Deportes - Patria Moreira

Año 7. 2019.  San Juan,  Argentina.   Email: patriamoreira@gmail.com      www.facebook.com/carlosbecerraart
contador de visitas gratis para blog
Nuestras Visitas
Defendé tu derecho a estar informado
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Mauricio Macri convirtió por decreto a la Secretaría de Deportes en Agencia

Salto hacia atrás en materia deportiva

A través de un polémico DNU, el Presidente puso en marcha una reforma en el área que nadie pedía. Así allanó el camino para desguazar los bienes del Estado y ponerlos al servicio del mercado.

Ni necesario ni urgente, el deporte tiene su nuevo DNU –lleva el número 92/2019- firmado por el presidente Mauricio Macri para poner bienes del Estado al servicio del mercado. La decisión estaba tomada y se conoció anoche, casi como una decantación natural de la política rentística del gobierno nacional. La mira apuntó al patrimonio inmobiliario que representan los lugares de entrenamiento para atletas, los espacios recreativos y hasta turísticos -terrenos que superan con holgura las 800 hectáreas- y que ahora serán administrados por una Agencia mixta. Denominación que tendrá lo que fue la Secretaría de Deporte que quedó degradada a ese status inferior. Una curiosa forma de concretar a las apuradas reformas en el área deportiva que nadie pedía. Ni los dirigentes, ni los entrenadores y mucho menos los deportistas. Sin embargo, el texto de la norma justifica su razón de ser en “lograr la utilización racional de los recursos públicos para potenciar una gestión más eficiente”.
No pareció que ese objetivo quedara plasmado en la gestión del ex secretario de Deporte Carlos Mac Allister, quien abandonó el cargo para ir a disputar la precandidatura a gobernador por Cambiemos en su provincia natal, La Pampa, este año. Cuando estuvo al frente del área el affaire de las piletas de natación de su subsecretario Orlando Moccagatta y los subsidios injustificados a la Asociación del Bridge Argentino o al Córdoba Golf Club donde es directivo el empresario Aldo Benito Roggio, fueron publicados en estas mismas páginas.
“Macri firmó el decreto para hacer negocios”, declaró Claudio Morresi, el secretario de Deporte que más tiempo ocupó el cargo desde la restauración democrática. Casi durante diez años. Tratándose de un DNU que pasó por alto al Congreso, Página /12 consultó al diputado nacional del Frente para la Victoria e integrante de la Comisión de Deportes, Carlos Castagneto: “Es una locura. Primero le sacaron la plata al Enard, ahora desaparecerá la Secretaría, quieren vender el Cenard que tiene instalaciones que son patrimonio nacional y además privatizar el deporte. Y le digo más, hace unos días vinieron al Congreso dos abogados de la Superliga a hablar de las sociedades anónimas. Porque quieren que los clubes se conviertan en SA”. El periodista Ernesto Rodríguez III que anticipó el decreto que se venía cuando circulaba como un proyecto por varios despachos oficiales, se hizo una pregunta clave: “¿Por qué no esperar hasta que el Congreso inicie sus sesiones ordinarias, el viernes 1º de marzo, y debatir como corresponde un ‘programa de gestión a 20 años’, como reza el proyecto en sus considerandos?”.
A la Agencia que se creará mediante el DNU se le otorgará “plena capacidad jurídica para actuar en los ámbitos del derecho público y privado” además de señalar que “su patrimonio estará constituido por los bienes que se le transfieran y los que adquiera en el futuro por cualquier título”. El último secretario de Deporte del gobierno de Cambiemos, Diógenes de Urquiza Anchorena, fue quien inició el trámite formal para que el decreto quedara a la firma del presidente. Cuando se supo que había sido sometido al estudio de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) para que lo aprobara, quedó en evidencia la maniobra inmobiliaria.
El gobierno tuvo que pensar antes una ingeniería jurídica para anular los efectos de varias leyes. Derogó artículos de la 20.655 o Ley del Deporte promulgada en 1974, de la 24.052 que creó la comisión de automovilismo y motociclismo deportivo, de la 26.573 (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo), la 27.201 (Ente Nacional de Desarrollo Deportivo) y la 27.202 (nueva Ley del Deporte).
En los considerandos del decreto 92 se establece que “la universalización del deporte y la actividad física como derecho de la población y como factor coadyuvante a la formación integral de las personas demanda del Estado una respuesta acorde a las realidades y desafíos a los que se enfrenta como hacedor de políticas deportivas”. Para el gobierno de Macri estas últimas representan cada vez menos dinero. La reducción presupuestaria que sufrirá el deporte argentino –en un año que se realizarán los Juegos Panamericanos de Lima– derivó en un presupuesto de 991 millones de pesos. En tres años de gobierno las partidas destinadas al área bajaron de 1.315 millones de pesos en 2016, a 1.433 millones de pesos en 2017 y a 1.097 millones de pesos en 2018.
El artículo 4º del decreto establece que será la Agencia “el órgano de aplicación de la presente ley y tendrá a su cargo el diseño, coordinación y ejecución general de las políticas públicas en materia deportiva”. El artículo clave del decreto es el 15º porque determina los recursos operativos que tendrá la Agencia. En la cláusula C, inciso II, se explica que serán posibles “las ventas, locaciones u otras formas de contratación de sus bienes muebles y servicios”. Este es el punto nodal del DNU ya que abre la posibilidad de rematar la infraestructura que utiliza la comunidad deportiva.
Entre esos bienes están las instalaciones del Cenard ubicado en el barrio de Núñez (11,5 hectáreas), los predios de Ezeiza donde se levantan los Centros Argentinos de Deportes en la Naturaleza (Caden 1 y 2) y el estadio nacional de béisbol (582,26); más el Centro Nacional de Desarrollo Deportivo (CeNaDe) de Esteban Echeverría (38,33) y la pista nacional de remo del Tigre (124). Unas 825 hectáreas en total. La enumeración no alcanza a las 42 hectáreas que el estado le cedió a la AFA de manera precaria y en comodato hasta 2048 -y en las que se levanta el centro de selecciones nacionales-, el complejo turístico de Chapadmalal, ni tampoco las 35 hectáreas de la villa olímpica que se construyó en Villa Soldati para los Juegos de la Juventud realizados en 2018 y que pertenecen al gobierno de la ciudad.
Una parte de estas serían destinadas al nuevo Cenard cuando se liquiden las tierras del que todavía está en Núñez. Por ahí parece que empezará el desguace inmobiliario. El Centro Nacional de Alto Rendimiento es un símbolo del deporte argentino al que atletas, entrenadores y profesionales del área abrazaron como símbolo de resistencia contra su desaparición. No quieren que se entregue a los desarrolladores que esperan por esas tierras públicas para hacer negocios privados.
Qué le respondió Marcelo Gallardo a Mauricio Macri por tratarlo de "culón"

El DT de River se refirió al comentario del Presidente de la Nación en la previa de la Superfinal.

El DT de River, Marcelo Gallardo, se refirió a los polémicos dichos del presidente Mauricio Macri, que lo había tildado de "culón" en una actividad oficial en la previa de la Superfinal de la Copa Libertadores, encuentro que terminó favorable al "Millonario" por un global de 5-3 (2-2 en la ida, 3-1 en la vuelta).
En declaraciones a la prensa, cuando River se dirigía a jugar el Mundial de Clubes en los Emiratos Árabes (debutará en semifinales el próximo 18 de diciembre), Gallardo fue consultado por las palabras de Macri, que lo calificó de "culón" cuando hablaba con unos trabajadores en una actividad oficial.
Al respecto, Gallardo dijo: "Debo tener cuidado a responder lo de Macri. No creo que sea justo para mí omitir una opinión.Es el presidente de la Nación y merece mi respeto".
River Supercampeón : El 'Millonario' derrotó a Boca en una Superfinal histórica

En una final completamente desnaturalizada, Boca y River se juegan la gloria.

