue hecha al pasar mientras transitaba los pasillos de la Casa Rosada, y fue la primera declaración después del comunicado de ayer de la Cancillería, en el que definió que en Bolivia se abrió un "período de transición que se ha abierto por las vías institucionales”.
En sintonía con ese eufemismo que evitó decir que en en ese país hubo un golpe de Estado contra su par Evo Morales, Macri tampoco se refirió al derrocamiento como tal ni habló de una interrupción del orden democrático y ni siquiera condenó lo que ocurrió.
“Todos estamos preocupados”, dijo solamente y a las apuradas mientras caminaba por un pasillo lateral del Patio de las Palmeras, acompañado por el ministro de Trabajo, Guillermo Dietrich.
Sin embargo, pese a los eufemismos, la postura del gobierno fue sincerada esta mañana por el embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez García, quien durante una entrevista radial dijo: “Hay declaraciones del canciller (Jorge Faurie) diciendo que no hay golpe de Estado para nuestro gobierno. Yo personalmente pienso algo, pero el pensamiento de nuestro gobierno es ese”.
Quien volvió a negar la interrupción del orden constitucional fue el titular del Sistema de Medios Públicos, Hernán Lombardi, que cuando se le consultó puntualmente si en Bolivia se produjo un “golpe de Estado” manifestó: “No lo sé, tendría que estar con muchísima más información que la que tengo en este momento para saber los hechos”.
En declaraciones a radio Metro, el funcionario reconoció que en el país vecino “ya tenés una disminución de la calidad institucional” pero advirtió que “lo ideal hubiese sido llamar a elecciones dado que fue un evidente fraude”.
¡EN LLAMAS! Duggan cantó toda la posta sobre Cristobal López y LIQUIDÓ por completo a Macri

Conocé cómo fue el encuentro siniestro entre el corrupto presidente argentino saliente,
y el empresario de los medios.





TESTIGOS TRUCHOS
HACE 17 HORAS


Fue usado como un sistema de premios y castigos para el armado de causas y ahora el Gobierno analiza pasarlo bajo órbita del Poder Judicial.
Advierten por maniobra de Mauricio Macri para tapar el "desastre" del Programa de Testigos Protegidos



A semanas de su retirada, el Gobierno analiza traspasar el Programa de Protección de Testigos e Imputados a la órbita del Poder Judicial. El mismo fue utilizado como un sistema de premios y castigos para el armado de causas contra exfuncionarios kirchneristas, tal como reveló El Destape, y denunciaron que el cambio de órbita podría obedecer a un intento por tapar el "desastre" del área durante estos cuatro años.

Según publicó hoy el diario La Nación, Testigos Protegidos pasaría de la órbita del Ejecutivo - depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, de Germán Garavano - al Poder Judicial. Lo harían mediante un decreto de necesidad y urgencia que ya estaría redactado y al que sólo faltaría firmar.
Darío Díaz, exdirector del Programa de Protección a Testigos e Imputados durante los ocho años de gestión de Cristina Kirchner, aseguró a El Destape: "Si se animan a plantear esconder el Programa en el Poder Judicial, es porque quieren tapar un desastre descomunal, porque la Justicia no va a revisar su operatoria anterior" y remarcó que "si lo traspasan, primero es necesario realizar una auditoria calificada".

Actualmente, el Programa necesita del Poder Judicial. ¿Por qué? Porque sólo un juez federal puede solicitar que un testigo se incorpore como protegido y si el área no cumple con la orden, deberá rendir cuentas al magistrado que tiene un control directo sobre la suerte del testigo.

Como contó El Destape, la dinámica es sencilla: un testigo de una causa judicial que se considera potencialmente en peligro puede ingresar a este Programa si es ordenado por un Juez. Según la ley, una persona no puede estar más de seis meses bajo esta protección. Durante ese tiempo tiene que poder ser relocalizada con nueva identidad, en una ciudad segura y con trabajo para poder seguir con su vida “normalmente”. Sin embargo, no sólo no se cumplen los tiempos sino que muchas personas son “abandonadas” por el sistema que depende del Ministerio de Justicia y, en otros casos, los más clave, apretadas para testificar según la conveniencia del gobierno de Mauricio Macri.

Como ejemplo, Leonardo Fariña siguió al pie de la letra un guión armado para incriminar a Cristina Kirchner en la causa por la obra pública y se convirtió en un imputado protegido VIP con grandes beneficios, a contramano de quienes no siguieron los designios del Ministerio de Justicia, de Germán Garavano: una casa con grandes comodidades, libertades de movimientos por fuera de la ley y el pago de la obra social OSDE, por $9.500 mensuales, un servicio que ningún otro testigo protegido tiene, según pudo comprobar El Destape.

En la vereda contraria, Ibar Pérez Corradi, preso por tráfico de efedrina, habló con este medio y reveló que cuando estaba prófugo en Paraguay, en plena negociación para su extradición a la Argentina, en 2016, “Dalmau Pereyra viajó a Asunción para eso”. Para decirle que tenía que involucrar a Aníbal Fernández en el Triple Crimen de General Rodríguez. Contó que tuvo un acuerdo con Patricia Bullrich para no estar detenido en el Servicio Penitenciario Federal ni Bonaerense, lo que no se cumplió, y que se negó a declarar contra el excandidato kirchnerista: “Ellos estaban esperando que diga cosas de Aníbal Fernández que no eran así y se enojaron por eso”.

El sistema alcanza a 225 testigos y 97 familiares y, con el decreto de Macri, pasaría a la Cámara de Casación Penal que preside Carlos Mahiques. Uno de los apellidos que más creció en el Poder Judicial durante la gestión de Cambiemos.
07 de noviembre de 2019

Mirá el daño económico y emocional que Macri le hizo a la gente

TREMENDO MOMENTO en una Consulta popular !Eze Guazzora le preguntó por Macri y mira lo que pasó






HACE 2 HORAS | 18.32


CRISIS ECONÓMICA
Un informe de la Celag desmiente los "ocho puntos" de Marcos Peña sobre la herencia M

El Centro de Estudios comparó el país que agarró Macri con el que dejará y
cómo todos los indicadores económicos y sociales empeoraron.