A más de 10.000 kilómetros de la Argentina, River se quedó con la histórica Superfinal de la Copa Libertadores al derrotar por 3 a 1 a Boca, en el tiempo extra de un partido intenso y cargado de emoción.
En una final más que dilatada que había perdido el brillo por las miserias del negocio, el fútbol también amplió el suspenso un poco más allá y llevó la definición a un exhaustivo tiempo suplementario, que le devolvió algo de ese fulgor perdido en los escritorios.
Desprolijos, imprecisos y poco oportunos. Así comenzaron los dos equipos el partido, igual que la bochornosa sucesión de idas y vueltas protagonizada los por los dirigentes del fútbol sudamericano en torno a la disputa del partido.
Quizás con prudencia excesiva para no quedar expuesto, River se mostró dubitativo y no consiguió flaquear a un Wilmar Barrios, que fue el patrón del mediocampo, para provocar daño en la ofensiva. Del otro lado, boca fue más voluntad que fútbol, una fórmula que ya es marca en el equipo de Guillermos Barros Schelotto y contó con dos oportunidades claras en los pies de Pablo Pérez: Primero con una volea que Franco Armani contuvo sobre la línea de gol; luego con un remate al borde del área chica que se desvió en la defensa 'Millonaria'.
Sin ser dominador, el 'Xeneize' presionó a su clásico rival, tanto como Daniel Angelici para que el partido nunca se jugara, y lo arrinconó contra su arco, aunque sin ser punzante en el tramo final. Los dirigidos por Marcelo Gallardo recién consiguieron ponerse a tono hacia el final de la primera mitad. Algunas salidas rápidas, pero desordenadas hicieron que los zagueros boquenses se comprometieran con un partido que los había tenido como espectadores.
Sin embargo, lo que parecía ser el despertar de River se convirtió en el empujón final para que Boca plasmara su ventaja en el marcador. Tras un contragolpe fallido del 'Millo', los mecanismos de Boca se accionaron con precisión suiza y Darío Benedetto coronó la jugada con una de esas definiciones que Lionel Messi suele dibujar cada tanto en el derbi entre Barcelona y Real Madrid.
En el complemento, Boca cedió la iniciativa y el 'Millonario', impulsado por el resultado, salió a buscar el empate con todo el peso ofensivo de sus atacantes. El planteo frontal de los riverplatenses causó la gran polémica del partido, cunado en medio de desinteligencias defensivas, el arquero Esteban Andrada se llevó puesto a Lucas Pratto, quien estaba por rematar en una clara posición de gol. El árbitro Andres Cunha no recurrió al VAR y dictaminó que la clara infracción no fue tal.
Sin embargo, el 'Oso' tuvo su revancha un puñado de minutos después, luego de una buena combinación grupal que concluyó con una asistencia certera de Ignacio Fernández para que el ex 'Vélez' igualar el tanteador.
El retorno de la igualdad también devolvió el juego a la casilla de inicio, con equipos más pendientes de no cometer errores que de de ir por la victoria y el alargue llegó como una crónica anunciada.
El tiempo extra empezó de la peor manera para el equipo de Barros Schelotto, que sufrió la expulsión de Wilmar Barrios en el reinicio del juego por doble amarilla, en una jugada que volvió a dejar dudas sobre el desempeño de Cunha.
La salida de Barrios modificó los planes de ambos equipos y transformó el partido. Matías Biscay (estuvo en el banco en lugar de Gallardo, suspendido) envió a la cancha al joven delantero Julián Álvarez, de apenas 18 años, para aprovechar la ventaja númerica; mientras que Boca tuvo que resignar a Sebastián Villa para recomponer la defensa con Leonardo Jara. Pero el tanteador no se modificó.
La segunda parte del suplementario fue una batalla por desgate. River cargó contra el área 'Xeneize' y horadó su última línea con una seguidilla interminable de ataques. No obstante, necesitó de la virtuosa pegada de Juan Fernando Quintero, quien fabricó un tiro espectacular y calvó un golazo con ayuda del travesaño.
La alegría de los hinchas 'Millonarios' que cortó el tenso silencio de cada calle de la Argentina casi se interrumpe en un segundo, ya que apenas instantes después del gol, Camilo Mayada casi descolocó a Armani, quien evitó el tanto en contra.
Boca no se quedó y fue con todo, hasta con un desesperado Andrada que se convirtió en un delantero más, y chocó contra un Armani en su mejor versión. Pero también con la mala fortuna: el ingresado Fernando Gago se resintió de una lesión y abandonó el campo, al tiempo que el poste le negó el empate a Leonardo Jara.
Con el 'Xeneize' completamente jugado, el guión de la película 'Millonaria' terminó con un final espectacular. Sin resistencia, Gonzalo 'Pity' Martínez se escapó de todos y sentenció la historia con el arco vacío, antes del pitazo final.
Rodolfo D'onofrio a Boca: "Vamos a jugar, no tengan miedo"

El presidente de River puso en duda que los autores de las agresiones sean hinchas del Millonario.

El presidente de River, Rodolfo D'onofrio, se mostró desafiante luego de volver de Paraguay, en donde no hubo acuerdo con Boca respecto a la realización de la segunda final de la Copa Libertadores tras la suspensión del último fin de semana, provocados por la hinchada Millonaria.
D'onofrio llegó a Mar del Plata para acompañar al plantel que conduce Marcelo Gallardo, que jugará este miércoles por las semifinales de la Copa Argentina contra Gimnasia y Esgrima de La Plata. Allí, el dirigente sostuvo una rueda de prensa en donde le dijo a su par Xeneixe: "Vamos a jugar, no tengan miedo".
Inclusive, D'onofrio puso en duda que los autores de la agresión al micro de Boca, que causó lesiones en varios jugadores de ese club, sean en realidad hinchas de River, pese a todos los videos en donde se ve a un grupo de personas con banderas y camisetas del Millonario arrojando cosas al vehículo.
"Ya no creo que sean hinchas de River, me gustaría saber quiénes son para echarlos del club. Y si no son de River, saber quiénes son", enfatizó D'onofrio.
Macri llamó al presidente de la Conmebol para que el partido se juegue en Argentina

El operador judicial de Cambiemos desoyó a su jefe y se terminó de quebrar la relación entre ambos.

La frustrada superfinal entre Boca y River generó el enojo en el presidente Mauricio Macri con su operador judicial y presidente del Xeneixe, Daniel Angelici, que lo llevó a llamar directamente al titular de la Conmebol, Alejandro Domínguez, para pedirle por favor que se juegue el partido en suelo argentino.
Según reveló el portal Doble Amarilla, el mandatario tuvo el martes un nuevo contacto telefónico con el mandamás de Conmebol. Le pidió que revea la postura de que la final no se dispute en Argentina y llegó a ofrecer la provincia de Córdoba. Se chocó con un “no” rotundo de Domínguez.
En paralelo, envió a uno de sus interlocutores en el fútbol, Fernando Marín, a confirmarle al presidente de River, Rodolfo D’Onofrio que su intención siempre fue que el partido se juegue.
“Lo peor que puede pasar es que no se juegue por culpa de los violentos, justo a días del G20”, le había dicho Macri a Angelici y le pidió a su amigo que evite hacer una presentación para postergar el partido o pedir los puntos y lo conminó a que Boca se presente el domingo a jugar.
Pero el operador judicial desoyó al presidente y provocó el primer quiebre de la relación. En Boca aseguran que fue la primera decisión importante de verdad en la que no concensuaron y en la que el Tano terminó cortándose sólo.
Las idas y vueltas entre el Xeneixe y la Casa Rosda terminaron de enojar al titular de la Conmebol, quien había prometiendo que la final no se iba a jugar en Argentina. “Si hace falta me lo llevo a Asunción”, lanzó Domínguez antes de tomar su vuelo el domingo.
Por eso, no tomó por sorpresa que el titular de la Confederación haya comunicado la decisión de que la superfinal se juegue en otro país. Ahora, la relación entre Domínguez y Macri muy buena y fluida, no así la relación con Angelici que volvió a desquebrajarse.
Según confirmó "Doble Amarilla", en la charla telefónica no hubo reproches pero sí se intentó persuadir a Conmebol para que dé marcha atrás. La respuesta de Domínguez fue un “no” rotundo.
“Macri entiende a Domínguez y no esta enojado con él, sino con la situación”, relató una fuente gubernamental y retrucó que “no ayudó para nada la presentación de Angelici. Ahora en Conmebol no quieren más suspensiones ni papelones, necesitan que el partido salga y bien”.
Esa conversación terminó de ofuscar a Macri con Angelici y todo indica que la relación entre ambos (al menos en el ámbito del fútbol) vuelve a entrar en una etapa de tensión y probable distancia. Algo similar ocurrió a principio de año cuando el Presidente eligió aFernando de Andreis, Fernando Marín y Gerardo de León como sus interlocutores principales con AFA y Superliga en temas como iniciativa para Mundial 2030 o Sociedades Anónimas.
Superfinal River-Boca: un gol en contra para el macrismo

Se trata de imponer un sentido común que habla de “falta de control” que desembocó en la agresión al micro de Boca. La realidad es que el Estado organiza a “los violentos”. Una final que se transformó en crisis para el elenco gubernamental.

Si le encargábamos a un libretista de telenovelas del estilo Estevanes que escriba una historia sobre una final de Copa Libertadores entre River y Boca, capaz que algún protagonista se oponía a algún casamiento, pero jamás se le hubiera ocurrido que las finales se postergaran 4 veces y que todavía no esté resuelto cuándo se juega el partido de vuelta, si se juega.
El episodio del sábado por la tarde, los piedrazos contra el micro de Boca Juniors que lastimaron a algunos jugadores, los gases por la zona que también los afectaron, una represión tremenda a la gente de River, no sólo en ese momento de los piedrazos, el público fue maltratado sábado y domingo por las fuerzas de seguridad (con la Policía pegando palazos a mansalva con cachiporras de metal), por dirigentes de ambos clubes y de la Conmebol con sus idas y vueltas y por los gobiernos de la Ciudad y Nación.
El sentido común que intentan construir los medios masivos de comunicación es que hubo “fallas”, “falta de control” o “estado ausente” para garantizar un espectáculo deportivo de la magnitud de esta final. Pero la realidad habla de lo contrario: es inocultable la estrecha relación entre dirigencia de los clubes, funcionarios de gobierno, fuerzas de seguridad y barrabravas. Daniel Angelici y el vice de Boca Darío Richarte tienen fuertes lazos con los servicios de inteligencia de la AFI, ex SIDE; el vice jefe de Gobierno de la Ciudad, Diego Santilli, es de familia de dirigentes de River Plate (su padre Hugo fue presidente a mitad de los ´80) y tiene bajo su órbita al Ministro de Seguridad del Gobierno porteño –Martín Ocampo- que era uno de los responsables del operativo; que las barras de fútbol “trabajan” para intendencias, burocracia de los sindicatos o dirigentes de distinto pelaje en constante “equipo” con las fuerzas de seguridad no es ningún secreto, basta con recordar el rol que tuvieron como parte de la patota de la cúpula de la Unión Ferroviaria que asesinó al militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra durante una medida de los trabajadores tercerizados del ferrocarril; y las relaciones entre todos estos actores son incontables. ¿Cómo se puede pensar que hubo “improvisación” o “fallas” de parte de esta sociedad tan organizada? No es que el Estado no controla a “los violentos”: el Estado organiza a “los violentos”.
Hay hipótesis que señalan desde una interna entre ministerios de seguridad (Ciudad-Nación) hasta un acuerdo de sectores de la Policía con la barra brava de River, algo que no suena nada raro, para que el micro pasara a propósito por esa esquina de Libertador pasando Monroe y ocurriera la agresión al plantel de Boca. La barra de River quería venganza porque el viernes había sido allanada la casa de “Caverna”, el jefe de “los borrachos del tablón”, porque –aunque no lo metieron en cana- le incautaron 7 millones de pesos y 300 entradas para la reventa (cabe preguntarse cómo consiguió el jefe de la barra 300 entradas “legales” sin el visto bueno de Rodolfo D´onofrio). El chofer del micro de Boca declaró a varios medios que para él había zona liberada y llamativamente no había un vallado acorde a este tipo de eventos, no había ninguna protección.
Otros consideran que ni siquiera necesariamente pudo estar involucrada la barra brava: llevar el micro del plantel de Boca a pasar entre centenares de hinchas de River –que encima estaban ofuscados por la represión policial- era prácticamente una emboscada porque era esperable que al menos unos pocos reaccionaran violentamente contra el rival. La clave del asunto fue la zona liberada.
Párrafo aparte merecen las idas y vueltas de Conmebol que anunció 2 postergaciones el mismo sábado y la suspensión del domingo. La Confederación y la FIFA, igual que la cadena Fox Sports querían que el partido se juegue a toda costa porque ya hay derechos de transmisión vendidos y alterar los términos del negocio (las fechas por ejemplo) tiene su costo. Esa presión no prosperó y sobre todo por el pedido de Boca, quedó todo suspendido hasta que mañana martes a las 10 de la mañana se reúnan con los presidentes de River, D’Onofrio, y Boca, Angelici, en la sede de la Conmebol en Asunción del Paraguay. Ahí se va a definir cuándo se juega, aunque Boca hizo un planteo de que le dieran por ganada la final (cosa que muy raramente prospere, no le conviene ni a Boca).
Una última cuestión: es válida la posición de Boca de pedir que no se juegue por no estar su plantel en igualdad de condiciones frente al de River. Sin embargo, muchos periodistas y medios masivos de comunicación pareciera que consideran de una forma el estado de salud de los futbolistas pero de otra el de familias obreras; por ejemplo: en la noche del viernes fue desalojado un campamento pacífico de obreros de la fábrica SIAM (de electrodomésticos y heladeras) con un despliegue policial que roció directamente a la cara a trabajadores y personas solidarias como el diputado Nicolás del Caño (PTS-FIT) o el legislador porteño Patricio del Corro (también del PTS-FIT), que fue agredido de igual manera durante la votación del proyecto UniCABA para liquidar los institutos terciarios donde se forman los docentes. En esos casos o se ignora el carácter agresivo que tienen este accionar policial o directamente se lo justifica. Ni que hablar de que se suspenda alguna sesión parlamentaria por las agresiones sufridas por manifestantes o los propios legisladores. En fin.
La “superfinal” de la Libertadores quedó desnaturalizada, pero algo es seguro: le genera una crisis “monumental” al Gobierno, que hace del fútbol una de sus “cuestiones de Estado” (no sólo porque Macri tiene como casi única herramienta diplomática los comentarios futboleros, sino porque entre sus planes está la candidatura conjunta con Uruguay y Paraguay de Argentina como sede del Mundial 2030). Y todo a pocos días del comienzo del G-20. Un verdadero gol en contra.
Vergüenza final, la columna del Director

"Más allá de los gravísimos incidentes del sábado en Buenos Aires, lo que sucedió después tampoco deja de ser preocupante".

Qué fracaso monumental el de esta Copa Libertadores. La definición soñada entre Boca y River –“la final del mundo”, como se le llamó– terminó generando una mayúscula frustración en todo el planeta y llenó de vergüenza a los argentinos, que vieron como su fiesta inolvidable se convertía en una horrenda pesadilla de la que aún no pueden despertar.
A la suspensión del partido del sábado, luego del salvaje ataque de un grupo de desadaptados al bus de Boca Juniors que llegaba al estadio Monumental, ayer siguió una serie de eventos desafortunados que desembocaron en un nuevo aplazamiento del encuentro, esta vez sin fecha definida.
Más allá de los gravísimos incidentes del sábado en Buenos Aires, que desnudaron la precariedad del dispositivo de seguridad desplegado por las autoridades de la ciudad, lo que sucedió después tampoco deja de ser preocupante.
En las horas posteriores a la arremetida de los fanáticos, fuimos testigos de las impertinencias del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, empañado en que el partido se jugara como sea, mientras que los dirigentes de la federación argentina y los clubes finalistas se culpaban unos a otros, tratando de sacar ventaja y ganar alguito de la situación. Y en medio de tamaño alboroto, los futbolistas y el público no acaban de salir del susto, sumidos en la confusión y el mal sabor de lo vivido el fin de semana.
Al fin, otra vez el fútbol víctima de la violencia. Otra vez las barras bravas mostrando su lado más animal. Otra vez los jugadores y la afición pagando los platos rotos. Y otra vez también las autoridades del deporte rey –ya no sorprende, lamentablemente– dejando mucho qué desear.
Icardi abrió la polémica
“Antes no había tanto compañerismo y amistad”

El delantero Mauro Icardi realizó una polémica comparación al señalar que en la etapa anterior de la Selección argentina "no había tanto compañerismo y amistad" a la vez que remarcó que en este nuevo ciclo "se arrancó de cero y, con un cambio drástico, la presión bajó".
"Nos sentimos cómodos con todos y se formó algo muy lindo. Viví lo anterior y no había tanto compañerismo y amistad. Ojalá que pueda seguir porque cuando vine acá, no sentía esto que hoy en día se siente, porque somos todos jóvenes", aseveró.
En diálogo con la prensa tras la victoria por 2 a 0 frente a México, Icardi añadió: "Hoy arrancan todos desde abajo y quieren quedar bien con el cuerpo técnico y compañeros. Eso es un plus y todos quieren lo mejor porque representar a nuestro país es la cosa más linda".
"Que hoy seamos jóvenes buscando construir algo para la Selección, eso es lo que buscamos. Antes había mucho jugador de experiencia que necesitaba dar todo para ganar y demostrar. Hoy con este cambio, eso se quitó. Es una lástima que no se haya podido dar en una final. Ahora se arrancó de cero y, con un cambio drástico, la presión bajó", consideró.
Icardi, autor de uno de los goles ante México (el otro lo marcó Paulo Dybala), se mostró contento por el resultado: "Dimos lo mejor de nosotros para crecer y armar algo y estoy muy contento que se haya finalizado este año con una victoria".  Al ser consultado acerca de si desea la continuidad del actual cuerpo técnico, expresó: "Estamos muy contentos con todos, con Leo (Scaloni), Walter (Samuel), Pablo (Aimar) y el resto. Después, decidirá la dirigencia".
‘Solarín Zidane’ devuelve la sonrisa al Real Madrid

El técnico argentino del Real Madrid muestra muchas semejanzas con el francés: sistemas de juego, trato con el vestuario y con la prensa, metodología de trabajo, fútbol sencillo y directo, arranques casi idénticos...