En retirada, Marcos Peña buscó mostrar algunos logros de la gestión de Mauricio Macri, que pintó en ocho puntos. Con una informe mucho más exhaustivo, desde el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) compararon la Argentina que agarró Cambiemos en 2015 con la que dejará en 2019 y cómo empeoraron todos los indicadores: aumento de la pobreza, de la deuda, baja del salario mínimo, crecimiento exponencial de la inflación y brutal devaluación.

Con una tabla muy gráfica, compararon los niveles de pobreza de 2015, de 29,7%, con los actuales, que llegaron al 35,4%. Además, el Producto Bruto Interno (PBI) per cápita en dólares disminuyó, al pasar de 14.884 a 9.912.


La inflación es otro de los indicadores que empeoró al subir del 27,5% al 54% proyectado para este año, mientras que el salario mínimo disminuyó de US$ 580 a US$ 266 durante el período macrista. El desempleo también fue uno de los grandes problemas que dejará el gobierno de Mauricio Macri para la próxima gestión. El actual Presidente tomó un país con una tasa del 5,9% y la elevó al 10,6%.

Dentro de los indicadores analizados, también se mencionó el brutal incremento del riesgo país, que trepó de los 555 puntos básicos a los 2.270 de la actualidad y la exponencial suba de la deuda pública en relación al PBI: pasó del 52,6% al 98,2%.

El tipo de cambio es otra de las clavijas de la pesada herencia que dejará el macrismo. Mientras el Gobierno de Cristina Kirchner se fue con un dólar a $9,50, el de Mauricio dejará uno de $61,50. Dentro de los indicadores económicos, también se tomó en cuenta el aumento del déficit de la deuda corriente (que pasó del 2,7% al 5,1%) y la suba de la tasa de interés que trepó del 36,6% al 101,1%.


Ahora bien, la economía no fue el único factor de análisis, sino que el estudio hizo foco en los valores generales que acumuló la gestión Macri y que dejará para el gobierno de Fernández, como el cierre de Pymes, pérdida del poder adquisitivo de los jubilados, más deuda, pobreza y fuga de divisas.

Según el informe, de 2016 a 2019 cerraron 19.131 empresas en el país y la producción industrial cayó un 12,8%. Dentro de este ítem, la fabricación de productos textiles, maquinarias y equipos, vehículos automotores fueron los más perjudicados, y la inversión en equipos durables.

En materia económica, se fugaron US$ 84.100 millones y el pago de intereses fue de US$ 36.381 millones. A nivel interno, la inflación acumulada durante toda la gestión de Macri fue del 285%, lo que se reflejó también en un aumento de la pobreza. En cuatro años, Cambiemos generó 2.600.000 nuevos argentinos y argentinas pobres, que no llegan a cubrir la canasta básica.

Tan es así, que el consumo de leche por habitante cayó un 19%, indicador preocupante ya que es uno de los últimos productos a recortar porque es destinado a los más chicos. Pero del otro lado de la línea etérea, del de los jubilados, también se sintió la gestión de Macri y sus amigos: sus ingresos en dólares cayeron un 56% en tres años y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad perdió US$ 45.000 millones.

Mientras tanto, el endeudamiento externo fue de US$ 98.000 millones y la deuda total ascendió a $1,4 billones en los cuatro años de Gobierno de Mauricio Macri. El panorama que deberá afrontar Alberto Fernández.




05 de noviembre de 2019
En un mensaje para el PRO y sus aliados, el Presidente dijo que buscará liderar a la oposición

Macri: "Hay gato para rato"

Con tono de balance y despedida, Mauricio Macri encabezó un encuentro de su gabinete ampliado, al que faltaron sus aliados e incluso referentes de su propia fuerza. "Para los que desde 2003 me vienen preguntando si me voy a retirar de la política, les digo: estoy acá, no me voy a ir a ningún lugar. Hay Mauricio para rato", aseguró, después de tomarse nuevamente unos días de vacaciones.