Gran parte del madridismo empieza a ver en Santiago Solari a la versión argentina de Zinedine Zidane. El técnico a quien el Real Madrid le ha quitado la etiqueta de “provisional” después de cuatro victorias consecutivas y le ha firmado un contrato hasta el 30 de junio de 2021, muestra muchas semejanzas con el entrenador francés, que se ha tomado un año sabático después de su sorprendente adiós al banquillo merengue el pasado verano.
Como bien y oportunamente me apuntó mi compañero en las tareas de redacción de Mundo Deportivo, Julián Felipo (un experto de baloncesto), “este Real Madrid es el de Solarín Zidane”, un ingenioso juego de nombres que refleja el cóctel de ilusión del que disfruta actualmente la afición merengue con un entrenador cuyos primeros pasos son prácticamente calcados a los del mito francés.
Las similitudes entre ambos técnicos, que comparten haber dado el ‘salto’ al banquillo del primer equipo blanco tras entrenar al Castilla en Segunda B con resultados muy discretos, resultan patentes en cuanto a sistemas de juego, trato con el vestuario y con la prensa, metodología de trabajo, fútbol sencillo y directo, arranques casi idénticos....
“A Zizou dejémosle en paz en su grandeza”
Aunque Solari (42 años) no acepta ninguna comparación con Zidane (46 años). “A Zizou dejémosle en paz, es una de las figuras más grandes del Real Madrid, no lo podemos adjetivizar. Es mejor dejarlo tranquilo en su grandeza y no dedicarnos a comparar a nadie con él porque es incomparable”, dijo el rosarino hace poco más de 15 días en su primera rueda de prensa como entrenador del primer equipo, horas antes de su debut en el duelo de Copa en Melilla que se saldó con goleada (0-4). También se ha mostrado respetuoso con su antecesor, Julen Lopetegui.
Solari, al igual que ZZ, es más un gestor de grupos y egos que un estratega. El diálogo de ambos con los jugadores es directo y sencillo, con palabras muy claras, de las que tanto les gustan a los futbolistas de élite. Ambos saben llegar a ellos con un trato y un discurso amable.
Charlas que no agobien al vestuario
El argentino no hace especial énfasis a la estrategia ni le gusta interrumpir demasiado a sus pupilos en los entrenamientos. Prefiere charlas breves que no agobien a un grupo curtido en mil y una batallas que entiende a la perfección sus mensajes. Les ha hecho volver a creer en ellos mismos.
A la hora de comparecer ante los medios de comunicación, una tarea nunca fácil para el ‘inquilino’ del banquillo del Bernabéu, Solari tampoco es partidario de extenderse demasiado y suele esbozar esa sonrisa y tranquilidad que también mostraba Zidane, incluso cuando los resultados no acompañaban. Son dos técnicos que huyen del dramatismo, pero que no se cortan si toca ser duro con alguien.
Al vestuario merengue le gustaba el estilo de Zizou y ahora el de Solari, que también aboga por un fútbol sencillo y directo, sin demasiadas florituras ni ‘jogo bonito’, algo que históricamente no le ha impedido al Real Madrid cosechar una interminable lista de títulos, entre ellos 13 Copas de Europa y 33 Ligas.
El 4-3-3 y 4-2-3-1, sus dibujos habituales
El argentino, que pide a todos sus jugadores que disparen a gol todo lo que puedan (tienen libertad de acción y de decisión), se mueve entre un 4-3-3 y un 4-2-3-1, dos esquemas que también eran habituales con ZZ, y que alterna en función del rival y de los jugadores que escoja. El otro dibujo de Solari es el 4-1-4-1. Nada de inventos extraños.
Con ‘Solarín Zidane’, el Real Madrid ha recuperado las rotaciones, la verticalidad y la pegada. Sus arranques en el apartado ofensivo son casi idénticos. En sus cuatro primeros partidos oficiales, Zizou ganó tres y empató uno, con 17 goles a favor y dos en contra. Solari, por su parte, lleva cuatro victorias consecutivas, con 15 tantos a favor y también dos en contra.
Sustituyeron a dos entrenadores ‘llorones’
Zidane recuperó al Real Madrid del fiasco de la era Benítez y ahora el técnico argentino está reflotando a un equipo que tocó fondo tras ser humillado en el Camp Nou (5-0) con Julen Lopetegui en el banquillo merengue. Se da la curiosa circunstancia de que tanto ZZ como Solari relevaron a dos entrenadores que rompieron a llorar el día de sus presentaciones como entrenadores del club blanco y que acabaron totalmente estrellados. El madrileño duró 215 días en el cargo y el vasco, apenas 139.
Con Zizou, el Real Madrid salió de una megacrisis deportiva, como la que ahora Solari ha logrado lidiar, y consiguió instaurar una etapa de estabilidad deportiva e institucional. El madridismo alcanzó la ‘Felizidane’ tras conquistar tres Champions consecutivas con el técnico francés, que ganó nueve títulos en dos años y medio, lo que le sitúa en el segundo entrenador con más trofeos de la historia blanca tras Miguel Muñoz (14).
El tiempo dirá si el ‘clon’ argentino de ZZ también termina triunfando en el banquillo del Bernabéu. Solari, el decimotercer técnico con Florentino Pérez de presidente, se ha ganado firmar hasta el 30 de junio de 2021, pero ello no le garantiza nada con un mandatario con el que ninguno de los entrenadores que fichó terminó contrato.
Boca y River empataron en un partidazo y la Superfinal quedó abierta

El 'Xeneize' empezó mal y sufrió la lesión de Pavón, pero resurgió en su peor momento. River fluctuó entre el dominio y el desconcierto, y hasta se vio favorecido por un gol en contra.

Boca y River empataron 2 a 2 en un verdadero partidazo disputado en La Bombonera y dejaron en suspenso la definición la Superfinal de la Copa Libertadores de cara al cotejo de vuelta en el Monumental.
El elenco local salió a la cancha con con una imagen enérgica, sin embargo, no supo dosificarla y esa actitud desenfrenada de querer imponerse a la fuerza se le volvió en contra. Los 'Xeneizes' chocaron contra un River que apostó a dominar tácticamente las acciones, con una presión alta para bloquear los avances rivales.
Así, el 'Millonario' no tardó en poner en aprietos a su clásico rival. Apenas 5 minutos después de iniciado el partido puso en alerta al arquero Agustín Rossi y a todo el elenco boquense con dos jugadas muy peligrosas en segundos. Primero, Gonzalo Martínez lanzó un tiro libre al ángulo, que el guardameta alcanzó a descolgar; mientras que en la jugada siguiente, Lucas Martínez Quarta apareció sólo en el medio del área, pero su potente cabezazo se fue desviado.
Con un trabajo contundente de Jonatan Maidana, Javier Pinola y Martínez Quarta y el manejo del 'Pity' Martínez, los visitantes enviaron una catarata de pelotas cruzadas sobre el área 'Xeneize', pero fallaron en los últimos metros. Ni siquiera un certero cabezazo de Rafael Santos Borré pudo vencer a un Rossi que se mostró seguro y atento en la meta local.
Lejos de la zona ofensiva, los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto sólo encontraron alternativas a través del salto de líneas con pelotazos largos hacia Ramón Ábila, que se transformó en un luchador solitario contra la zaga riverplatense Para más complicaciones, en uno de esos envíos largos Cristian Pavón sufrió una molestia física y tuvo que ser reemplazado Darío Benedetto.
Pero cuando todo era negativo para el local, 'Wanchope' Ábila apareció en el área 'Millonaria' para marcar el 1 a 0 a los 34 minutos, con un fortísimo disparo luego de que Franco Armani no pudiera contener otro tiro suyo.
Sin embargo, mientras el grito de gol de los hinchas que coparon la Bombonera todavía no se había apagado, Lucas Pratto reaccionó rápido y se escapó de todos para vencer a Rossi tras un extensa corrida.
Tras la fuerte sacudida Boca creció en su juego y emparejó la disputa. Los dos equipos intercambiaron ofensivas, pero otra vez la falta de precisión fue la característica dominante a la hora de definir y el primer tiempo se escurrió para todos
Para todos menos para 'Pipa' Benedetto, quien metió la cabeza en un tiro libre frontal y lejano que cayó sobre el terreno del 'Millo' y dejó sin reacción a Armani en el 2 a 1.
La segunda parte invirtió los roles de la primera: Fue River el que mostró ímpetu en el inicio y Boca el que trato de especular y dar una estocada final. Bajo esa premisa, ambos cruzaron golpes, aunque ninguno sacó ventajas.
Para cambiarle la cara a su equipo, el entrenador Matías Biscay (dirigió por la suspensión que pesa sobre Marcelo Gallardo) modificó su estructura con el ingreso de Ignacio Fernández por Martínez Quarta y trató de ser más punzante arriba.
No obstante, antes de que la nueva estrategia pudiera plasmarse, la suerte se puso del lado su equipo con un gol en contra de Carlos Izquierdoz tras un centro de 'Pity Martínez'.
El empate llevó cierta tranquilidad al elenco visitante, que bajó un poco la intensidad y midió sus energías para tratar de encontrar el momento justo de contragolpe. Del otro lado, Barros Schelotto buscó reforzar el ataque con Carlos Tévez y el equipo buscó potenciarse en la localía para llegar con una diferencia a la vuelta en el Monumental.
En el final, el 'Xeneize' fue todo alma y empuje contra un River que prefirió sostener el resultado. De hecho, la historia pudo haber cambiado sobre los 90 minutos con una buena jugada de Tévez que dejó a Benedetto frente a Armani, pero el guardameta predijo las intenciones del goleador y ahogó le festejo de toda la Bombonera.
Así, los dos equipos dejaron la serie abierta de cara al 24 de noviembre, cuando el estadio Monumental será el escenario de una definición histórica.
Todas las claves que pueden decidir la Superfinal entre Boca y River