En un tono intimista, de balance y hasta un poco triste, el presidente Mauricio Macri habló ante sus funcionarios y dirigentes en el que tal vez sea el último de sus discursos ante su gabinete ampliado en el Centro Cultural Kirchner. Tras escuchar a Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, el mandatario aclaró que no se va a correr a un costado y que tiene previsto liderar la oposición: "Desde el lugar donde me toque, voy a seguir trabajando para lograr ese país que nos merecemos. Para los que desde 2003 me vienen preguntando si me voy a retirar de la política, les digo: estoy acá, no me voy a ir a ningún lugar. Hay Mauricio para rato. O debería decir: hay Gato para rato". Además, le atribuyó "al clima" la ausencia de los radicales.
Fue el primer encuentro masivo después de la derrota del 27 de octubre y tal vez el último de los gabinetes ampliados que protagonizó Macri -aunque no se descarta que haya uno final, de despedida-, cual guía de autoayuda o pastor evangélico. Si no fue el último, por lo menos, tuvo el tono de balance y despedida. El encuentro tuvo ausencias notables: no estuvieron los aliados radicales, ni la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, que anunció su retiro de la política partidaria. Tampoco la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, de paseo por Nueva York.
Macri llegó fresco de su fin de semana de descanso en la residencia presidencial de Chapadmadal y escuchó los discursos que dieron Vidal, Larreta, la vicepresidenta Gabriela Michetti y su ex compañero de fórmula, Miguel Angel Pichetto. Larreta sostuvo que tenían "la tristeza de perder, pero el orgullo de remontar la elección y representar a 10 millones de argentinos". También destacó que ganaron por primera vez la Ciudad en primera vuelta (algo que Macri no consiguió). Vidal aseguró que las derrotas "desnudan quién es cada uno", en un mensaje que cada quien debió interpretar. Sostuvo que estaba orgullosa de haber sido la primera mujer en gobernar la provincia de Buenos Aires y de que van a ser el primer gobierno no peronista en completar su mandato.
Pichetto, por su parte, retrucó a Axel Kicillof: "No dejamos tierra arrasada sino un país mejor que el que se recibió. Hay que mantener la unidad para volver al poder. Hay un liderazgo indiscutido, que se ganó en la calle y es el de Mauricio Macri". Fue una toma de posición de quien forma parte de la línea dura que quiere a Macri como líder. Allí estaban presentes algunos de los que opinan lo contrario. Otros, ni se molestaron en ir.
Macri disculpó, en particular, a los gobernadores radicales, que faltaron en masa.  "Si hubiesen estado hoy los gobernadores radicales, hubieramos estado en la misma sintonía. El mal tiempo, me dicen, no les permitió llegar", los excusó.  "Hubo una comunión de tres espacios. Y si llegamos a este final, no con el resultado que esperábamos, es porque cada uno hizo su parte", aseguró el Presidente.
"Este equipo ha tenido aciertos y desaciertos, pero hemos logrado transformaciones importantes. La más importantes es haber despertado millones de argentinos a recuperar la esperanza de que se puede. Se pudo gobernar con honestidad y todos nos vamos a casa con la conciencia tranquila y las manos limpias. Se pudo cambiar la cultura del poder, porque hemos gobernado sin abusos, con humildad y con generosidad", fue su balance de su gestión. "No podemos dejar de estar orgullosos de las cosas que logramos. Pusimos en marcha un Estado, que tenía sus estructuras llenas de trabas y corruptelas", afirmó, sin más detalles. El tema que excluyó claramente: la economía.
"Tenemos un desafío: ser una oposición constructiva que no pone palos en la rueda al gobierno que entra. Nos olvidamos de los que nos pusieron a nosotros. Para nosotros, lo primero son los argentinos", aseguró Macri sobre su futuro en la oposición. "Por eso vimos lo que vimos en las movilizaciones. Hay algo que despertó en la Argentina y nada va a ser igual", remarcó.
Buena parte de su discurso estuvo destinado a decirles a los suyos que no dará un paso al costado y que sigue siendo el líder. "Esta fue la experiencia más importante de mi vida. Un compromiso así no termina porque termina una gestión de gobierno", afirmó. "Vuelvo a pensar por qué me metí en esto. No porque estoy loco, sino porque estoy loco de amor por mi país y su gente. Y lejos de sentirme decepcionado, estoy más enamorado que nunca de mi país y de mi gente", remarcó. Y luego cerró con la frase que todos estaban esperando: "Hay Gato para rato". Lo aplaudieron de pie.
05 de noviembre de 2019
"No se puede seguir ajustando a la sociedad"

Alberto Fernández recibió el apoyo de López Obrador y advirtió al FMI

El presidente electo volvió a reclamarle al Fondo Monetario que reflexione sobre la situación de la Argentina. Aclaró que el cepo al dólar continuará luego de que asuma.