El superclásico será una lucha de estilos. Una batalla para que cada equipo intente imponer sus mejores argumentos. Los números, las estadísticas ofrecen una visión bastante aproximada de cómo se comporta un plantel en la cancha.Lo primero que podemos observar en los datos que arrojan los partidos disputados en la presente edición de La Copa Libertadores es que River muestra una gran eficacia jugando al contraataque. No es su apuesta pero se convierte en un equipo letal cuando roba el balón y tiene al contrario descolocado por la velocidad de sus jugadores. Boca se hace muy peligroso en ataque posicional. Así convierte la mayoría de sus goles.El centro es la zona por la que River anota con más frecuencia mientras que Boca es capaz de sacarle mayor partido a todo el frente de ataque. Consigue llegar y hacer daño al marco rival con la misma facilidad por el centro y por cualquiera de las dos bandas. En balón parado no hay grandes diferencias. Boca ha logrado un tanto más, ventaja que parece irrelevante ya que ambos conjuntos tienen jugadores que saben sacar partido a este tipo de situaciones.En el apartado defensivo, Boca parece algo más vulnerable. Ha recibido tres goles más que su rival de la final, pero no aparecen conceptos en los que muestre una debilidad especial. River, por su parte, es un equipo que sabe guardar su marco. Su banda derecha es inexpugnable. No ha recibido ningún tanto en toda la Libertadores.En cuanto a los jugadores que más influencia tienen en el juego de los dos equipos hay que destacar a Ponzio (lesionado) en River y Pérez en Boca. Ambos son los dos que más pases completan. La conexión Enzo Pérez y Ponzio es la que más se encuentra en la cancha; mientras que en Boca es Pavón y Pérez la sociedad que mejor funciona. Pratto aparece como primero de la lista de River en conceptos defensivos como faltas cometidas o disputas aéreas y también en ofensivos, como tiros a puerta y goles. En Boca, Pérez es el que más aparece en defensa y Pavón es omnipresente en la mayoría de los conceptos ofensivos.
Boca-River, Copa Libertadores 2018: Macri contradice a Ocampo y reitera que se jugará con público visitante

El Presidente dijo que "el partido debe tener visitantes", pese a que el ministro de Seguridad porteño dijo que no es factible.

El presidente Mauricio Macri sostuvo que el partido entre Boca y River "debe jugarse con visitantes", porque será la única vez que los equipos se enfrentarán en una final de dos partidos de local y visitante en la Copa Libertadores.
"Esta final nunca se va a repetir. Me parece que el año que viene la final se va a hacer en un sólo partido", sostuvo Macri, quien luego intentó fundamentar su decisión: "Recuerdo cuando nos enfrentamos en las semifinales de la Copa. El equipo hace un gol y hay silencio. Eso no es el fútbol: el fútbol es que si hay un gol, hay hinchas que los gritan".
"Acabo de hablar con el jefe de Gobierno porteño, la decisión ya está tomada"
El Presidente además señaló que la decisión ya está tomada y no sólo es un deseo personal. "Hubo una reunión de trabajo esta semana y están acordando en qué pautas, pero va a ser con público visitante. Acabo de hablar con el jefe de Gobierno porteño", sostuvo.
"Al estrés que tengo como presidente le sumo el estrés por el partido, pero bueno así se dio y hay que disfrutarla al máximo", afirmó.
Macri además explicó que la resistencia a que haya público visitante expresada por el ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo, es porque consideran que no hay condiciones para que los visitantes puedan acudir a los eventos futbolísticos, debido a que no hay suficientes policías y deberían desatender otras necesidades de seguridad para poder garantizar la llegada de visitantes.
"Pero este es un evento excepcional y debe vivirse de esa manera", sostuvo Macri en una entrevista con Paulo Vilouta en Radio La Red.
Boca-River, Copa Libertadores 2018: ahora la Ciudad se echó para atrás y habrá visitantes en la final

El ministro Martín Ocampo, que había desestimado la posibilidad, pero se sumarán agentes de la Policía Federal al operativo.

El ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo, accedió al reclamo del presidente Mauricio Macri y confirmó que las superfinales de Boca y River por la Copa Libertadores tendrán hinchas visitantes.
La disputa del Superclásico disparó una inesperada interna dentro de Cambiemos, con la Nación pugnando por tener hinchas visitantes y la Ciudad saliendo a desmentirlo públicamente.
En declaraciones al canal A24, Ocampo remarcó que su cambio de postura se debió a que "cambió la disposición de fuerzas" para los operativos de seguridad de ambos encuentros, pautados para los sábados 10 y 24 de noviembre a las 16 horas. E informó que el Gobierno nacional ofreció poner policías federales para adicionar al operativo que deberá llevar a cabo la Policía de la Ciudad.
"Sí, está en condiciones de jugarse con visitantes", afirmó el ministro.
Todo comenzó con un tuit del presidente Mauricio Macri anunciando el pedido a Patricia Bullrich para que habilite a los visitantes en ambos partidos, algo que no ocurre por torneos internacionales desde la Copa del 2000.
Inmediatamente, el ministro porteño salió a retrucarle al presidente y dijo que eso "no es factible", lo cual desnudó el cruce de declaraciones entre funcionarios del mismo partido político.
Pero minutos después, en una entrevista con La Red, Macri reiteró su pedido y anunció que el mismo estaba confirmado, por lo cual los hinchas de River podrán asistir a La Bombonera y los de Boca, al Monumental.
Boca vs River, la final que todo el mundo estaba esperando


Boca-River. River-Boca. Da igual el orden. El Monumental. La Bombonera. Núñez. La Boca. No sólo Buenos Aires se paralizará, sino que el mundo entero estará atento a los que suceda entre los Xeneizes y los Millonarios. ¿La razón? No hay un partido a día de hoy que suscite tanta emoción en el mundo entero como este.
Primera final entre 'enemigos'
Esta feliz es la primera en la historia de todo el mundo en que dos rivales acérrimos de la misma ciudad definan un título continental. Nunca antes sucedió algo similar en ninguna de las Confederaciones asociadas a la FIFA: la UEFA (se juega desde 1955), la Conmebol (desde 1960), Concacaf (desde 1962), la CAF africana (desde 1964), la AFC asiática (desde 1967) y la OFC oceánica (desde 1987). Para que se note aún más la magnitud de este Boca-River, sólo hay un precedente de todas esas finales entre equipos de la misma ciudad: los dos Real Madrid-Atlético de Madrid que definieron las Champions League de 2014 (Lisboa) y 2016 (Milán).
River domina en las Copas
El último antecedente directo en un cruce en una competición copera entre Boca y River fue en marzo de este año por la Supercopa argentina. Ganó River por 2 a 0 con gol del Pity Martínez y Scocco. En total jugaron 38 veces entre esa Supercopa, la Supercopa Sudamericana, la Copa Libertadores, la Copa Sudamericana, la Copa Centenario, que se suman a las antiguas y ya desaparecidas Copa Competencia Británica, Copa Adrián Escobar, Copa Campeonato, Copa de Honor y Copa Competencia. River ganó 14 veces, Boca 11 y empataron las 11 restantes.
El historial se viste de azul y oro
El último triunfo de River en La Bombonera con los mismos goleadores de la Supercopa (el 'Pity' Martínez y Scocco) acercó a los Millonarios en el historial, que sigue siendo dominado por Boca, que ha ganado 134 partidos. River ha salido victorioso en 121 y empataron 115 veces contando todos los choques, incluidos los amistosos.
Tercera final con equipos del mismo país
El Boca-River será la tercera definición entre equipos del mismo país en las 58 finales de la historia de la Copa Libertadores. Los precendentes tienen como protagonistas a los equipos brasileños, que han dominado la competición en dos años seguidos: 2005 (Sao Paulo le ganó al Atlético Paranaense) y 2006 (El Inter de Porto Alegre se la llevó ante el Sao Paulo).
Boca manda en la Libertadores
De los 24 partidos en los que se midieron boquenses y millonarios, los de La Boca tienen un pequeño margen de victorias a su favor en los 24 partidos: con 10 triunfos contra 8 de River. Han empatado en seis oportunidades. El primer partido fue en febrero de 1966 y ganó River por 2-1. Sarnari y Bayo anotaron los goles de los locales. Ángel Rojas, el de Boca.
Octavos, cuartos, semi y... ¡la gran final!
El primer choque directo entre ambos fue por los cuartos de final de la edición de 2000, recordaba por el famoso gol de Palermo. Cada uno ganó su partido en casa: River (2-1) y Boca (3-0). Cuatro años después se midieron en las semifinales y el primer partido se jugó en La Bombonera y ganó Boca 1-0 (Schiavi). En la vuelta, River triunfó por 2-1, en una serie en la que no valían los goles de visitantes y Boca avanzó a la final al ganar en los penales. El último cruce entre ambos es el más fresco: el del 2015, el del famoso partido del gas pimienta. 1-0 en casa de River con gol de penal del uruguayo Sánchez. En La Boca se jugaron sólo 45 minutos y se suspendió cuando estaban 0-0. La Conmebol le dio por ganado a River 3-0.
Boca-River, Copa Libertadores 2018: polémica e incertidumbre por las fechas de los partidos

Mientras se espera que la Conmebol decida si definitivamente se jugará entre River y Boca, todavía no están fijados los días para la final de la Copa Libertadores.

Luego de su victoria frente al club brasileño Palmeiras, se espera una histórica final de la Copa Libertadores con Boca Juniors frente a River Plate. Sin embargo, la Conmebol aún debe definir si hará lugar al reclamo de Gremio, con lo cual todavía no se sabe en qué fechas se jugarán los partidos de ida y vuelta ni si el equipo de Núñez será, efectivamente, el contrincante.
Además de esto, también se suma a la situación la Cumbre de Líderes del G20, que tiene como sede a la Ciudad de Buenos Aires e implica un fuerte operativo de seguridad, con lo cual durante el período en que se realiza -entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre, más los dos días previos y posteriores- no se podrá llevar a cabo un evento deportivo de tanta magnitud como esta final.
“Todavía no hemos definido ninguna fecha. La Conmebol tiene que definir quién pasó a la final. Resuelto eso, hay situaciones que tenemos que ponderar, entre ellas la organización del G20. Luego, fijaremos la fecha con la Conmebol, teniendo en cuenta la seguridad del partido y de los vecinos del barrio. Ahí definiremos cuál es la fecha”, explicó Martín Ocampo, el ministro de Justicia y Seguridad porteño, en diálogo con TN.
Sobre las fechas propuestas por la Conmebol en caso de desestimar el pedido de Gremio, es decir, los miércoles 7 y 21 de noviembre a las 21:45, Ocampo se mostró reticente. “El próximo sábado puede ser una de las alternativas posibles, mejora la disposición. En los días de semana siempre tenemos muchas movilizaciones, y el personal es el mismo que se usa para los partidos de fútbol”, consideró.
Según explicó, la fecha límite para fijar partidos es el 27 de noviembre, ya que luego comenzarán a llegar las delegaciones del G20. Sino, ya en diciembre, se puede jugar a partir de los dos días posteriores a la cumbre, pero también se complica: dejando de lado el hecho de que habría una brecha demasiado grande entre partido y partido, durante ese mes también se juega el Mundial de Clubes y la Copa Argentina.
“Supongo que nos reuniremos cuando la Conmebol defina quiénes son los finalistas, y tomaremos alguna de las decisiones vinculadas a la seguridad. No decidimos cómo se organiza, eso lo hace la Conmebol”, sostuvo el ministro.
Además, advirtió: “El Ministerio no tiene la potestad para cambiar la fecha, pero sí para decidir si se hace con público o no por cuestiones de seguridad. La Conmebol, si quiere, lo hará sin público, pero no hagamos futurología”.
Copa Libertadores 2018: el Gobierno pedirá posponer la segunda final si es un Boca-River

La disputa de la copa se puede consumar a pocos días del G20. El manejo de las dos hinchadas es otro de los problemas.

El director de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos, Guillermo Madero adelantó que de concretarse una final la final de Copa Libertadoresentre River y Boca es posible que se modifiquen las fechas y que haya restricciones de público.
El funcionario nacional afirmó en radio Rivadavia que, en caso de que 'Millonarios' y 'Xeneizes' se enfrente en la final, es probable que el encuentro de vuelta cambie de fecha debido a su cercanía con la cumbre del G20.
El primer partido de la final está agendado para el 7 de noviembre, mientras que el segundo tiene fecha para el 28, apenas dos días antes del comienzo de la reunión de mandatarios en Buenos Aires. De esa forma, el cotejo que se disputaría en el Monumental sería reprogramado al 5 de diciembre.
Asimismo, Madero anticipó que pese a que la Libertadores lo permite, no habría público visitante en ambos juegos.
Gremio reclamará los puntos ante a Conmebol por Gallardo

El club brasileño confirmó que pedirá la clasificación a la final porque el "Muñeco" ingresó al vestuario Millonario a pesar de la sanción.

El vicepresidente del fútbol de Gremio, Duda Kroeff, adelantó que el club brasileño reclamará ante la Conmebol los puntos de la semifinal ante Riverpor una violación del reglamento que cometió el entrenador Marcelo Gallardo.
En medio de la algarabía del 'Millonario' por la remontada histórica, las imágenes de Gallardo ingresando al vestuario en el entretiempo provocaron cierta preocupación en el entorno del club argentino por una posible ampliación de la pena contra el DT, sin embargo, nadie imaginó que la rebeldía del 'Muñeco' podría costarle la final: Gremio reclamará la victoria y la clasificación.
"Se violó un reglamento y haremos una protesta formal ante la Conmebol", le aseguró Kroeff a Toda Pasión.
Y resaltó: "Hasta anoche creíamos que no podíamos hacerlo, pero ahora sabemos que sí. Durante la mañana se reunirá nuestro departamento legal para presentar la protesta en la Conmebol. Vamos a protestar el partido".
Además, Kroeff señaló que en Gremio están "muy enojados con lo que sucedió" y que saben que "a la Conmebol también le molestó mucho".
El Real Madrid despide a Lopetegui y Solari es el entrenador “provisional”

El club prescinde del técnico, que deja al equipo blanco noveno en la Liga y ha sufrido dos rescisiones de contrato en menos de cinco meses