El presidente electo Alberto Fernández volvió a reclamarle al Fondo Monetario Internacional que reflexione sobre el estado en el que se encuentra Argentina -del que lo considera co-responsable-, y que comprenda que "no se puede seguir ajustando a la sociedad argentina". Fernández acababa de recibir el respaldo para "todo lo que resulte necesario" por parte del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con quien compartió una reunión y un almuerzo durante varias horas en el Palacio Nacional. El presidente electo insistió que la cuestión tarifaria es un tema que se debe revisar cuanto antes, desmintiendo un supuesto aval a nuevos aumentos. "No puede ser que las tarifas sigan dolarizadas cuando el resto de la economía no lo está. Eso he dicho que desde el primer día debe ser revisado", subrayó.
Como se trataba de un presidente electo y no de uno en ejercicio, por razones protocolares, Fernández se presentó solo en la conferencia de prensa posterior a la reunión. En más de una oportunidad resaltó que le tocará recibir con una economía con alto endeudamiento y 40 por ciento de pobreza. "Ningún país se recupera en la pobreza. Hay que volver a poner en marcha la economía argentina y ver de qué modo podemos cumplir nuestras obligaciones que efectivamente queremos cumplirlas pero no a costa de más deterioro social", insistió.
En ese sentido, López Obrador le dijo que contara con él para lo que fuera necesario. Fernández comentó que se encontró con un presidente que estaba muy al tanto de la crítica situación argentina. "El apoyo que puede dar es mucho", evaluó Fernández en base a que México tiene un asiento en el directorio del FMI e integra un mercado común con Estados Unidos y Canadá. En ese escenario internacional, detalló el brutal incremento de la deuda: en 2015 era el 38 por ciento del PBI, la deuda externa en dólares el 13 por ciento del PBI; hoy pasó al 95 y el 70 por ciento, respectivamente. Eso en apenas tres años.
Alberto Fernández llegó cinco minutos antes del mediodía e ingresó por la puerta lateral del Palacio Nacional donde lo esperaban un grupo de argentinos para saludarlo. Lo recibió el subsecretario para Latinoamérica de la Cancillería mexicana, Maximiliano Reyes Zúñiga, quien publicó en el diario La Jornada una columna considerando el encuentro "un parteaguas en la relación bilateral". El fue quien lo condujo por el inmenso palacio hacia el despacho presidencial. López Obrador lo recibió junto a su jefe de asesores Lázaro Cárdenas y el canciller Marcelo Ebrard. Fernández ingresó con Felipe Solá y Cecilia Todesca. Una reunión con seis sillas y las banderas de México y de Argentina de fondo. Estaba prevista para una hora y se extendió hasta una hora y media. Luego de eso fue el almuerzo, que duró otro tanto. Quienes también estuvieron en el palacio pero no se sumaron al encuentro fueron Matías Kulfas, Miguel Cuberos y el vocero Juan Pablo Biondi. También anduvo allí el ex senador chileno Marco Enríquez-Ominami, clave en el armado del encuentro.
Entre una cosa y la otra, López Obrador ofició de guía de Alberto Fernández por los salones y pasillos del Palacio. Obviamente, una parada obligada fueron los murales de Diego Rivera que convierten la sede del gobierno mexicano en un edificio único. Rivera le dedicó más de 20 años a retratar en esas paredes paisajes de la historia mexicana. Fernández llevó de regalo un libro y un busto de Evita y recibió un pin de la presidencia de México y una artesanía. Los paseos fueron retrasando la agenda y Alberto Fernández llegó a la conferencia de prensa casi una hora más tarde de lo pautado.
En México se le dio mucha importancia a la visita. Se habían acreditado unas 200 personas entre fotógrafos, camarógrafos y cronistas, incluyendo varias agencias internacionales. El encuentro tuvo mucha repercusión y en la comitiva de Fernández comentaron que ya habían comenzado a recibir invitaciones de algunas potencias. Ante una pregunta, el presidente electo negó que tuviera previsto viajar a Estados Unidos en lo inmediato. Se sabe que tiene una invitación de la petrolera Chevron para exponer sus planes sobre Vaca Muerta en su sede de Houston.
López Obrador se comprometió a incrementar el comercio bilateral y aumentar las compras de productos argentinos para ayudar a la recaudación de dólares. Ya lo había adelantado en la "mañanera", la rueda de prensa que ofrece cada día a las 7 antes de arrancar su jornada de trabajo.  "Vamos a procurar en ayudar en la adquisición de bienes que se producen en la Argentina, para que el pueblo de Argentina con su nuevo gobierno pueda enfrentar la crisis económica y pueda haber crecimiento y bienestar. Todo lo que podamos ayudar, lo vamos a hacer", dijo AMLO.
Lo confirmó Fernández. "Queremos volver a poner en valor esa relación en materia automotriz, de autopartes, pero fundamentalmente de carnes y producciones locales de Argentina, como la producción de porotos negros, que México es un gran demandante". Acerca de este punto, Kulfas y Todesca se habían juntado con el subsecretario de Industria y Comercio, Enrique Acevedo. Según las versiones de esa reunión, México accedería a más compras pero pediría más acceso para sus autopartistas. Seguirán conversando.
"Con la carencia de dólares que tiene no puede ser que las tarifas sigan dolarizadas cuando el resto de la economía no lo está. He dicho que desde el primer día debe ser revisado. De ahí en más veremos qué es lo que nuestra economía permite. Cuando digo que todos tenemos que hacer un gran esfuerzo, digo todos y todas. Todas por las energéticas estoy diciendo", dijo Fernández. La aclaración generó risas.
Respecto a la carencia de dólares, Alberto Fernández aclaró algo que es obvio: el cepo al dólar seguramente continuará luego de que asuma. "El 10 de diciembre no es una fecha mágica. En todo caso ese día sabremos cuántos dólares quedaron en las arcas del Banco Central. Eso no se resuelve con un cambio de gobierno. Es el resultado de una política que ha dejado que migren del Banco Central decenas de miles de millones de dólares", marcó en las dos oportunidades que le preguntaron por lo mismo.
La situación económica y la continuidad de las inversiones en México fue el tema que Alberto Fernández seguiría trabajando por la noche. Primero, en el encuentro con el millonario Carlos Slim. Luego, con el que mantendría con un importante grupo de empresarios vinculados a Alfonso Romo, un industrial que es secretario general de la Presidencia de AMLO y miembro de su partido Morena. Por la noche, los hombres de negocios se acercaron hasta el hotel Camino Real donde se hospeda Alberto Fernández con ánimo de escuchar de primera mano cuáles son sus planes para reactivar la economía.
01 de noviembre de 2019
Reunión de CFK con Massa y transición en el Senado

El Congreso se sacude la modorra ante un diciembre agitado

Al ritmo de la transición, el Congreso comienza a sacudirse de la modorra a la que lo sometió el gobierno de Mauricio Macri en el año electoral. Sergio Massa, que ocupará la presidencia de la Cámara baja, se reunió este miércoles con la senadora y vicepresidenta electa Cristina Fernández de Kirchner para planificar el trabajo parlamentario en un diciembre agitado tras la asunción del nuevo gobierno del Frente de Todos. En tanto, ayer arrancó la transición en el Senado, en un encuentro que mantuvieron las autoridades salientes Gabriela Michetti (vicepresidenta) y Federico Pinedo (presidente provisional del cuerpo) con los enviados designados por CFK: el senador neuquino y presidente del bloque del FpV (que deja su banca en diciembre) Marcelo Fuentes y la ex senadora santacruceña Virginia García.
En la reunión entre Cristina y Massa, quienes conducirán ambas Cámaras del Parlamento a partir de diciembre, se buscó comenzar a delinear las prioridades de la futura agenda legislativa en coordinación con el presidente electo, Alberto Fernández. Entre las prioridades también figuran el plan "Argentina contra el Hambre" que diseñó el diputado y futuro ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo. Además de una serie de leyes que respondan al plan habitacional en el que viene trabajando los equipos técnicos del Frente de Todos y que quedarán bajo la órbita de la nueva cartera de Hábitat y Vivienda.
La lista, en principio, también incluye la conformación por ley del Consejo Económico y Social, la creación de un Consejo de Seguridad que reemplazaría las funciones del actual ministerio del área, una reforma tributaria que favorezca a las pymes, el Presupuesto 2020, una reforma para regular el endeudamiento externo y una norma previsional para mejorar los haberes jubilatorios.
El encuentro entre ambos se produjo en el departamento del barrio porteño de Constitución de Florencia Kirchner, antes del nuevo viaje de Cristina para visitar a su hija en Cuba. La idea es coordinar un trabajo en espejo para buscar la rápida aprobación de las leyes que el nuevo gobierno enviará tras su asunción al Congreso, que será convocado a sesiones extraordinarias.
En la reunión de ayer en el Senado sobre la transición se acordaron tres encuentros para la semana próxima. El primero será el martes, cuando Michetti entregue a sus sucesores el estado administrativo de la Cámara alta. El miércoles habrá otra reunión de carácter político con los jefes de todos los bloques partidarios, para fijar una agenda legislativa hasta el 10 de diciembre. El jueves, la reunión será con el secretario parlamentario del cuerpo, el radical Pedro Tunessi, un lugar que podría ocupar Fuentes. También se acordó que en la última semana de noviembre, el Senado tendrá su sesión preparatoria, donde jurarán los nuevos senadores electos y se designarán las autoridades de la Cámara  y de cada bancada. Se prevé un diciembre legislativo agitado con la asunción del nuevo Gobierno.
Del empate técnico de Majul a la catástrofe de Macri

La operación mediática para "cambiar" el resultado de las elecciones

La definición del resultado electoral como un "empate técnico", realizada por Luis Majul, fue solo el punto más ridículo de una serie de análisis dedicados a desgastar a la fórmula ganadora desde el inicio. Los votos "prestados" y el efecto ballottage.

El que hizo punta fue Luis Majul en la misma noche del domingo , cuando consideró que los resultados de la elección mostraban “un empate técnico”.
En la misma línea, aunque haciendo un esfuerzo para evitar el ridículo, siguieron la mayoría de los periodistas que sostuvieron con su militancia los cuatro años de Cambiemos. “Ni triunfazo de Alberto ni catástrofe de Macri”, titulaba Clarín su editorial del martes.
Tanto Majul como Clarín, estaban describiendo una victoria categórica en primera vuelta, con ocho puntos de diferencia que podrían estirarse aún más en el escrutinio definitivo.
El lente utilizado no parece el mismo que saludó el triunfo de Mauricio Macri en el ballottage de 2015 por apenas 2,68 por ciento de los votos, después de una derrota por casi tres puntos en la primera vuelta. El diario puso entonces en su tapa “El balotaje marca el fin del ciclo kirchnerista”.
Tanta insistencia en resaltar el cuarenta por ciento obtenido por los perdedores por encima del casi 50 de los ganadores sería risible si no hubiera impactado en muchos seguidores del Frente de Todos, que vieron empañados sus festejos por la nube con que les presentaban los resultados.
El razonamiento previo al 27 de octubre, que remarcaba la importancia de establecer la mayor distancia posible en la primera vuelta, cuando la elección parecía prácticamente ganada, tenía un objetivo comprensible: evitar que el exitismo relaje a la militancia en la búsqueda del voto.
Cumplido ese objetivo, nadie debería sobreestimar la importancia que tendrá la distancia obtenida en las posibilidades de éxito del gobierno que se inicia. Bastaría recordar todo lo que destruyó el macrismo basado en su mínima diferencia. O, por el contrario, todo lo construido por Néstor Kirchner que, con su módico 22 por ciento, ni siquiera superó en la primera vuelta a Carlos Menem.

Votos propios y votos prestados
Más importante para analizar la gobernabilidad que puede mantener el nuevo gobierno, resulta discriminar qué porcentaje de sus votantes son “propios” y cuántos “prestados”. Un detalle que pasó desapercibido para la mayoría de los que se desviven por celebrar el “avance” de Cambiemos.
En la elección de 2015, Mauricio Macri alcanzó el 24,48 por ciento en las PASO y el 34,15 en la primera vuelta, donde se le sumó el aporte de los radicales y de la Coalición Cívica. Recién en el ballotage superó el 50 por ciento. En otras palabras, la mitad de los votos que lo llevaron a la presidencia fueron “prestados”. Quizás ése sea uno de los motivos que explican por qué es el único mandatario democrático que fracasó en la búsqueda de su reelección.
En 2019, Alberto Fernández obtuvo alrededor del 49 por ciento tanto en las PASO como en la primera vuelta, lo que muestra la solidez de sus apoyos. Por supuesto, eso tampoco otorga una garantía de gobernabilidad. Para mantenerla, tendrá que acertar en las políticas que elija y resistir los ataques y presiones que le preparan la mayoría de los poderes fácticos.

El efecto ballottage
A la hora de explicar por qué no se repitieron el domingo pasado los resultados de las PASO, para calmar un poco a los más desilusionados, hay que agregar un elemento que surge del sistema electoral de tres pasos que prevé la legislación actual.
Descartado por todas las fuerzas principales el uso de las Primarias para elegir sus candidatos, las PASO se transforman en una virtual primera vuelta. La amplia ventaja obtenida por los Fernández produjo un efecto paradojal: los votantes que pensaban inclinarse por Macri en una segunda vuelta tuvieron que adelantar su decisión porque todo indicaba que esa segunda vuelta no existiría. Eso los diferenció de los votantes dispuestos a elegir en última instancia al Frente de Todos, que se vieron liberados de esa presión porque todo indicaba que Alberto y Cristina ya tenían ganada la elección. En pocas palabras, siguieron votando como en una primera vuelta y no como en un ballotage como hicieron los de Juntos para el Cambio.
Aún así, los resultados fueron contundentes. Tanto que sacaron de quicio a otros periodistas militantes como Jorge Fernández Díaz que, sin poder encontrar argumentos suficientes para explicar la debacle macrista prefirió recurrir a la estigmatización de los votantes culpables de semejante estropicio. “El masoquismo y la amnesia --aseguró-- también son derechos humanos.”
30 de octubre de 2019

¿Qué puede pasar con el escrutinio definitivo?
Alberto Fernández ampliaría a diez puntos su ventaja


Contra el fantasma de "las cuentas no cierran", se proyecta un triunfo aún más holgado para la fórmula del Frente de Todos.