Julen Lopetegui se convirtió este lunes en el entrenador más rápidamente despedido de la historia del Real Madrid. El club oficializó la decisión mediante un comunicado, este lunes, tras una junta directiva de crisis celebrada sobre las ocho de la tarde en el Bernabéu, en un acto cerrado y sin que se admitieran preguntas de los medios de comunicación. Un día después de que el equipo disputara su quinto partido sucesivo de Liga sin ganar, trance que coincidió con un 5-1 en el Camp Nou. Culminación de la carrera más breve y desventurada que se registra en la caseta de La Castellana. En el mismo acto se comunicó la designación de Santiago Solari, de 42 años, técnico del Castilla, como entrenador “provisional” del primer equipo. El reglamento federativo contempla que no puede ser interino más de 14 días.
La escueta nota de cinco párrafos que emitió el Madrid contuvo pocas explicaciones. Las líneas más argumentativas fueron: “La junta directiva entiende que existe una gran desproporción entre la calidad de la plantilla del Madrid, que cuenta con ocho jugadores nominados al próximo Balón de Oro, algo sin precedentes en la historia del club, y los resultados obtenidos hasta la fecha”.
El trámite burocrático puso fin a cuatro meses que conmovieron al fútbol español. Repentinamente nombrado entrenador del Madrid el 12 de junio, cuando se disponía a dirigir a la selección española en el Mundial, y despedido por la federación con carácter inmediato el 13, Lopetegui abandonó Rusia y se presentó en el Bernabéu el 14. Llorando, evocó a su madre fallecida, y se declaró desolado y feliz a un tiempo mientras tomaba posesión del cargo que le ofrecían en medio de uno de los conflictos más traumáticos que ha atravesado el deporte nacional.
Cuatro meses y medio después, el presidente Florentino Pérez informó a su junta directiva de la decisión de rescindir su contrato. El hachazo puede justificarse con datos de una pobreza inaudita. El Madrid atraviesa la crisis de resultados más grave desde 2009. Marcha noveno en la Liga, con 14 puntos, a siete del líder, el Barça. Más cerca del descenso que de la cabeza de la tabla.
Solo cuatro entrenadores en la historia del Madrid perdieron más de tres partidos de los primeros 10 que dirigieron. José Quirante Pineda perdió cinco en la temporada 29-30; Lippo Hetzka perdió cuatro en la 30-31; y Alexander Keeping perdió cuatro en la 50-51. Más de medio siglo después, Lopetegui pasará a la historia como el primer sucesor de esta saga de desventurados en la era moderna, la que coincide con el periodo de grandeza del club.
Lopetegui es el 12º entrenador que deja el club bajo el mandato de Florentino Pérez. Le precedieron Del Bosque, Queiroz, Camacho, García Remón, Luxemburgo, López Caro, Pellegrini, Mourinho, Ancelotti, Benítez y Zidane. Ninguno, sin embargo, disfrutó de mayor paciencia institucional frente a los malos resultados. Lopetegui dirigió 14 partidos oficiales, ganó seis, perdió seis y empató dos con un balance único de 21 goles a favor y 20 en contra. Una proporción insólita por sombría. Solo José Antonio Camacho ocupó el banquillo menos veces. Camacho dirigió seis partidos en la temporada 2004-05, ganó cuatro y perdió dos, pero no lo echaron. Dimitió, harto de una organización cuyo funcionamiento no aprobaba.
La dilación precede la gestión de Florentino Pérez. El presidente decidió despedir a Lopetegui el 2 de octubre, tras el partido de Champions que perdió el Madrid con el CSKA en Moscú (1-0). Ha transcurrido un mes sin que el club concrete el sucesor. El nombramiento de Solari como interino revela la existencia de un vacío que el club no sabe cómo llenar. Hasta este fin de semana, los primeros nombres en la lista del presidente eran José Mourinho, con contrato en vigor con el United, y Antonio Conte, con quien el club negoció en las últimas horas sin alcanzar un acuerdo.
Aseguran en el palco que a Florentino Pérez le preocupaba exponerse a la crítica pública si despedía a un técnico tan aparentemente poco experto para dirigir al Madrid, después de que, para ficharlo, descabezara a la selección de España a tres días del debut de un Mundial que afrontaba como favorita y que perdió miserablemente. Todo el proceso adquiría la apariencia de una chapuza a la luz de la destitución prematura. Como dijo un funcionario del Bernabéu: “Si Lopetegui se hubiera llamado Klopp le habrían echado antes”.
Por la crisis y a pedido del FMI, Argentina renuncia a ser sede del Mundial 2030

Nuestro país había presentado su postulación junto a Uruguay y Paraguay. Pero el costo de realizar la competencia generó la decisión de bajarse de la idea.

Hace tan solo cuatro meses, Argentina presentó formalmente su candidatura tripartita, junto a Uruguay y Paraguay, para organizar el Mundial 2030 de fútbol. Sin embargo, el agravamiento de la crisis económica y la influencia cada vez mayor del FMI generaron que el gobierno de Mauricio Macri desista de la iniciativa.
Así lo reveló el portal Doble Amarilla, que reveló que no habrá un anuncio oficial de la baja de la candidatur, pero "esa idea no corre más", según le revelaron de la Casa Rosada. La iniciativa se enmarcaba en la idea de traer el Mundial a Sudamérica cuando se cumplan 100 años de la primera Copa, precisamente en Uruguay.
Argentina desistió de ser sede del Mundial por la profunda crisis económica y el ajuste que lleva adelante el Gobierno por acuerdo con el FMI. Precisamente, dentro del acuerdo con el organismo está el de no organizar ningún megaevento que implique mayores gastos.
Sucede que Argentina iba a ser la sede principal, con la mayor cantidad de partidos a disputarse en territorio nacional. Para eso, debía invertir en infraestructura necesaria para logística, estadios y poder albergar a los miles de hinchas que vendrían de todo el Mundo, algo que el Gobierno hoy no está dispuesto a hacer.
Estas restricciones pusieron en el congelador otra idea que empezaba a aflorar: la candidatura de Buenos Aires como sede de los JJ.OO. 2032. Algo que iba a anunciarse tras los Juegos de la Juventud y que no podrá ser.
Hoy se cumplen 25 años del regreso de Maradona al fútbol argentino

Un 10 de octubre como hoy pero de 1993, Diego regresaba al fútbol nacional luego de su exitoso paso por Europa y del campeonato de México ´86. Debutaba en Newell´s ante Independiente en Avellaneda, en un estadio colmado.

Era un domingo de sol en Avellaneda: el astro rey dio el presente para recibir al astro máximo del deporte rey. Diego Armando Maradona regresaba al fútbol local después de casi 9 años en los que pasó de todo en la vida de “el 10”. Consagrado en Europa tras un buen paso por el Barcelona y una era inolvidable en el Napoli –donde se transformó en ídolo y prácticamente deidad-, con una copa del mundo en su haber vistiendo la celeste y blanca. Pero también con escándalos, suspensión por dóping, regreso a los tumbos, incidentes con periodistas y una escala poco rescatable en el fútbol español.
Diego venía del Sevilla, de donde se fue de arrebato, peleado con su hasta entonces amigo Carlos Salvador Bilardo. Nunca llegó a estar en su esplendor en el club andaluz y para colmo de males sufrió una lesión en la rodilla que lo tuvo a maltraer. Por eso Bilardo, tras intentos desesperados de hacerlo jugar infiltrado con incontable cantidad de antiinflamatorios inyectables, prefirió hacer un cambio por Monchu en el partido ante el Burgos que significó la despedida inesperada de Diego, insultos y portazo mediante.
En la cabeza de Diego habrá sonado el tango “Volver”; y si no fue así, este capítulo debería llevar esa banda de sonido en la voz de Carlitos Gardel. Se puso en campaña para retornar al fútbol argentino. Hubo sondeos de San Lorenzo, donde jugaba su amigo Ruggeri, posibilidades concretas de la vuelta a Argentinos Juniors y a La Paternal (lugar en el que quizás el fútbol y Diego llegaron a ser más felices que nunca). Pero fue el Newell´s dirigido por Jorge Solari el club que quiso sumarle otro ídolo a su larga lista de cracks.
Luego de un debut en Rosario en un amistoso ante Emelec de Ecuador, que la lepra ganó por 1 a 0 con gol de pierna derecha de Diego, llegaba el debut oficial por el campeonato de Primera División, la 5ta. fecha del Apertura ´93.
Quienes asistieron a ese partido, entre quienes se encontraba este cronista, recuerdan a la vieja Doble Visera de cemento (cancha de los Rojos de Avellaneda) repleta como pocas veces. Como si se tratara de una final de copa. No cabía “un alma”. Miles de personas se asociaron a Independiente por el sólo hecho de asegurarse un lugar para ver al “10”. Además de esa mayoría de socios, se agotaron 25 mil entradas.
En ese marco imponente, Maradona estaba radiante, en buena forma física y de gran semblante. Era una vuelta como él y el fútbol argentino merecían. Antes de comenzar el encuentro, Diego declaraba a la televisión: “Me dieron ganas de llorar, vine a saludar a la gente de Independiente. Yo estuve en esa hinchada. Me dura la emoción, los quiero mucho a los hinchas de Independiente. Yo viví esa época… (se agita) de Bochini, de Bertoni, del “Chivo” Pavoni… La verdad que es demasiado, les agradezco con el alma”.
Y aunque aquel Newell´s errático perdió el partido (terminó en el puesto 15 de ese campeonato), fueron un partidazo y una tarde inolvidables. El Rojo -vistiendo una casaca blanca- ganó 3 a 1, con 3 goles de Alfaro Moreno (en esa época en la que se decía “triplete” y no “hat trick” como marca la actual jerga de videojuegos) y una actuación descollante del arquero Luis Alberto Islas. Junto a su actual socio en el Dorados de Sinaloa dieron uno de los mejores momentos de espectáculo: un remate al arco de rabona de “D10s” que al arquero tapó como “todo lo que le tiran”, según coreaba la hinchada.
Pasó un cuarto de siglo. Eran otros tiempos, otro fútbol. Pero el mismo Maradona, contradictorio, caprichoso y polémico a veces, genial y adorable en otros. Como en aquella tarde de octubre, hace 25 años, que atesoramos en nuestra mente entre los recuerdos más queridos para quienes pudimos ser testigos.


Champions League: Todos los resultados de la segunda fecha del torneo de la UEFA

Se disputó la segunda fecha de la Champions League 2018-19. En esta nota podrás conocer los resultados de la segunda fecha del torneo de la UEFA.