El fantasma de "las cuentas no cierran" recorre las redes sociales. La idea básica es que Juntos por el Cambio (JxC) sumó casi 2.350.000 votos más, comparando la elección del domingo con las Paso de agosto, mientras que el Frente de Todos (FdT) sumó sólo 267.000 votos. Por lo tanto, los whatsapp fantasmales se preguntan de dónde pudo sacar el oficialismo esa cantidad de votos adicionales si los que sufragaron esta vez fueron apenas 734.410 votos más que en las Paso. Los errores numéricos y de razonamiento son de todo tipo. Por supuesto que ayudó una cierta manipulación de la Casa Rosada en el anuncio de los resultados. A las 21 dijeron que había algo más de seis puntos de diferencia, a las 23 ya había ocho, todo indica que el escrutinio provisorio terminará 49 a 40, o sea nueve de brecha, y es probable que el escrutinio definitivo lleve la distancia a diez. Quisieron esconder esa victoria contundente de Fernández-Fernández.

Los errores del fantasma de las redes sociales son los siguientes:

1. Por de pronto se está comparando un escrutinio definitivo, el de las Paso, con un escrutinio provisorio, como el que tenemos del domingo pasado. De la elección de esta semana está escrutado el 97,13 por ciento de las urnas. O sea que falta escrutar el 2,87 por ciento. Sumando a los 734.410 de nuevos votantes que ya figuran en el provisorio, hay otros 740.000 votos adicionales que vendrán de lo no escrutado todavía. La conclusión es que este domingo votaron aproximadamente (todavía no están ni el provisorio ni el definitivos terminados) 1.500.000 ciudadanos más que en las Paso.

2. Se puede poner en otros términos. Quedaron sin escrutar un total de 2873 mesas, que tomando el padrón y considerando un 80 por ciento de presentismo, suman 833.000 votos que faltan escrutar. La conclusión es la misma: aproximadamente 1.500.000 votos más que en agosto.

Aquí hay un detalle de importancia: de las 2.873 mesas, la mayoría, 1503, son de la Provincia de Buenos Aires, y tres de cada cuatro corresponden a dos secciones electorales en que la fórmula Fernández-Fernández ganó con claridad. Eso significará que la ventaja del FdT se ampliará en el cómputo nacional. Es casi seguro que Alberto Fernández termine con diez puntos más que Mauricio Macri.

Hasta aquí puede decirse entonces que hubo alrededor de 1.500.000 votantes más que en agosto para distribuir entre las grandes fuerzas. Pero las alianzas principales no se nutrieron sólo de nuevos votantes o de los no computados sino que le sacaron a las otras fuerzas. Y eso es así.

3. Los candidatos de menor perfomance perdieron votos y todo indica que en una proporción importante fueron hacia Macri-Pichetto por afinidad ideológica. Roberto Lavagna perdió 481.000 votos; a Juan José Gómez Centurión se le fueron 226.000 votantes y a José Luis Espert se le cayeron 167.000 votantes. Hubo tres pequeñas fuerzas de derecha, entre ellas el partido nazi, que estuvieron en agosto y no pasaron el dos por ciento requerido. Esos tres frentes sumaron otros 127.000 y ahora directamente no estuvieron.

En suma, el total de votos capturados en su gran parte por JxC llega a 1.010.000.

4. Del otro lado, en comparación con las Paso, el Fit perdió 161.000 votos y además este domingo no compitió el MAS que había llegado a 179.000. De manera que la izquierda dejó por el camino 340.000 votos, seguramente proclives a ir hacia el frente encabezado por el peronismo.

Sumado entonces a los nuevos votantes, 1.500.000 y los que se fueron de los pequeños partidos, 1.350.000, ya aparecieron en la bolsa para distribuir casi 2.850.000 votos entre las dos grandes fuerzas, aunque la mayor parte fue para el oficialismo.

Sin embargo, hay más en el juego de la distribución de votos. No son más sufragios sino que se distribuyeron distinto:

5. En agosto, los votos en blanco fueron 882.659, en cambio el domingo esa cifra bajó a menos de la mitad: 399.751. Eso significa que hubo casi medio millón de ciudadanos que en agosto no votaron a ningún candidato y esta vez lo hicieron por alguno, casi seguro de las fuerzas mayoritarias, porque son las que aumentaron. O sea que se suman otros 500.000 votos a la distribución entre las alianzas que prevalecieron.

6. Algo parecido pasó con los votos nulos. Fueron 318.009, mientras que ahora sumaron 232.208. Son otros 85.000 votos que se fueron a candidatos.

El total entonces que podía haberse distribuido entre las grandes fuerzas es de 3.400.000 votos, una bolsa grande en la que obviamente el oficialismo pudo quedarse con 2.350.000 votos.

Sin embargo hay un argumento adicional y decisivo que podría contradecir a los fantasmas:

7. No es descabellado que votantes del FdT se hayan ido al JxC. Hubo un tremendo clientelismo en el Gran Buenos Aires, donde algunos de los intendentes amarillos dieron vuelta diferencias de diez y hasta 15 puntos. Una parte por corte de boleta, pero en otros casos dando vuelta la boleta completa. Hechos muy similares se dieron en Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Mendoza o San Luis, a veces con clientelismo y otras con presión de los aparatos partidarios. Da toda la impresión que el gobernador cordobés Juan Schiaretti jugó las fichas por Macri mientras que el peronismo de Santa Fé, Entre Ríos, Mendoza y San Luis se desentendió de la elección porque ya había pasado su principal batalla, la pelea por la gobernación. Es indudable que no se puede explicar el vuelco sin el pase de votos del FdT a JxC.

En el cuadro general también contribuyó que el holgado triunfo del Fernández-Fernández en las Paso relajó a la estructura partidaria del peronismo, que jugó un segundo tiempo con la victoria asegurada. Se mantuvo la intensidad en los municipios bonaerenses donde se peleaba no sólo la gobernación sino las intendencias. También crecieron los votos del FdT en CABA, otro distrito donde se disputaba la jefatura de gobierno.

En la otra vereda, la del antiperonismo, los números de agosto tensaron la cuerda. Cuatro años de acusaciones, de ahondar la grieta en los medios y la justicia, convirtieron la elección del domingo en una instancia dramática, una especie de "epopeya contra el mal". Ante la alarma del regreso de la alianza encabezada por el peronismo, una franja corrió al rescate en las urnas.

En la noche del domingo, Smartmatic dibujó un primer número de 6,34 de diferencia para que Macri pudiera hablar en Costa Salguero, derrotado, sin expectativas, pero con un poco de aire. A la noche ya eran ocho puntos. Hoy en día, teniendo en cuenta las mesas que faltan escrutar, que son principalmente de las zonas populosas del Gran Buenos Aires, la ventaja en el provisorio podría terminar en nueve puntos. Habrá que ver qué sucede en el escrutinio definitivo, pero todavía la brecha podría ampliarse a casi diez puntos.

Una verdadera paliza, si se considera que es un triunfo en primera vuelta, sin ballotage, y comparado con los 2,48 que hubo en la segundo vuelta de 2015, y que fueron presentados por la prensa oficialista como una especie de avalancha histórica.

30 de octubre de 2019

HISTÓRICA editorial de Azzaro luego de la derrota de Macri: "ellos tienen odio, nosotros amor"



30 de octubre de 2019


Viaja a México para reunirse con López Obrador y convoca al Grupo de Puebla en Buenos Aires
Alberto Fernández en busca de rearmar la integración regional

En su primer viaje como presidente electo, Fernández mostrará su intención de apuntalar un armado progresista como en los tiempos de la Unasur. El Grupo de Puebla vuelve a reunirse en un momento de turbulencia regional.


La semana que viene Alberto Fernández mostrará sus primeras cartas como presidente electo en materia internacional. Primero, el lunes, cuando se encuentre en el DF con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y la segunda oportunidad será a partir del viernes, cuando arrancará el segundo encuentro del Grupo de Puebla, un agrupamiento de líderes progresistas que se reunirá en Buenos Aires. En un momento de convulsión regional y de crisis de los modelos neoliberales, el presidente electo dará los pasos iniciales en su idea de recuperar aquella idea de integración que hace no mucho sirvió para crear organismos como la Unasur y la Celac, hoy abandonados.


Cuenta la leyenda que López Obrador no tiene pasaporte. Sus viajes al exterior en los últimos años se cuentan con los dedos de una mano. Recientemente, por ejemplo, no asistió ni a la asamblea de las Naciones Unidas ni a la cumbre del G20. Pero eso no quiere decir que no tenga posturas nítidas en materia de política exterior. Quienes lo conocen aseguran que esas posiciones son muy similares a las que sostiene Alberto Fernández. Por eso ambos desean encontrarse. Se iban a reunir durante la campaña, pero López Obrador prefirió retrasarlo para cuando Fernández fuera presidente electo para cuidar las formas diplomáticas.

En principio, Alberto Fernández viajará el viernes junto a quien todo indica que será su canciller, Felipe Solá, para ser recibidos por López Obrador el lunes en el Palacio Nacional. Será el primer viaje al exterior del presidente electo, con lo que enviará señales en diferentes direcciones. Una, obvia, a Brasil. Tradicional primer destino de los presidentes argentinos -y viceversa-, Fernández lo pasó por alto porque la relación con Jair Bolsonaro va de mal en peor. El brasileño fue de los pocos presidentes que no lo felicitó por el triunfo, furioso por su militancia a favor de la libertad de Lula. Ayer le dedicó un nuevo mensaje (ver recuadro). México y Brasil, por otro lado, son los países que se tradicionalmente se disputan el liderazgo en Latinoamérica. También será una señal para Estados Unidos: Alberto Fernández mostrará su intención de volver a fortalecer la integración regional y no apostar a los vínculos bilaterales, como es del gusto de Washington.

Como le pasa a Alberto Fernández, a López Obrador le disgusta la postura del Grupo de Lima sobre Venezuela. De hecho, México dejó de asistir a los encuentros de ese grupo desde enero pasado. AMLO, como se lo conoce en su país, defiende a rajatabla el principio de no injerencia en los asuntos internos de otros países y plantea el diálogo como la salida al entuerto venezolano. El presidente electo de Argentina coincide plenamente con esa idea. Ambos se niegan a calificar al gobierno de Nicolás Maduro como una dictadura, como presiona el Departamento de Estado.

A la vuelta de su viaje, en Buenos Aires, se realizará el segundo encuentro del Grupo de Puebla. El primer capítulo en julio pasado, justamente en la ciudad mexicana de la que tomó el nombre. En aquella ocasión estuvieron Solá, Jorge Taiana y Carlos Tomada como representantes del peronismo. Ya hay confirmados unos 25 participantes para el evento que se realizará el 8, 9 y 10 de noviembre en el Hotel Emperador. Entre quienes viajarán habrá ex presidentes como Dilma Rousseff, Fernando Lugo, Ernesto Samper y Leonel Fernández, y se espera que también pueda hacerlo el vicepresidente boliviano Alvaro García Linera. Los integrantes del Grupo de Puebla mantienen un activo chat de WhatsApp en el que discuten todos los temas de política regional y les permite sacar comunicados sobre los temas de actualidad. Así, fueron de los primeros en salir a reconocer el triunfo electoral de Evo Morales.

Desde el Grupo desmienten a quienes desde la derecha regional los acusan de buscar desestabilizar gobiernos promoviendo movilizaciones como las que ocurrieron en Ecuador y Chile. "No hay nada conspirativo ni nada oculto en el armado del Grupo de Puebla. Nuestro objetivo es ayudar a la unidad del progresismo en la región", explicó el ex senador chileno Marco Enriquez-Ominami, quien viene trabajando en la organización del encuentro y ayuda a Alberto Fernández en el armado de su agenda exterior.
**URGENTE** El Frente de todos denuncia penalmente adulterio de padrones


29 DE OCTUBRE DE 2019 - 10:05

FIEL A SU ESTILO, FRAUDE ELECTORAL DE CAMBIEMOS
¿POR QUÉ EL FRENTE DE TODOS NO DENUNCIÓ EL EVIDENTE FRAUDE?