Champions League 2018-19 : Revisa los resultados del torneo de la UEFA
CSKA Moscú dio la sorpresa al derrotar por 1-0 a Real Madrid de local. Mientras que Paulo Dybala fue la figura de la jornada al marcar 3 goles con Juventus.
Barcelona superó a Tottenham, PSG goleó a Estrella Roja y Liverpool perdió ante Napoli. Aquí los resultados de la fecha 2 del Champions League:
_PSG 6-1 Estrella Roja
_Lokomotiv Moscú 0-1 Schalke
_Atlético Madrid 3-1 Brujas
_Borussia Dortmund 3-0 AS Mónaco
_ PSV 1-2 Inter de Milán
_Napoli 1-0 Liverpool
_Porto 1-0 Galatasaray
_Hoffeinheim 1-2 Manchester City  
_Juventus 3-0 Young Boys
_Bayern Munich 1-1 Ajax
_AEK Atenas 2-3 Benfica
_Lyon 2-2 Shakthtar Donestsk
_CSKA Moscú 1-0 Real Madrid
_Roma 5-0 Viktoria Pilsen
_Manchester United 0-0 Valencia
_Tottenham 2-4 Barcelona
Tottenham vs Barcelona 2-4 All Goals & Highlights 03/10/2018
Bale, la esencia del Madrid de Lopetegui

El Real Madrid busca reponerse este fin de semana de la derrota en Moscú y pone a la mala racha que ya se extiende por tercer partido consecutivo. Lo que empezó con el 3-0 en el Sánchez Pizjuán, ha llegado hasta Europa con el pinchazo contra el CSKA, pasando por el derbi. Un dolor de cabeza del que quiere deshacerse cuanto antes Lopetegui, al tiempo que el equipo se mantiene co-líder en Liga, mientras que en Champions no tienen ni que saltar las alarmas.
El Alavés será el próximo rival del Madrid. Los de Lopetegui tienen que reaccionar en Mendizorroza y para ello podrán contar con Gareth Bale. El galés se espera que regrese a los entrenos este jueves. Lo hace tras dar el susto en el derbi. Tuvo que quedarse en el banquillo durante el descanso y todos se temían lo peor. La amenaza de una lesión de la estrella del equipo sobrevolaba los cielos de Madrid, pero este lunes se escuchó un suspiro de alivio desde el club. "No tiene nada" era la explicación después de que a Bale se le hiciera una resonancia para conocer sus problemas.
Lo que pierde el Madrid sin Bale
Parecía que el Real Madrid perdería durante un tiempo a Bale, pero al final solo faltó durante la segunda parte del derbi y frente al CSKA. Pese a ser un espacio de tiempo muy breve, se le echó de menos. No hay duda de que la figura de Bale está siendo determinante este curso y sin él, el Madrid no fue capaz de marcar un gol ni al Atleti ni a los rusos y no es casualidad.
Bale, entre los partidos que se ha perdido (Espanyol y CSKA) y las veces que ha sido sustituido, se ha perdido 283 minutos del total disputado por el equipo. En ese tiempo, las cosas no le han ido bien al Madrid que solo ha marcado dos goles sin el galés. Un gol cada 141' es el balance blanco sin el '11'. La Bale-dependencia se ha instaurado en el equipo y es que no cabe duda que es el jugador que ha tomado los galones sobre el campo de Cristiano Ronaldo tras su salida.
Con Bale las cosas van mucho mejor. El Madrid gana y marca con él y así lo reflejan los datos. Bale ha jugado un total de 652 minutos en este comiendo de temporada y el equipo ha marcado hasta 15 en ese transcurso de tiempo. Unos números que se trasforman en un gol cada 43,4 minutos, una media de casi 100' inferior a lo que se convierte en gol sin él. No es casualidad y es que Bale es el jugador de Lopetegui que ha participado en más acciones de gol. Suma cuatro goles y tres asistencias.
Bale brilló hasta contra el Sevilla
Bale está en un estado de  forma espectacular que afortunadamente no se verá interrumpido por una temida lesión. Antes de descansar contra el Espanyol, jugó hasta ocho partidos consecutivos, entre el Real Madrid y Gales, en un mes. Incluso contra el Sevilla, el peor partido hasta ahora del Madrid de toda la temporada, Bale destacó siendo la única fuente de peligro. Con él, hasta parecía posible que los blancos hicieran algo en el Sánchez Pizjuán.
Su figura es fundamental y está cumpliendo en su rol de líder que se le encomendó cuando Cristiano abandonó el barco. Tras cinco años a su lado, ahora le toca tirar del carro a él y no le está costando. El Madrid echa mucho de menos cuando no está, tal y como sucedía con Cristiano, pero el Expreso de Cardiff tiene cuerda para rato y, por el momento, no hay nada que le frene en la temporada más importante de su carrera.
Champions League:  Todos los resultados de la primera fecha del torneo de la UEFA

Champions League: Se disputó la primera fecha de una nueva edición de la Liga Campeones , el torneo más importante de clubes del mundo. En esta nota podrás conocer todos los resultados.
Barcelona no se hizo problemas y goleó 4-0 a PSV con triplete de Lionel Messi por el Grupo B. Mientra que en otros resultados importantes, Liverpool derrotó 3-2 a PSG con gol en el último minuto de Roberto Firmino.
Por su parte, Real Madrid no extraño a Cristiano Ronaldo y venció 3-0 a la Roma. Justamente, CR7 fue expulsado en el triunfo 2-0 de Juventus sobre Valencia.
Los resultados de la primera fecha de la Champions League:
​_Ajax 3-0 AEK Atenas
_Shakhtar 2-2 Hoffenheim
_Benfica 0-2 Bayern Munich
_Manchester City 1-2 Lyon
_Real Madrid 3-0 Roma
_Viktoria Plzen 2-2 CSKA Moscú
_Young Boys 0-3 Manchester United
_Barcelona 4-0 PSV  
_Inter de Milán 2-2 Tottenham
_Liverpool 3-2 PSG  
_Galatasaray 3-0 Lokomotiv
_Mónaco 1-2 Atlético Madrid
_Brujas 0-1 Borussia Dortmund
_Estrella Roja 0-0 Napoli
_Schalke 04 1-1 Porto
_Valencia 0-2 Juventus
¡Cristiano Ronaldo expulsado! El portugués vio la tarjeta roja a los 28' del primer tiempo por agredir al colombiano Murillo en el Juventus vs Valencia por Champions League.
Cristiano Ronaldo estuvo discutiendo con Murillo hasta que el jugador de Juventus le tiró un manazo en el rostro del colombiano por la Champions League.
El árbitro del Juventus vs Valencia requirió la ayuda de su asistente, quien le dijo que Cristiano Ronaldo agredió al colombiano Murillo.
Sin dudarlo, el juez central expulsó a Cristiano Ronaldo que comenzó a llorar de rabia ante la expulsión en el Juventus vs Valencia por la Champions League.
La ira de Bale

En realidad nada de lo que le ha contado Gareth Bale al Daily Mail es demasiado escandaloso cuando se leen las respuestas completas. Pero qué sería de nosotros si nos pusiéramos ahora a respetar el contexto. Solo de imaginar un mundo en el que las tertulias de fútbol estuvieran presididas por el juicio ponderado y la mayéutica socrática nos entran escalofríos. Lo cierto es que Bale ha confesado sentimientos de lo más comprensibles. Ha declarado una mayor sintonía con Lopetegui, que le habla en inglés y le pone de titular, respecto de Zidane, con quien jugaba menos y hablaba aproximadamente en indio. Ha venido a explicar que Cristiano es un gran jugador, pero que precisamente por serlo condicionaba el juego obligando a volcar sobre él la atención que ahora se reparte coralmente por toda la línea de ataque. Ha reconocido que decidió marcharse pero que hoy está en el mejor club del mundo y quiere seguir ganando títulos. Cada una de estas declaraciones, convenientemente despiezadas en titulares estancos, puede sostener lo mismo un cabreo bíblico que una alegría franciscana. Pero lo más interesante de todo lo que dice es que la ira por la suplencia le preparó para el gol de Kiev. Del mismo modo que un populista politiza el dolor -normalmente el de los demás- para construir un liderazgo, el galés explotó su frustración para reivindicarse en cuanto Cristiano dejó el trono vacante. A Bale lo hemos escrutado física y psicológicamente: hemos deplorado sus fibras de cristal y hemos alegado el tópico del desarraigo británico para explicar sus raptos de melancolía. Todo eso mientras ganaba cuatro Copas de Europa. Pero quizá no hemos incidido lo suficiente en el vínculo entre bienestar físico y mental, entre anatomía y felicidad. Un vínculo que funciona en dos direcciones: Bale somatiza la rabia para marcar golazos pero también la confianza le motiva. Incluso cuando no marca o el equipo no gana, su intervención resulta determinante, como ocurrió en Tallín con el primoroso centro a Benzema o en San Mamés con la asistencia a Isco para el empate.Bale es un jugador indescifrable sobre el campo, pero cuando habla se le entiende todo.
Utilización de los contenidos citando la fuente.
contador de visitas gratis para blog
Nuestras Visitas
Defendé tu derecho a estar informado
Colaborá con Patria Moreira
Regreso al contenido | Regreso al menu principal