Los números reales no acompañan los resultados oficiales que se publicaron la noche del domingo 27.
Conferencia de Axel Kicillof del día después de elecciones



28 de octubre de 2019 · Actualizado hace 53 min

Primeros pasos de la transición

Alberto Fernández en la Casa Rosada




"Positivo." Así calificó el presidente electo Alberto Fernández al encuentro que mantuvo en Casa de Gobierno con el saliente Mauricio Macri  en Casa de Gobierno, en lo que significó el el puntapié inicial a la transición de mando que culminará el próximo 10 de diciembre con la asunción del dirigente del Frente de Todos.

Según confirmaron a Página/12 fuentes cercanas al mandatario electo, los primeros acuerdos de la transición convenidos durante la charla fueron la apertura de una "línea directa" entre Alberto y Macri y la conformación de un equipo de trabajo del Frente de Todos para tener acceso a los datos de la administración nacional.

En términos personales, la conversación fue "cordial" y se dio en un marco distentido en el que ambos coincidieron en el objetivo de "hacer lo mejor para el país". También "sirvió para distender la relación" luego del contrapunto desatado tras las PASO, cuando Fernández tomó la decisión de no hablar más con Macri debido a que el Gobierno había salido a anunciar medidas propias con la falsa excusa de que antes las había conversado con asesores del Frente de Todos.




Ese fue uno de los motivos por el cual se evitó una conferencia de prensa conjunto y sólo se difundieron fotos oficiales en el despacho presidencial. En la previa, desde el entorno del mandatario electo dejaron claro que “el presidente todavía sigue siendo Mauricio Macri” y que “transición no es co-gobierno”, un mensaje que la propia Cristina Kirchner remarcó ayer durante su discurso como vice presidenta electa.

“Le voy a pedir al que todavía es presidente hasta el 10 de diciembre” que hasta esa fecha “ejerza su responsabilidad cuidando el patrimonio del pueblo y la nación”, remarcó la senadora.

La reunión duró una hora y la valoración "positiva" que Fernández hizo de la cita fue mientras arribaba a sus oficinas sobre la calle México, en el barrio porteño de San Telmo, donde mantendrá distintos encuentros durante toda la jornada.



Por razones que no fueron explicadas, la reunión se postergó dos horas después de lo anunciado ayer por Macri, cuando durante su discurso de derrota reveló que había hablado por teléfono con Fernández y lo invitó a desayunar en la Casa Rosada.

Tras el encuentro, Mauricio Macri pautó una reunión de Gabinete con sus ministros para ponerlos al tanto de lo dialogado con Fernández. Así lo anunció el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, en diálogo con los periodistas acreditados en la Casa Rosada.

Macri había llegado a la Casa Rosada pasadas las 9:30 (el horario que había sido previsto originalmente para el encuentro) y repasó los temas de lo que fue la primera reunión formal con su sucesor. Por su parte, Fernández salió de su departamento de Puerto Madero a las 10:20 y llegó a los pocos minutos a la sede del Poder Ejecutivo. Ingresó por la explanada lateral y entró acompañado por un asesor. Una hora después se retiró evitando el contacto con la prensa que esperaba a la salida de la sede del Ejecutivo.
28 DE OCTUBRE DE 2019 - 11:46
Cómo será el Congreso que viene para Alberto Fernández

Además de elegir presidente, se renovó la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado. El nuevo mapa político del país.



Tras las elecciones del 27 de octubre, se perfila un nuevo Congreso de la Nación con una oposición más fortalecida de lo que se estimaba luego de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias del pasado 11 de agosto. En efecto, los veinte puntos de diferencia entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio se redujeron a menos de la mitad y por ende, el número de bancadas se consolidó donde las minorías seguramente serán decisivas a la hora de legislar.

En total 130 bancas fueron renovadas en Diputados con una mayoría de Juntos por el Cambio. Esa fuerza, que llevó a Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto a la cabeza, sumó 10 legisladores a los 110 actuales; mientras que el Frente de Todos, con Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, perdió 5 de las 115 actuales, por lo que quedó 10 diputados debajo de la nueva oposición.

Así quedará la Cámara de Diputados desde el 10 de diciembre de 2019
SE RENOVARÁN 130 BANCAS

Interbloque Senadores
Frente de Todos 38
Juntos por el Cambio 28
Misiones 2
Santa Fe Federal 1
Unidad Justicialista 1
Juntos Somos Río Negro 1
Otros 1

Elecciones 2019 - 28 octubre 2019

Macri fracasó en su gestión y allanó el camino para la vuelta al poder del kirchnerismo


La coalición de Juntos por el Cambio mordió el polvo, no logró mantenerse en la Casa Rosada y permitió que el peronismo se impusiera en las elecciones de este domingo.




A solo cuatro años de que la mitad más uno del electorado estableciera en las urnas un punto final (en ese momento) para la gestión kirchnerista en el Poder, es ahora el macrismo el que muerde el polvo y fracasa con su manera de gobernar.

En las elecciones presidenciales de este domingo se pusieron en juego dos modelos antagónicos, dos formas de hacer política, como ocurrió en definitiva en 2015.

Por un lado, el liberalismo de Juntos por el Cambio sometió a escrutinio su labor en la Casa Rosada y por el otro, un proyecto más de perfil nacional y popular, el del Frente de Todos (FdT), que promete reeditar en la Argentina la era que culminó con la asunción de Mauricio Macri.

La polarización se constituyó así en una de las características primordiales de estos comicios, en los que Alberto Fernández, con la ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner como compañera de fórmula, se impuso en las urnas para que el peronismo -ahora unido- vuelva a tomar el control del país a partir del 10 de diciembre venidero.
















Utilización de los contenidos citando la fuente.
contador de visitas gratis para blog
Nuestras Visitas
Defendé tu derecho a estar informado
Colaborá con Patria Moreira
Regreso al contenido | Regreso al menu principal